Comunicación

Cómo superar las diferencias culturales

Por

superar las diferencias culturales

¡Buenos días! ¿Cómo estás? Espero que te encuentres de cine. Yo estoy en Ciudad de México, una de esas ciudades hiperpobladas de América Latina (tan sólo 26 millones de personas viven aquí) y un país con muchos parecidos y similitudes a España. Hoy me gustaría hablar sobre cómo superar las diferencias culturales entre países, algo que te puede ser útil si viajas a otros lugares o trabajas con personas de otras culturas.

Este viaje a México será corto, vine ayer miércoles y regreso en un par de días. Este año me he permitido aceptar algunas de las peticiones de empresas que habitualmente me piden que trabaje por esta zona del mundo. Es posible que pronto esté en Colombia, y de nuevo en México otra vez antes de verano, según veo en mi agenda. Limito mucho mis viajes a Latam, aunque en muchas ocasiones no queda otra.

diferencias entre culturas

Siempre que he viajado me gusta conocer la cultura local del país al que llego. Hay muchísimos factores que determinan cómo son las personas de un lugar. La religión por ejemplo es uno de estos factores, en algunos lugares toma más relevancia y en otros menos. En Ecuador un altísimo porcentaje de la población (más del 90%) es católica, al igual que en Colombia.

La historia de un país también determina cómo son las personas. El hecho de que en España hace menos de 100 años tuviéramos una guerra civil hace que todavía muchos vean la sociedad dividida entre rojos y azules. Algo que no puede ser más absurdo, pero todavía se palpa en el ambiente. Otro ejemplo es la historia de Colombia con el narcotráfico y la guerrilla, que también define el clima y cómo se viven muchos temas cotidianos. Por suerte Colombia está renaciendo de forma admirable.

Es evidente que la historia modifica los hábitos, pensamientos y de alguna forma moldea el carácter de las personas. La historia define nuestras costumbres y ritos, lo que es importante y lo que no.

Lo mejor que puedes hacer si viajas a un país es leer su historia, ver cómo son las personas y por qué son así.

Además de esto, lo siguiente que te recomiendo es ver cómo se comportan los del lugar al que viajas, siempre siendo muy respetuoso para no meter la pata. Uno se hace especialista en no meterla cuando lo ha hecho unas cuantas veces. Siempre se ha dicho aquello que “allá dónde fueres haz lo que vieres” (qué sería de nosotros sin el refranero español).

Aprendí mucho de esto cuando fui por primera vez hace 7 años al Monasterio de Poblet, todo era nuevo y cada dos segundos había un nuevo rito, oración, gesto que no controlaba, pero me limitaba a copiar al que veía a mi lado y así seguro que lo hacía correctamente.

Pues eso: allá dónde fueres haz lo que vieres. Regla número 1 para el ciudadano del mundo.

Cuando tengo un proyecto nuevo con una cultura, analizo cómo es su forma de comunicar conmigo, si me hablan de tú o de usted, si me dicen César o Dr. Piqueras, si se despiden de una u otra forma, etcétera. Esto me ayuda a ponerme en su lugar y a copiar su forma de actuar conmigo. En Ecuador me hablaban de usted, en México de tú, diferencias mínimas a las que hay que estar atento para copiarlas.

Si trabajo con personas del Norte de Europa esperaré menos relación social afterwork que si lo hago con personas de carácter latino. En unas culturas hay mayor concreción (Alemania) que en otras (Ecuador), de forma que tienes que estar preparado, pues cada cultura reaccionará a ti de forma completamente distinta, y… o te aclimatas o te aclimueres.

superar las diferencias de los paises

Lo primero a lo que recurro cada vez que viajo por motivos de trabajo es a un libro que tienes que tener en tu empresa si quieres hacer viajes de negocios: Kiss, Bow or Shake hands. Con este libro he recorrido muchos nuevos países, ya que en él te habla de cómo hacer negocios con más de 60 culturas diferentes. Es muy útil. Lo que hago es fotocopiarme las páginas del país al que viajo y echarle una ojeada los días antes. En el libro te habla de:

  • Cómo es la historia del país.
  • Cómo son las personas allí.
  • Cómo les gusta hacer negocios.
  • Qué tienes que hacer y que no.

Esto último es fundamental, ya que hay metidas de pata universales (en inglés cultural gaffes) que pueden arruinar cualquier relación entre tú y tus clientes. Por ejemplo, sacar un pañuelo del bolsillo, sonarse la nariz y volver a guardarlo, en Japón está visto como una falta grandísima de respeto. Al igual que abrir un regalo delante de la persona que te lo ha regalado, o regalar algo sin un envoltorio genial. Cada cultura tiene unos códigos, pero hay que conocerlos para evitar meter la pata sin darte cuenta.

También resulta útil si viajas por motivos de trabajo a otro país es echarle un vistazo a las diferencias según las 5 dimensiones culturales de Hofstede entre tu país y aquel al que viajas. En la web de Hofstede puedes comparar hasta tres culturas diferentes. Utiliza este comparador.

Esto es muy útil porque te ayudará a saber si la cultura a la que viajas es más jerarquizada, concreta, masculina-femenina, orientada al largo o al corto plazo y otras características importantes que están plasmadas en la personalidad y en la forma de hacer negocios de los lugareños.

Por ejemplo, si entro en la web de Hofstede y comparo la cultura española y mexicana veo estas diferencias.

diferencias culturales

Esto me ayuda a comprender para este ejemplo concreto que:

  • En México habrá mayor distancia al poder, jerarquías y una persona de un nivel tratará de hablar con alguien del mismo nivel. La PDI también nos indica el grado de desigualdad de un pais.
  • En México son más colectivistas, es decir prima el colectivo sobre el individuo, espera que te inviten a cenar, te quieran ir a recoger del aeropuerto y estas cosas. En España somos un poco más de ir a la nuestra y en EEUU son los más individualistas de todas las culturas. Mi partner en Ecuador cuando me recoge en el aeropuerto lo hace con su familia y todo ¡Eso sí que es ser colectivista!
  • En México hay mayores diferencias entre lo que se espera de un hombre y de una mujer que en España.
  • España se orienta un poco más al largo plazo y México más a disfrutar del momento. Aun así, ambas culturas son latinas y ninguna de ellas destaca por su Long Term Orientation. Japón sí lo hace.

Se podría extraer mucha más información de la web de Hofstede y de su comparador de países, te invito a probar.

Afrontar las diferencias culturales es un reto necesario para cualquier empresa o persona que necesite liderar personas, equipos o proyectos en un contexto multicultural y global como el que vivimos.

Muchas empresas han perdido negocios muy interesantes por no saber cómo actuar frente a otras culturas diferentes a las suyas.

Uno descubre que si quiere sobrevivir y prosperar en esta aldea global lo mejor que puede hacer es ponerse en la piel de las personas de los lugares que visita, para así ganarse su confianza y poder seguir alimentando y mejorando la relación entre ambas partes.

Todavía no ha amanecido en Ciudad de México, el jetlag no me ha dejado dormir muy bien, pese a que en el hotel el colchón tiene el efecto nube que siempre busco cuando viajo. Como no puedo dormir, contemplo la ciudad en el silencio de la noche, y escucho una canción de Cohen, la escribió unos meses antes de su muerte “I wish there was a treaty between your love and mine”, toda una declaración de intenciones de lo que pasaría meses después. Es tan maravilloso el lugar en el que vivimos, son tantas las historias y las personas a las que podemos ayudar a ser felices…

¿Eres feliz?

Que tengas un gran día.


5 Comentarios

  1. Humberto

    Hola Cesar, que bueno que visitas Latino America. Muy ilustrativo y util el tema sobre las culturas. Gracias

    Responder
  2. Víctor De La Paz

    Espero que la estancia en México sea de tu agrado y tengas la oportunidad de venir con mas tiempo a probar las delicias de comida que tenemos aquí, aunque se que tu dieta es muy diferente (hablando de cultura), debes probar las carnitas, los tacos al pastor, unas quesadillas, gorditas, tortas y los tlacoyos, ha, y un tepache, saludos.

    Responder
  3. ROBERTA BRICEÑO

    Eres grande César, espero un día tener el honor de escuchar una de sus conferencias.
    Lo admiro desde Nicaragua!

    Responder

Deja tu comentario




*