Gestión del tiempo

Estrés laboral. No mata la bala, mata la velocidad

Por

El estrés laboral ha venido para quedarse. Es un tema con el que estoy especialmente sensibilizado y sobre el que escribo a menudo. Me preocupa el exceso de velocidad, no tanto como el trabajo que día a día todos tenemos que hacer. Como bien decía una frase “No mata la bala, mata la velocidad de la bala”.

Me gustaría que todos nos cuestionásemos la velocidad a la que vivimos, el ritmo al que trabajamos y sobretodo el escaso tiempo de descanso y de reflexión del que disponemos. El acuciante estrés que vivimos en nuestros entornos laborales, fruto de la escasez de recursos y la alta competitividad, hace que la infelicidad aparezca en muchos profesionales, la insatisfacción laboral y como consecuéncia la desmotivación o el cambio de empleo.

Hemos creado una cultura empresarial fuertemente unida a valores extremadamente competitivos, altamente productivos, y muy poco humanos. Servimos con nuestros productos y servicios a los consumidores, pero no servimos mediante el trabajo que desempeñan a nuestros clientes más importantes, nuestros empleados.

“Desgraciadamente las ropas que vestimos han sido hechas en la India o en China, en una jornada de 14 horas retribuida con dos dólares”

Decimos cumplir aquello de la RSE, pero en realidad estamos a años luz de sentirnos responsables de todo lo que ocurre como consecuencia del exceso de velocidad y competitividad al que nos vemos sometidos. Pepe Mújica, presidente de Uruguay nos hacía una pregunta muy profunda en un discurso inolvidable (http://www.youtube.com/watch?v=tcADPhlribY)

“¿Es posible hablar de solidaridad y de que estamos todos juntos en una economía que está basada en la competencia despiadada?”…

Uno nunca sabe cómo se puede medir la felicidad, la meta de cualquier persona o sociedad. Raimon Panikkar decía que “La felicidad es inversamente proporcional a la aceleración” no podría estar más de acuerdo con él, cuanto más rápido quiero ir, más infeliz me siento. Será cuestión de bajar el ritmo.

¿Cómo de acelerada es tu vida?

¿A qué velocidad vives?

¿Dispones de suficiente tiempo para la reflexión?

Espero tus comentarios

Keep walking

 

Estrés laboral. No mata la bala, mata la velocidad
5 ([por]) 1 voto

, , , ,

4 Comentarios

  1. “El trabajo sin prisa es el mayor descanso para el organismo” Gregorio Marañón (1887-1960), médico y escritor.
    Enhorabuena por tu artículo, Cesar, y siguiendo con la estela de Nacho, permíteme recomendar el libro donde aparece la cita anterior: Más allá del estrés, de Tomás García Castro. Está plagado de citas, de relatos, de consejos… Una joya y además gratuito:

    masalladelestres(punto)blogspot(punto)com(punto)es/

    Imprescindible.

    Un saludo.

    Responder
  2. Nacho Cambralla

    Hola César.
    Hace unos pocos años me hicieron un gran regalo en forma de libro: “Elogio de la lentitud”. Al leerlo me tocó en algún rincón de mi interior que hizo “click”. A eso se sumó el recuerdo de mis viajes a paises tan dispares como Noruega o Marruecos, donde el ritmo de vida es otro.
    Me propuse, y poco a poco voy alcanzando logros, bajar mi ritmo, relativizar el tiempo, vivir más el presente, no estresarme por un semáforo en rojo o un imprevisto.
    Es un compromiso con uno mismo que merece la pena.

    Como adelanto del libro, puedes ver la charla TED de su autor, Carl Honoré:
    http://on.ted.com/dt8j

    Responder
    • César Piqueras

      Hola Nacho!
      gracias por añadirlo a los comentarios. Es un gran libro, también a mi me gustó mucho. Nos falta un poco de lentitud para poder vivir mejor (y seguramente obteniendo mejores resultados!)
      Un fuerte abrazo Nacho

      Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

*