Crecimiento personal

La tendencia de tu vida

Por

Al igual que en las empresas o en la bolsa hablamos de tendencias, en tu vida también hay una tendencia. Si tu vida fuera una acción cotizada en el IBEX podríamos decir que lleva una tendencia, alcista (va a mejor), o bajista (va a peor). Nuestras vidas no son sino líneas que suben o bajan…

¿Qué tendencia lleva tu vida?, ¿hacia dónde vas?… Hace tiempo mientras compartía un buen rato con un amigo acabé diciéndole “Tío, vas a peor”; era cierto, su vida estaba en tendencia bajista. Ahora de vez en cuándo es él quien me lo dice a mí. Y los dos nos reímos.

Pero lo cierto es que no podemos caer en el error de creer que nuestras vidas son estáticas, de que no están cambiando, aunque no lo percibamos. Ese es el problema, que normalmente no lo percibimos, nos lleva demasiado tiempo caer en la cuenta de si nuestra vida mejora o empeora, simplemente la vivimos. Pero recuerda que las cosas suben o bajan, nunca están estables.

El problema viene cuando después de algunos años sin darte cuenta tu vida ha pasado de ser buena a ser mediocre.

Llevado al terreno más fácil de entender y personal, podríamos hablar del peso de tu cuerpo como una tendencia: Puedes ir a más o a menos, mantenerte es difícil. La mejor forma de comprobarlo es pesarte todos los días, porque como te peses de uvas a peras, todos los pronósticos nos dicen que irás a más.

El sábado me pesé en la báscula de casa después de unos días fuera. En Sevilla no tenía este elemento tan necesario en el que poder medir mi peso. Pesaba 1kg más de lo normal (73-74kg). Esto, cuando pasas 8 días en una de las capitales del tapeo es bastante lógico… Mi límite está fijado en 74kg, así que ya me he puesto esta semana en modo comida 100% saludable para bajar ese kilito tan inocente, en la maleta de Tenerife, como siempre llevo mis zapatillas de running (aunque también es cierto que en Tenerife se come muy bien).

La cuestión es que si a ese kilillo no le prestara la atención suficiente, se podría convertir en dos y, así sucesivamente, tendría una tendencia al alza, y eso en el tema del peso corporal no mola nada.

La cuestión es que nuestras vidas llevan tendencias. Es importante tenerlo a la vista.

  • En el terreno de la pareja ¿vas a mejor o a peor?
  • En el terreno financiero ¿vas a mejor o a peor?
  • En el terreno de la diversión y el disfrute de la vida ¿Cómo vas?
  • En el terreno familiar ¿a mejor o a peor?
  • En el terreno profesional ¿qué tal?

Me parece fundamental fijarnos en las tendencias, ser más observadores de nosotros mismos para así poder detectar cuándo nuestras vidas no están yendo en la dirección adecuada.

Esto es algo que en las empresas hacemos muy a menudo, tenemos indicadores de todo tipo. Pero no en el terreno personal.

Cualquier empresa más o menos profesionalizada tiene un cuadro de mando en el que se indican las tendencias, es decir, si todo sigue igual cómo acabarán las cosas. Por ejemplo la satisfacción de cliente. Imagina que eres una empresa que mide este ratio tan interesante y que en el último periodo la satisfacción del cliente ha estado a 8 sobre 10, algo que no está nada mal. Sin embargo, en los últimos dos meses ha caído a 7,7 y parece que en la última lectura que has hecho del cuadro de mando, estáis cerca del 7,5… esto es una tendencia, y en este caso peligrosa. Pronto empezará a pasar factura a tu cuenta de resultados.

En tu vida pasa lo mismo. Si tu cuenta bancaria va a menos, te pasará factura. Si cada vez pasas menos tiempo con tu pareja, te pasará factura. Si pasas menos tiempo con tus hijos, te pasará factura. Es de cajón. Sólo que muchas veces no nos damos cuenta, pero tienes que saberlo…si no haces nada…Vas a peor.

Aunque a veces vas a mejor. Suele ser así cuando haces algo de esfuerzo porque así sea, cuando cambias algo, cuando tomas ese tipo de decisiones difíciles. Ya que el mundo es un lugar decreciente (me lo dijo un maestro budista), hay que hacer algo por contrarrestar esta tendencia.

Aquí te dejo con un pequeño resumen para que puedas cambiar la tendencia de tu vida:

  • En la vida todo son tendencias, vas a peor o vas a mejor.
  • Las tendencias ocurren sin que nos demos cuenta en el corto plazo, pero en el largo plazo es dónde se notan sus efectos.
  • Como el mundo es decreciente tienes que hacer un esfuerzo extra para darle la vuelta a esta tendencia y hacer de tu vida algo extraordinario.

La última pregunta que te quería hacer parece obvia, pero creo que tengo que hacerla ¿estás comprometido contigo mismo para cambiar?

Que tengas un gran día.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos