Crecimiento personal

¿Cuánto tiempo inviertes en lo negativo?

Por

cuanto inviertes en lo negativo

A veces las cosas funcionan como a uno le gustaría y otras veces no. Pasar tiempo en modo negativo es una decisión fruto de ti mismo/a, al igual que sentirte bien y seguir avazando en un modo más creativo y positivo. ¿Cuánto tiempo inviertes en lo negativo?

Este fin de semana ha sido todo lo diferente a lo que había planeado. Desde hace 6 meses en mi agenda había cerrado 4 días para estar en el #BeingOneForumMadrid, había dicho que no a una conferencia que me pedía una multinacional y a una sesión de formación en una universidad el sábado, además de haber invertido unos 1000€ en la mejor entrada al evento, hoteles y viaje.

Pero no salió como yo había esperado y me volví de Madrid a casa el sábado a mediodía dispuesto a pasar un fin de semana con Noa y mi mujer, algo que, cuando se viaja mucho como es mi caso, no tiene precio.

No entraré demasiado en los motivos por los que he cancelado mi asistencia (darían para todo un libro sobre cómo no hay que comunicar, financiar y liderar un evento para que salga bien). Pero si quieres más info, te invito a ver este video de Mindalia o éste de Marina Estacio. También a ver visiones más positivas de otras personas que han aprendido mucho de este evento, aquí tienes más opiniones. Todas ellas respetables, ya que considero que todos tenemos razón cuando damos nuestra opinión. Tanto las personas para las que el evento cambió sus vidas como las que se van a querellar contra la organización, todas tienen razón.

Personalmente me conformo con haber salido de allí cuando el sábado por la mañana vi que el evento se torcía mucho más de lo normal y cuando personas a quienes quería escuchar como Robin Sharma o Alex Rovira, dos horas después de esperar en la calle junto con miles de personas no pudieron dar sus conferencias porque el lugar estaba cerrado a falta de que se consiguieran unos cuantos miles de euros en donativos extra para pagar a proveedores, seguridad, etcétera, a los que la organización del evento había sido incapaz de pagar, y como es lógico se retiraban en estampida.

Todos los autores dieron la cara y actuaron ejemplarmente, ya que este tema no iba con ellos. Habían sido contratados para venir a dar una conferencia y no podían hacerlo porque el lugar estaba cerrado. La organización también dio la cara, aunque bastante tarde, y su problema no fue el timo o la estafa como se ha dicho en los medios de comunicación o redes sociales, sino la falta de competencia, el querer volar demasiado alto sin poner los pies en el suelo.

Recuerda que tienes que poner la mirada en las estrellas, pero tener los pies en la tierra.

La parte positiva para muchos/as es que, después de todo, el evento se siguió celebrando, abriendo las puertas 3,5 horas después de lo previsto, y al menos no vieron sus esperanzas ahogadas en un pozo. En cierto modo, empresarialmente fue una buena decisión, supongo que la demanda y escándalo habría sido colosal de otra forma, y es una buena forma de pensar la de que si algo va a salir muy torcido, al menos trata de que salga lo menos torcido posible. Aunque las huídas hacia adelante suelen ser peligrosas, y esta lo fue.

De todos modos, como decimos en PNL, el mapa no es el territorio, y cada uno lo vivió de forma distinta, lo cual es respetable y admirable, pues nos demuestra de nuevo toda nuestra grandeza como seres humanos.

Me alegró mucho que algunos lectores/as de este blog y seguidores por uno u otro canal contactarais conmigo y nos encontráramos entre la multitud, como fue el caso de Pere, Carmen, Cristina, Marta, José Manuel, Marina, Carlos o Peter y algún otro cuyo nombre no alcanzo a recordar ahora. También es cierto que lamento si algunas personas se sintieron influenciadas por mi voluntad de ir y al acudir encontraron algo que no esperaban. Es el motivo por el que no lo recomendé abiertamente, ya que cuando no conozco algo de cerca no me gusta recomendarlo, aunque sí dijera que iba a ir. ¡Si fuiste influenciado por mí de alguna forma, espero que fueras de los que sacara mucho partido!

Algo positivo también es que conocí a Anabel, una lectora del blog y muy buena gente. Me contactó, nos intercambiamos algunos emails y nos tomamos un café en Atocha antes de mi vuelta.

 being one forum

El viernes escuché en la conferencia de los hermanos Ruiz (hijos de D.Miguel Ruiz autor de Los 4 Acuerdos), una frase que me impactó “Mi NO es tan poderoso como mi SÍ”. La apunté enseguida en mi libreta, uno tiene que saber a qué decir NO y a qué decir SÍ en la vida, y lo más importante:

“Cuando decir NO y cuándo decir SÍ”

Mi amigo Nacho me dijo una vez “Nuestros principales problemas vienen por decir No demasiado tarde o Sí demasiado pronto”. Estoy enteramente con él, son ese tipo de frases lapidarias después de las cuales sólo puedes decir “Amén”.

Cuando quieres vivir la vida en toda su extensión, tienes que tomar decisiones para no perder tu tiempo en lo que para ti no tiene demasiado sentido.

Si estás en un asiento del tren y tu compañero de asiento no para de hablar con el móvil en voz alta, puedes:

  • A. Aguantarlo.
  • B. Fluir con el momento y sentirte afortunado de tener a alguien a tu lado.
  • C. Decirle que se calle educadamente. 
  • D. Tirar el p*** móvil por la ventana
  • E. Irte a la cafetería disfrutar del paisaje, de un café con leche y de la prensa del día.

Yo soy más de esta última opción. Es cierto que no es la opción más asertiva, que sería mejor decir “por favor, ¿podría usted hablar menos por su móvil mientras va en el tren?”.

no inviertas tiempo en lo que no aporta

La cuestión es que en muchos momentos de nuestras vidas, aguantamos o nos resignamos más de la cuenta, no sabemos decir “Hasta aquí. Me voy a hacer otra cosa”. Y luego pasa lo que pasa. “Enough is enough” como dicen los ingleses.

  • A veces nos pasa con una pareja.
  • A veces nos pasa con un trabajo.
  • A veces nos pasa con alguien que deambula por nuestra vida y no sabemos alejar.
  • A veces nos pasa con un libro a medio leer.
  • A veces nos pasa con un viaje que empieza y continua mal.

Puedes:

  1. Rechazarlo,
  2. Resignarte,
  3. Fluir con ello
  4. …o pasar de ello y caminar en otra dirección.

Con un gran número de cosas te recomiendo esto último. Luego están otras, para las cuales la tercera opción es bajo mi punto de vista la mejor.

Que tengas un gran día.


1 Comentario

Deja tu comentario




*