Gestión empresarial

Del Currículum Vitae al Currículum Vital

Por

Uno de los errores más comunes de las consultoras de selección de personal y de los cazatalentos, es su costumbre de seleccionar perfiles profesionales poniendo demasiado énfasis en el tradicional Currículum Vitae. Hoy me gustaría proponerte un cambio que quizás nos pueda ayudar: El currículum vital. No creas que voy a sentar cátedra, nunca lo hago, ni lo pretendo. Cuando uno tiene un blog de autor se permite estas cosas. Luego, con esas ideas, tú puedes hacer algo, desarrollarlas, copiarlas,  investigar más a fondo o tirarlas a la papelera.

Sigo en Quito, ahora son las 20:25 del martes. Tengo un poco de mal de altura, es lo que tiene una ciudad a unos 2.800mts sobre el nivel del mar. Después de mi primera clase de spinning, he cenado fruta y me iré a la cama en menos de lo que canta un gallo. En las dos últimas noches he dormido muy poco, ahora ya me toca recuperar todo ese sueño.

El currículum vital

Las personas vivimos muchas experiencias a lo largo de la vida, todas ellas nos marcan y crean un carácter. Con nuestro carácter vamos a trabajar cada día, y también con otras características propias de los seres humanos:

  • Nuestros deseos más profundos.
  • Nuestros proyectos de vida.
  • Nuestra forma de relacionarnos con los demás.
  • Las cicatrices que quedaron en nosotros.

Generalmente no conocemos a alguien de todo bien hasta que pasamos un tiempo juntos. Por eso un gran porcentaje de los puestos de trabajo que se incorporan a las empresas fracasan, porque no ha habido el feeling ni el conocimiento mutuo necesario.

El otro día me gustó la idea de un buen amigo, Director General, que para tener una entrevista con un candidato a un puesto de mejora continua, se fue con él de viaje durante seis horas en coche. Luego hicieron una visita a una planta de fabricación y volvieron al día siguiente. Pasaron casi dos días juntos. Y fue tiempo más de que sobra para conocerse a fondo. Algo fundamental cuando se trata de asumir puestos clave.

Creo que las personas además de un currículum vitae tendríamos que llevar en algún lugar escrito un currículum vital.

Una historia que hablara de quienes somos en el sentido más profundo, más amplio y más auténtico.

Uno puede tener todos los estudios del mundo y ser un auténtico cretino. El mundo está lleno. El currículum y la personalidad no tienen nada que ver, pueden caminar por dos caminos distintos. Una persona puede estar toda la vida trabajando para ONG´s y ser más egoísta que un alto ejecutivo. El currículum no tiene mucho que ver cuando se trata de desvelar las virtudes más profundas de una persona.

Por este motivo no creo en la selección rápida de personal. Cuando seleccionamos una persona para un puesto clave nos tratamos de centrar en un mix perfecto: persona-organización. Si ese mix no existe, no hay matrimonio.

En estos temas del empleo, muchas veces las personas tomamos empleos que sabemos que no son lo nuestro…y también las empresas acaban contratando a gente porque tienen urgencia, no porque el candidato sea lo que ellos necesitan.

Cuando en mis ratos libres estudiaba daytrading hace unos años, leí una historia sobre una investigación que estudiaba la correlación entre los conocimientos para invertir en bolsa y el dinero ganado. Por un lado tomaron a varias personas, expertos traders. Por el otro a un mono, que pulsaba uno u otro botón (vender o comprar) antes las preguntas de los adiestradores. Resultó que el mono acabó ganando más dinero que ninguno.

La verdad es que a veces tenemos que dejar las reglas de lo que hay que hacer para otro día. Saltarnos las normas. Poner de director general a quien nunca lo ha sido previamente, pero que puede dar lo máximo. La primera vez que desempeñamos un puesto lo hacemos de cine,  luego nos acomodamos.

Creo que sería bueno lo del currículum vital, piénsalo. A tu próxima entrevista de trabajo puedes aparecer con ambos. Y se lo explicas al entrevistador. Y le dices que te lo ha dicho César Piqueras. Que es el último grito en selección de personal.

Y ahora me pregunto, ¿Cuál es tu currículum vital?, si tuvieras que hablar de tu vida, ¿Qué dirías?

Bueno, voy dejando de escribir que se me cierran los ojos.

Que tengas un gran día.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


6 Comentarios

  1. Estimado César, me ha conmovido profundamente su artículo…Siempre he pensado que por qué una entrevista, examen u oposición se suponen que reflejan tus capacidades en tu trabajo. Ninguno de estas formas refleja el amor, respeto y dedicación que se merecen las personas a las que va dirigido mi trabajo. Soy maestra y educadora social. Siempre he trabajado con colectivos en situación de vulnerabilidad, y siempre he creído y les hago creer que tienen potencialidades , capacidades para salir de esa situación. En resumen el rasgo que me caracteriza profesionalmente es que creo en el ser humano y tengo la virtud de descubrir lo bueno que hay en cada persona. Sin embargo, sigo sin un trabajo estable, dependo de subvenciones, soy una trabajadora perecedera…Al mismo tiempo, soy consciente de cómo mi vida personal me hace cada vez más resilente a las adversidades, creo más en mí, aunque no sé venderme como se requiere en una entrevista, hago trabajos poco cualificados pero en los que pongo toda mi pasión y profesionalidad. Ojalá que algún día llegue a conocer a un entrevistador que vea más allá de mis dos carreras universitarias, dos másters, y un largo recorrido de cursos.. por que sé que quién me conozca por mi curriculum vital, no me dejará escapar. Gracias por aportar un rayo de esperanza y de cambio en esta jungla de la búsqueda de empleo.

    Responder
  2. Ricardo...

    Muy bueno, así no nos equivocaríamos tanto los de un lado como los del otro.

    Pasa buen día

    Responder
  3. Jose Miralles

    Hola Cesar,
    La tecnica del director general que comentas me parece ideal aunque si no dispones de ese tiempo creo que hay una pregunta importante que hacer:

    ¿A que dedicas tu tiempo libre?

    Un abrazo y buen viaje de vuelta.

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad