Crecimiento personal

Porqué nos cuesta tanto la adaptación al cambio

Por

Seguramente no serás el primero al que le cuesta la adaptación al cambio que se plantea en su vida o en su trabajo, esto es algo muy habitual en los seres humanos. Por lo general, todas las personas tenemos cierta animadversión a los cambios, nos negamos en muchas ocasiones a cambiar y a adaptarnos a nuevas situaciones en la que se nos requieren diferentes capacidades o cualidades…

La adaptación al cambio, forma parte de esos temas críticos del management (o la ciencia que estudia la gestión de empresas), como lo puedan ser también la motivación o el liderazgo, y por este motivo se han invertido cantidades muy importantes de dinero en saber qué nos ocurre a las personas cuando cambiamos y qué nos podría hacer la vida un poco más fácil en esos cambios.

Lo cierto es que se han descubierto algunas cosas que pueden ponerse en práctica con relativa facilidad, te explicaré algunas.

Mejorando tu adaptación al cambio

Tiene que ver con la actitud

Cambiar generalmente es una cuestión de actitud frente al cambio, más que de imposibilidad de cambiar. Todos podemos cambiar lo que hacemos, pero no todas las personas están tan abiertas al cambio como otras.

Lo cierto es que si ya de entrada estamos cerrados al cambio, es muy fácil que a medida que los cambios quieran entrar en nuestra vida les cerremos la puerta constantemente.

El problema el no adaptarnos a esos cambios pone en peligro a nuestra empresa o a nuestro trabajo en la misma.

Existen personas con una mayor apertura al cambio, con una mentalidad más positiva frente a ellos. Saben que en la mayor parte de las ocasiones, si salen de la zona de confort encontrarán algo bueno y positivo: aprendizajes, nuevas experiencias…

Tiene que ver con la estabilidad

Los seres humanos buscamos estabilidad, es decir, queremos que las cosas sean lo más sencillas y fáciles posibles. Es el motivo por el que tratamos de sentirnos seguros y de tener ciertas costumbres fijas y estables.

El cambio es de todo menos estabilidad, y por eso cuando tenemos que cambiar o nos sentimos obligados a hacerlo, sentimos un rechazo a este, porque el cambio nos invita a desestabilizarnos durante unos instantes (que pueden ser días, meses y a veces… años).

Tiene que ver con la identidad

Nos cuesta tanto cambiar porque pensamos que al cambiar estamos dejando de ser una parte de nosotros. Asociamos cambio a pérdida de identidad, creemos que nada volverá a ser igual.

Aunque el cambio que se nos plantea no tenga que ver demasiado con nuestra identidad, lo cierto es que todos hemos construido una identidad gracias a nuestro entorno y tareas actuales y dejar de hacerlas es percibido como dejar de ser quienes somos. En realidad no es así, en realidad comos los mismos cuando cambiamos, pero haciendo cosas distintas.

Tiene que ver con el miedo

Como cambiar da miedo, la solución en muchas ocasiones es el bloqueo. Por este motivo, lo fundamental cuando queremos adaptarnos mejor a los cambios es generar un sentimiento de confianza. Este sentimiento de confianza se puede crear de distintas formas, pero aquí van algunas de las cosas que puedes hacer para adaptarte mejor a los cambios:

  • Empieza creyendo que es posible. Empezar con una mente abierta frente al cambio siempre será de ayuda, sé curioso, investiga, piensa ¿y porqué no?
  • Acepta el cambio. Negar que estamos en constante evolución y cambio no hará sino que las cosas empeoren o estallen frente a ti en cualquier momento. En la vida todo cambia, todo. Aunque no lo quieras vas a ver infinidad de cambios a tu alrededor, desde que naces hasta que mueres tu entorno está cambiado y evolucionando. La clave no es negarlo, es adaptarse.
  • Empieza haciendo algo positivo. Quizás no seas el más fiel al cambio, y seguramente te dará algo de miedo cambiar (o de desgana), pero ¿qué te impide hacer algo?, ¿dar un pequeño paso?. Empezar a caminar aunque  sea un poco en la dirección adecuada hará que puedas ver que el cambio no es tan difícil como piensas ni tan negativo.
  • Empieza a creer en ti. Si no crees en ti no podrás cambiar, te quedarás estancado y no evolucionarás ni personal ni profesionalmente ¿Quién eres tú para creer que no podrás conseguirlo?, ¿crees en ti mismo?. Genera un sentimiento de autoconfianza, empieza a creer que es posible, y pronto verás como ya no hay vuelta a atrás.
  • Acepta que el camino será difícil. Querer cambiar y pensar que todo va a ser un camino de rosas es un error. Cambiar es difícil y cuesta bastante (mucho), esto hace que sea necesario que te prepares para ello, que saques a la luz tu mejor versión, que seas capaz de desempolvar tu mejor actitud, de dar un paso adelante y de brillar con esa luz propia que en tantas ocasiones te ha hecho triunfar.

Que tengas muchos cambios!

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


11 Comentarios

  1. Leí el artículo y solo puedo decir muchas gracias… me ayuda mucho y me conforta en estos momentos que he cambiado drásticamente mi vida personal y laboral en una ciudad distinta, que aunque es mi cuidad natal se me hace bastante difícil este cambio porque he vivido durante los ultimos años fuera acostumbrado a otras personas otro ambiete laboral, etc…. gracias

    Responder
  2. Luz Adriana Espíndola

    En este momento estoy leyendo su artículo y me ayudo mucho.
    Tengo que aceptar un cambio a mi vida que dará un giro de 360• Estoy por cambiarme de ciudad y me da mucho miedo el pensar que es lo que va a pasar y que voy hacer. Me cuesta mucho desprenderme de dónde viví toda mi vida y no sé cómo tomar esta situación. Veo todo lo negativo que puede pasar y no veo nada positivo en dónde voy a estar. 😭😭😭

    Responder
  3. Gracias Cesar por esa sensibilidad tan adecuada al trasladarnos estas acertadas observaciones sobre el conocomiento del comportamiento de las personas

    Responder
  4. Adolfo Solano Fernández

    El cambio de las cosas o status personal o laboral nos llena de miedo o incertidumbre y con frecuencia nos da miedo al porvenir, en donde suponemos que no sabremos que hacer ni como nos irá con dicho cambio. Sin embargo, no hay nada más sabio que cambiar es lo mejor que pudimos hacer, por tener otras visiones, otros objetivos y otras metas enriquecedoras y prometedoras de un nuevo futuro. Saludos a todos.

    Responder
  5. Ignacio

    Gracias por el artículo César, viene muy bien en esta época del año donde nos hacemos todos los propósitos de cambio.

    Un abrazo.

    Responder
  6. Muchas gracias por este articulo Cesar, gracias por tu motivacion al cambio. Saludos!

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad