Mi particular guía de meditación paso a paso

Publicado por

en Productividad y eficacia

Mi particular guía de meditación paso a paso

Desde hace un tiempo soy un fiel practicante de la meditación diaria, y en este artículo me gustaría transmitirte mi particular visión de la meditación, lo que te puede aportar, cómo practicarla, qué beneficios puedes obtener y otros tantos consejillos que te pueden ser de ayuda. Así que ahí va una guía de meditación, made in César Piqueras…

Sois unos cuantos los que me habéis preguntado por esta costumbre de meditar, y me habéis pedido que profundice un poco más en lo que hago. Ahí van algunos comentarios vuestros:

curso de meditacioncomo meditar

Bueno, pues como pedía un tal Vicente L., estaré encantado de dedicar este post a Noelia, no iba a ser menos. Vicente, me debes una, jeje

Guía de Meditación Paso a Paso by César Piqueras

Antes que nada quiero decir, que no estoy estableciendo ningún tipo de teoría, ni tan siquiera pretendo convencer a nadie. Voy a explicar mi método, el que a mi me acompaña cada día de mi vida. En la meditación se ha dicho de todo. Así que no quiero ofender a nadie, ni tampoco tirar por tierra lo que otros piensan sobre la meditación. “No vendo pan, sino levadura o fermento”, cómo diría Unamuno. Que cada uno se haga su propio pan.

Por cierto, ya te puedes descargar de forma gratuita 5 ebooks clickando aquí o sobre la imagen.

ebooks gratis

¿Que me aporta la meditación?

Uno no se puede poner a prácticar algo sin saber antes qué beneficios puede obtener, sería poco inteligente… Sin embargo, uno no debe de practicar meditación esperando algo, de esto hablaré enseguida. Los dos principales beneficios que podrías obtener si meditas son:

  • Mayor autoconciencia: De las dimensiones de la inteligencia emocional, las más difíciles de trabajar y sin embargo las más útiles y que mayores beneficios provocan a otras dimensiones son las Intrapersonales, es decir, aquellas que tienen que ver con tu autoconocimiento. La meditación te ayuda a conocerte mejor, a saber en qué momento te encuentas, a sentir tu cuerpo, percibir tu mente y poder alejarte de los árboles para ver el bosque.

Mediante la meditación aprendes a crear un espacio mayor de conciencia dentro de ti.

  • Mayor autocontrol: Al meditar simplemente te conviertes en un observador de ti mismo/a, por lo que consigues poner un filtro entre lo que ocurre en el entorno y tu respuesta. Este filtro es tu conciencia, que mira a quien eres, lo que haces y cómo respondes a lo que te pide la vida. Si incrementas tu capacidad de observarte mejorarás tu capacidad de controlarte, porque no actuarás por impulso, es decir que no sufrirás un secuestro amigdalino fácilmente (ver aquí el artículo que escribí sobre esto)

Derivados de estos dos principales beneficios puedes obtener muchos más como son los siguientes:

  • Mejor toma de decisiones. Cada decisión que tomes partirá de un lugar más auténtico, y por lo tanto será más acertada.
  • Mayor conciencia corporal. Y por lo tanto serás más capaz de notar cuando tu cuerpo no está en sintonía con tu vida.
  • Mayor intuición. Al mejorar la relación contigo mismo/a, mejorará tu capacidad de percibir señales del entorno, y por lo tanto tus “corazonadas” son más acertadas.
  • Mejor control del estrés
  • De todo esto deriva la mejora de tus relaciones interpersonales.

libro de meditacion

¿Con qué actitud tengo que meditar?

La actitud en la meditación es la clave, uno no se puede sentar a meditar esperando nada, todo lo contrario. Cuando meditas para conseguir algo, generalmente no lo consigues.

Es cómo la felicidad, cuanto más la quieres atrapar, más se te escapa. Luego vas en el metro mirando a la gente y ves como un niño sonrié a su madre y de repente, te sientes plenamente feliz.

Así que uno tiene que ir a meditar como quien va a hacer la compra, simplemente entra en el supermercado y compra. Es posible que en el supermercado conozca a la mujer o al hombre de su vida, pero no es lo que va buscando cuando va a comprar. Se entiende ¿verdad?

Puedo decir que he tenido dos momentos de plenitud en la meditación en varios años. Y esos momentos no han durado más de 3 o 4 segundos. Uno de ellos fue en un hotel en Alcalá de Henares, trabajaba ese día para una empresa y antes de comenzar el día y bajar a desayunar medité sobre la cama del hotel.

Conecté con una sensación que no había sentido hasta entonces, podría decir que era algo así como felicidad plena, falta de expectativas, sensación completa de seguridad y confianza, luz… (prometo que la noche anterior no había tomado nada)

Sin embargo, cada día que medito ¿pretendo vivir de nuevo un momento así? No. Me siento a meditar como el anciano que se sienta bajo un árbol a observar el paisaje, sólo que ese paisaje es mi propia mente, mi propio yo.

¿Cuando obtendrás los beneficios de la meditación?

Cuidado con esta pregunta, tiene trampa. Si has leído la respuesta anterior, debes saber que no hay que buscar nada. Simplemente sentarse a meditar, con el pleno convencimiento de que es beneficioso para ti, con fe. Esta palabra: “Fe”, se ha desdibujado con el énfasis de muchas religiones por hacernos adeptos. Sin embargo, la “Fe” nos habla de confianza. Uno debe tener fe para estar en pareja, para educar a sus hijos, para encontrar un empleo, la fe es convencimiento, es creencia firme en algo.

En el caso de la meditación, uno se sienta a meditar confiando en que esos minutos son beneficiosos para uno mismo.

Si yo ya soy religioso, ¿para qué quiero la meditación?

La meditación no excluye ningún tipo de corriente religiosa. En todas las religiones hay meditación. Existe la meditación cristiana incluso. La meditación no es oración. En la oración se supone que uno establece un diálogo con su Dios. En la meditación ese diálogo lo mantienes contigo mismo, aunque no es un diálogo, es más bien una observación de ti mismo, de tu propia mente.

Yo recomiendo meditar a cualquier practicante de cualquier religión, porque ¿si no eres capaz de hablar contigo mismo, cómo vas a poder dialogar con tu Dios?

¿Qué rutina puedo seguir?

Lo más importante para mi en la meditación ha sido la disciplina. En un momento en mi vida me di cuenta de que no serviría de nada meditar sino lo hacía todos los días, es decir, todos los días. Antes lo hacía de forma más anárquica, unos días sí y otros no dependiendo de mi estado de ánimo y del tiempo disponible.

Desde hace un tiempo lo hago esté dónde esté, a la hora que sea, y en compañía de quien sea. Cuando viajo con mi mujer, mientras Belén todavía duerme yo me voy al suelo de la habitación del hotel y me siento a meditar. Es mi rutina diaria. Igual que limpiarse los dientes tres veces al día, lo haces sí o sí César, no hay excusas.

Al principio puedes establecer un tiempo, hay apps que te ayudan a meditar con campanitas sonando cada cierto tiempo y en las que tu programas cuánto quieres estar meditando. En este post te digo alguna de ellas. Ahora en iPhone, de vez en cuando utilizo alguna otra como esta: Insight timer. Sólo las utilizo cuando no tengo todo el tiempo del mundo, y quiero estar 15 minutos de meditación exáctos.

app para la meditacion

El resto de los días simplemente me siento a meditar y dejo pasar el tiempo, suelen pasar unos diez o quince minutos habitualmente. Esta mañana desde las 7:17 hasta las 7:31.

La mejor hora para meditar es cuando la mente está más vacía y menos cansada, y eso suele ser a primera hora de la mañana. De esta forma también estableces cierta rutina sobre la hora exacta en la que meditar. Ya que si meditas por la tarde, es fácil que un día sí puedas y otro no. Pero despertarte 20 minutos antes para meditar, no lo puede impedir nadie.

Antes de meditar quizás decidas despertarte bien, hacer algunos estiramientos, lavarte la cara con agua fría, etc… La cuestión es que hay que estar despierto para hacer meditación. De lo contrario es fácil que la meditación se convierta en sueño.

Aquí tienes algunas estrategias que te ayudarán a mantener tu atención durante la meditación.

¿Cuál es la mejor postura?

La postura ideal es con la espalda erguida. A no ser que estés muy despierto no me tumbaría nunca. Yo me duermo a los dos minutos de tumbarme.

Lo ideal es una postura cómoda, en la que tus hombros se encuentren relajados, tus manos unos cuatro dedos por debajo de tu ombligo, reposando el dorso de la derecha sobre la izquierda. La espalda erguida. Los ojos cerrados o entrecerrados, si miraran hacia algún punto sería hacia un lugar en el suelo unos dos metros por delante de ti. Para muestra un botón:

postura de meditacion

Te preguntarás, ¿tengo que curzar las piernas así? La respuesta es no. La amable mujer de la foto anterior está sentada en la postura del Loto, pero también te puedes sentar en la postura de medio loto, que esa sí la podemos hacer la mayoría de los mortales. En caso de no poder hacerla tampoco, puedes probar simplemente a cruzar las piernas sin subir ninguna encima de la otra.

Esto es medio loto

postura del medio loto en meditacion

Esto es cruzar las piernas sencillamente

las piernas en la meditacion

Cuando uno no tiene la flexibilidad de una gacela, tiene que utilizar uno o dos cojines para sentarse y así poder estar cómodo en esa postura. Estos son los míos:

cojines de meditacion

Estos cojines u otro tipo de artilugios los puedes comprar en cualquier tienda especializada o en Amazon, técnicamente se llaman Zafu, como este. Y si así tampoco se te hace cómodo, hazlo sentado en una silla con la espalda erguida.

También hay quien abre las manos y las deja reposar cada una sobre una rodilla. Hay muchas corrientes de meditación y cada una te dirá cosas distintas. Lo ideal es que tú construyas la meditación.

Haz tú tu meditación. Cuidado con los que venden meditación, la mitad están más para allá que para aquí. Y muchos querrán adoctrinarte en que lo suyo es lo mejor. Estas personas no han entendido nada.

¿Porqué me cuesta tanto meditar?

Hasta aquí todo ha sonado muy bien, zen, relax, campanitas, relajación, observarte, ser consciente… pero sin embargo esto es sólo el principio. Porque lo complicado viene cuando te sientas a estar contigo mismo y observas la cantidad de voces, imágenes, pensamientos, sensaciones, sueño que viene a ti mientras meditas.

Es habitual, y normal, y tienes que aceptarlo como parte del proceso. Después de varios años meditando, no vas a detener todas esas voces, pensamientos, imágenes…

…sería algo así como querer parar un tren en marcha con un simple empujoncito, no lo conseguirás.

Lo único que puedes hacer es observar el tren, ver la velocidad que lleva, comprender mejor cómo está formado, cuál es su función. Quizás después de varios años meditando descubras un poquito mejor como funciona tu mente. Olvídate de lo que te cuentan sobre alcanzar la iluminación o levitar, tú y yo no estamos en eso.

Medita para comprenderte mejor, para ser más consciente de ti mismo, para desarrollar una mayor comprensión de ti que a la larga te permita caminar por la vida de forma más auténtica, mas pura.

lugar para meditar

Algunos días me sorprendo a mi mismo divagando por mundos imaginarios, yendo de aquí para allá durante varios minutos, escuchando a todos los personajes que tengo dentro de mi, y de vez en cuando vuelvo a mi y me digo “César, permanece presente” Entonces hago una respiración y vuelvo al sitio, a mi cojín, al silencio de mi casa, al amanecer que empieza, y con él, el canto de algún pájaro que entra por la ventana.

Esa es la clave de la meditación, no esperar nada. No critiques tu falta de presencia, de atención a ti mismo/a. Si lo hicieras, estarías de nuevo entrando en el bucle típico de la mente: “no eres adecuado”, “esto no es para ti”, “no sirves”, “no sabes…”. El ego se trata de apoderar de tu espacio para la meditación, y buscará cualquier rinconcito para entrar.

¿Qué escuelas de meditación me recomiendas?

Mi particular visión es que seas cauteloso con esto, te vas a encontrar de todo. He ido a varios cursos en algunos centros budistas (con todo el respeto) en los que he encontrado más adoctrinamiento, más rigidez en la meditación, más mente y poco cuerpo, más palabrería. Y en los que los mismos maestros no podían ser fieles a las palabras que decían. No se puede hablar del amor cuando se está criticando duramente a alguien.

Sin embargo, voy a hacer cuando pueda los 10 días de meditación Vipasana, que consisten en 10 días de silencio y meditación. Para ello debo acomodar mucho mi agenda. Puedes ver más info aquí.

Por otro lado, por experimentar y ser curioso no se pierde nada, por lo que no dudes en ir a los lugares, preguntar, informarte, y probar. Si se acomoda a lo que buscas genial, sino cambia de lugar.

guia para la meditacion

¿Es la solución a mis problemas?

No. No te servirá de mucho si luego no eres buena persona. La meditación te enfrenta a ti mismo/a, y cuando no te gusta lo que ves dejas de meditar. Así que antes que meditar piensa ¿Cómo podría ser yo mejor persona? Y luego empiezas a meditar.

Si tengo problemas emocionales, ¿la meditación me ayudará?

He visto gente muy pillada en algunos programas de meditación que con un par de sesiones de psicoterapia hubieran solucionado mejor sus problemas. Desde algunas escuelas se nos vende meditación como la mejor cura para todo (es algo así como lo de “mi niño es el más guapo”)  pero lo cierto es que hay soluciones de todo tipo para todo tipo de problemas.

No caigas en el error de que la meditación es la panacea. La meditación no es nada, es mejor verlo desde este punto de vista.

Para solucionar un conflicto con tus padres, pareja, hermanos, amigos, etc… visita a un buen terapeuta, coach u otra persona que te pueda ayudar desde otros enfoques. Y si quieres también, medita.

Es algo así como querer curar una gripe comiendo manzanas. Hombre, ayudar ayuda, pero tómate la medicación y todo te irá mejor.

meditar cada dia

Y ahora ¿que tengo que hacer?

Bueno, pues si quieres meditar, simplemente tienes que sentarte a meditar, sin hacer nada.

Y si quieres profundizar en este campo, te recomiendo dos lecturas:

  • La primera es el libro sobre meditación que personalmente más me ha ayudado a comprender lo que es y cómo funciona. Aquí lo tienes.
  • La segunda es el clásico “El Poder del Ahora” de Eckhart Tolle, que nos habla de la conciencia y de ese estado natural que todos tenemos, y que hemos perdido…

Y como no podía faltar en una guía de meditación, puedes comentar este post con cualquier aportación, crítica o experiencia de meditación que hayas tenido. También hacer preguntas, claro.

PD: Estoy diseñando un seminario de fin de semana para potenciar tu liderazgo personal, en el que habrá meditación, entre otras prácticas. Si me lo permite la agenda, en unos meses te podrás inscribir.

Que tengas un gran día.


19 Comentarios

  1. Hola Cesar! Conmigo ya tienes una suscripción para ese seminario de fin de semana!

    Responder
  2. PALOMA

    Ésta mañana he empezado a meditar, muchas gracias por animarme a hacerlo! me ha venido muy bien! hacia tanto tiempo que no respiraba…

    Responder
  3. Mª Jesús

    Gracias Cesar, voy a intentarlo para conseguirlo, por que si es así es muy posible que se convierta en el único espacio que pueda tener para mi sola.

    Responder
  4. Maria Salud

    Hola Cesar, practico desde hace mas de un año y la verdad cuando preguntan que beneficios me aporta no se que contestar, conectar conmigo misma me gusta. Graciasss

    Responder
  5. Montse Deborda

    Muchas gracias Cesar por tus comentarios y experiencias.
    Me parecen muy positivas. Intentare llevarlas a cabo.
    Por favor, ya nos informaras sobre el seminario.

    Responder
  6. Beatriz Guerra

    Ahora que ando con bastante tiempo libre me estoy poniendo al día con tus posts y qué grata sorpresa cuando veo que éste viene tras un comentario que te escribí y una petición que te hice. Sólo decirte GRACIAS!!! Y que sigas disfrutando de tus merecidas vacaciones 🙂

    Responder
  7. Siendo una practicamte de la meditación no entiendo cómo se puede recomendar alegremente “El poder del Ahora” de Tolle y me siento muy decepcionada porque me encanta lo que escribes. Ya sé que Tolle tiene muchos seguidores pero para alguien que intente pensar por sí mismo, y lo lea sin filtros, sus palabras lo que llevan es al más puro alienamiento y adocenamiento, al más puro conformismo vital, que niega la vida y la despoja de todo (“vivir como si se hubiera muerto”, que es lo que recomienda). Tolle dice que pensar se ha vuelto una enfermedad y que “afortunadamente” podemos despojarnos de nuestra mente. La meditación como aquietamiento, como una forma de vivir consciente, como refugio y como plataforma vital, potenciadora de lo que somos no como negación de lo humano. Hasta Buda dejó dicho: “Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos”.

    Responder
  8. 10 preguntas para César Piqueras - comerciofuerte.com

    […] paramos a limpiar nuestro disco duro, a plantearnos cómo estamos viviendo y cómo podemos vivir. Aquí tienes una guía completa para tus […]

    Responder

Deja tu comentario




*