Gestión del tiempo

Empezar la semana en positivo

Por

¡Buenos días! Empieza una nueva semana y con ella un montón de horas para seguir disfrutando de todo lo que nos rodea. Después de mi rutina diaria de cada mañana (Ejercicio + Meditación + Visualización + Desayuno pausado y tranquilo), empiezo a trabajar, son las 7:00am. Muchos nos hacemos una pregunta ¿Cómo será esta semana que empieza?… Sin caer en la cuenta de que al hacerlo estamos adoptando una posición pasiva. Hoy te invito a empezar la semana en positivo…

¿Cómo será esta semana? En realidad, tú tienes mucho que decir en esto. La semana es tuya, tú decides la actitud que quieres tener, el número de sonrisas que veremos en tus labios y el número de abrazos que darás a otras personas (recuerda que cada vez que das un abrazo recibes otro). No avanzaremos demasiado hasta que no reconozcamos que la actitud lo es todo.

Empieza en positivo

Es posible que tu agenda esté llena de cosas por hacer, es posible que incluso esta agenda esté llena de reuniones y otros temas que te pueden agotar hasta no dejar nada de ti, incluso que tengas que compartir parte de la semana con ese jefe o compañero de trabajo a quien no aguantas… Sí, todo eso es cierto. Pero eres tú quien decide cómo quiere vivirlo.

De alguna forma, antes de leer esto ya has decidido qué semana quieres tener, depende de ti, aunque no te hayas dado cuenta.

El viernes pasado estuve en Asturias, con un equipo de gente estupenda. Esta semana viajaré a Barcelona, tambíen trabajaré en Valencia y Alicante, como no. Noa y Belén me necesitan más que nunca y ahora hay que darlo todo y minimizar los viajes, así que sólo viajaré una noche. Lo que queda por delante hasta el sábado son unas 31 horas de formación y conferencias en distintos puntos de España, 3 sesiones de coaching a directivos, unas 12 horas de trabajo en oficina y unas 15 horas de desplazamientos, si lo sumo todo son unas 61 horas: Es decir, que desde ahora hasta el sábado a mediodía hay que darlo todo, profesional y personalmente… Bueno, esto no es nada nuevo…

A veces no caemos en la cuenta de que lo que marca la diferencia no es la carga que cada uno llevamos a nuestras espaldas, todo lo que hacemos o lo que hay por hacer. Lo que marca la diferencia es cómo transportamos dicha carga, con qué actitud lo hacemos.

No me importa trabajar de 7 a 21 todos estos días, lo que no me perdonaría es no disfrutarlo.

Mi trabajo no es una carga, es un lujo y todo un honor. Esta semana, como otras tantas, conoceré a unas 120 nuevas personas maravillosas, tendré la oportunidad de marcar una diferencia en sus vidas profesionales. Estos 6 días trabajaré con empresas como Inditex, FrankLyman, Jeanología, Propamsa y también con Avapace, a quienes tengo mucho cariño. Todo lo he elegido yo. Sería muy ingrato quejarme de un trabajo que he hecho a mi medida.

Sin embargo, me doy cuenta de que la queja en ocasiones se instala en nuestras vidas, nos despertamos por la mañana y decimos «Uff….». Nos permitimos despertarnos con sensación de hastío, con ganas casi de que nos llegue esa edad de la jubilación (que por cierto, te llegará mucho más tarde de lo que piensas).

Si casi toda tu vida la vas a pasar ocupado por tu trabajo ¿porqué no disfrutarlo? ¿Qué te lo impide?

En realidad, eres tú el/la protagonista de esta semana, eres la mejor persona para decidir cómo te quieres sentir:

  • ¿Cómo quieres que sean estos 5-6 días de trabajo?
  • ¿Con qué energía saldrás al mundo?
  • ¿Qué tipo de huella quieres dejar en los demás?
  • ¿Qué resultados quieres obtener?

No dejes que la vida te suceda, sé el protagonista de tu vida, intensamente. Por favor.

PD: A lo mejor piensas… «Ya César, pero…». Si no te gusta tu vida, puedes hacer algo por empezar a cambiarla. Quizás no la cambies hoy, pero si trazas un plan, en 3, 5 o 10 años puedes llegar a tener la vida que deseas. Aquí te dejo algunos consejos para trazar ese plan.

Que tengas un gran día

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos