Gestión del tiempo

Sí o sí, los indicadores predictivos son la clave

Por

Al ver esta imagen delante de mi esta mañana reflexióne sobre la importancia de los indicadores predictivos en nuestra vida profesional. Salí de noche, entre las 5:30 y las 7:30, a rodar en bici antes de comenzar el día. Hacer deporte es una de las mejores formas de empezar una jornada, por muy dura que sea a veces.

Como puedes comprobar es lo que veo cuando voy subido a mi bicicleta ¡Además del paisaje claro! Como puedes ver son elementos clave para saber cómo estoy haciendo la ruta: pulsaciones, franja cardiaca, velocidades medias, ascenso, tiempo invertido, etcétera. La tecnología ha venido para quedarse, también en la bici.

Lo cierto es que ver esta imagen esta mañana me hizo pensar sobre la mejora, y sobre cómo podría mejorar yo en el deporte si no tuviera ni tan sólo un indicador. Disfrutar disfrutaría mucho, pero no mejoraría ¡Lo que nos hace mejorar son todos esos números!

En tu vida profesional ocurre exactamente lo mismo, sin indicadores no hay éxito. Especialmente en tu vida profesional, el éxito depende del cumplimiento de esos indicadores.

PERO ¿QUÉ SON LOS INDICADORES PREDICTIVOS?

Te lo explicaré con un ejemplo. A buen seguro que has perdido peso alguna vez (o lo has intentado, jeje). Si te has subido a la báscula cada Lunes, entonces has podido ver cómo era tu peso en ese momento dado. Esto no es un indicador predictivo, digamos que es «a toro pasado» es una medida presente que te indica lo que has hecho la semana pasada. Si no te has cuidado mucho, tu peso habrá subido, y si has comido correctamente según las recomendaciones de tu nutricionista (¡y hecho deporte!) es posible que hayas bajado de peso.

Los indicadores predictivos son la suma de las pequeñas cosas que haces para lograr un objetivo. Siguiendo con el ejemplo de perder peso podrían ser: «Tomar una pieza de fruta como almuerzo o merienda, y nada más», «Cenar un pequeño plato cada noche, excepto los fines de semana», «No picar nada entre horas», «Hacer deporte tres días por semana durante una hora»

Si cumples con esos indicadores, seguramente te irá bien con tu objetivo. Se llaman predictivos porque predicen el éxito para lograr algo.

Nuestra vida está llena de indicadores predictivos, aunque no nos demos cuenta. De hecho no les prestamos atención, ninguna atención. Se demuestra en múltiples áreas de tu vida. Pero tu vida profesional está repleta, y lo hecho en falta en muchas empresas. No son conscientes de que para llegar a su objetivo necesitan de este cumplimiento, y además esto se puede medir.

Medir el éxito cuando ya no podemos hacer nada por conseguirlo es inutil. Lo que hay que medir es si estamos haciendo lo correcto para tener éxito.

Generalmente nos fijamos en el resultado «lo he conseguido» o «Uf… no lo he conseguido», pero no tanto en el proceso que seguimos para lograr el resultado.

El proceso de mejora está lleno de indicadores predictivos, de pequeñas cosas que tenemos que hacer repetidas veces para lograr nuestra meta.

Otro ejemplo cotidiano: No sé si habrás pensado en tu pensión de jubilación, pero muchas personas (la mayoría) viven como si fuera a llegar ese momento y fueran a tener ahorrada una cantidad considerable. Sin embargo, esto no es así. ¿Cuál sería un indicador predictivo que podría asegurar el éxito?

Algo tan sencillo como ahorrar metódicamente, una cantidad fija cada mes. Como ejemplo, si ahorras 5€ al día durante los próximos 30 años y los inviertes bien (mis amigos de Banco Mediolanum saben mucho de esto), tendrás 127.000€ cuando te jubiles. Pero esto lo desconoce la mayoría de las personas, y quieren:

  • Jubilarse con una pensión decente si hacer nada por ello cada día, semana y mes de su vida.
  • Mejorar su salud sin mover un dedo, tan sólo pesándose de vez en cuando.
  • Mejorar su relación de pareja sin hacer demasiado por ello. Por ejemplo un indicador que yo manejo en este aspecto es la cantidad de viajes y comidas o cenas con mi mujer a solas. Parece una tontería, pero la llegada de los hijos puede hacer que pierdas de vista la necesidad de intimidad en tu relación de pareja, quizás te haya ocurrido.
  • Muchas empresas mejorar sus ventas y resultados sin hacer lo que hay que hacer…

En el terreno profesional esto es más que necesario. La industria habitualmente basa su éxito en indicadores predictivos. Estos días estuve con gerentes de Ford en una formación de productividad y hablamos sobre ello, y coincidimos en la importancia de cumplir con esos «pequeños detalles» que lo son todo.

Las pequeñas victorias lo son todo, una escalera se sube a pequeños pasos, el camino más largo comienza dando ahora un paso, y luego otro ¡Pero la mayoría de personas lo desconoce!

¿CÓMO LLEVARLO A LA PRÁCTICA?

La mejor forma que conozco de llevar a la práctica esta forma de mejorar, es mediante una hoja de excel y una revisión semanal de si estás cumpliendo o no con tus indicadores predictivos.

  • ¿Es importante llamar a 5 nuevos clientes cada día? entonces tendrá que ir en tu hoja excel.
  • ¿Es importante hablar un one to one con cada persona de mi equipo una vez por semana? entonces tendrá que ir en tu hoja excel.

Yo manejo una hoja excel con todos los indicadores predictivos de mi trabajo y de mi vida. Existen cuestiones tan tangibles como número de oportunidades comerciales abiertas cada semana, y también otras como por ejemplo «5 días de deporte a la semana», «5 cenas muy saludables», «cumplir con el plan de Social Media» y tantos otros.

Aquí una versión reducida, sin datos por motivos de confidencialidad, a modo de ejemplo:

Lo cierto es que, llegada esta época del año, la semana 39, cuando miro mi hoja excel, está llena de numeritos y de indicadores predictivos que he cumplido para llegar al día de hoy. Es evidente que podría no haberlos cumplido ¡para qué tanta presión y numeritos! pero tampoco habría mejorado.

Por eso me parece tan importante que seamos más fieles a los indicadores, porque es la diferencia entre salir a «pasear en bici» o mejorar mi técnica, fuerza, potencia, y capacidad de resistencia física y mental, mientras monto en bici. No es lo mismo.

Esto le ocurre a muchas empresas y profesionales, quieren jugar en la Champions, pero no están dispuestas a darlo todo, no están preparadas para cumplir con planes ambiciosos de mejora, no están comprometidas con su plan y por lo tanto se autosabotean un día sí y otro también.

¿Quieres mejorar? cumple con lo que has dicho que vas a hacer, todos los días, y la mejora vendrá sola.

Ahora ha llegado tu turno, es momento de ponerte manos a la obra:

  1. Diseña los indicadores predictivos para cada uno de los objetivos que quieres lograr.
  2. Diseña tu hoja de tracking semanal para medir los avances.
  3. Cumple, como si no hubiera un mañana, con el plan que has diseñado.

Si diriges una empresa o un equipo y quieres que te ayude a hacerlo, contacta y

Cómo última reflexión, de esto te hablaré otro día, también existen los indicadores destructivos, que son los que predicen el fracaso. Ya puedes imaginar a qué me refiero. Y tú ¿Qué tipo de indicadores tienes?

Nos vemos en la cima.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos