Gestión del tiempo

Zona de confort y zona de aprendizaje

Por

salir de la zona de confort

No me equivoco demasiado si digo que todos/as solemos perseguir metas y sueños, que aspiramos a potenciar nuestras vidas y mejorar aquellos aspectos que nos parecen importantes, salud, familia, finanzas, proyectos profesionales, pareja… tenemos unos cuantos objetivos. Hoy me gustaría hablarte de la zona de confort y la zona de aprendizaje…

Conocemos lo que es la “zona de confort”, ese lugar en el que estás y en el que nada nuevo ocurre, como su propio nombre indica, hay comodidad y estabilidad. En la zona de confort generalmente no aprendemos ni evolucionamos, aunque a todos nos gusta estar en ella de vez en cuando (a unos más que a otros). Aquí la tienes ejemplificada en un dibujo:

en la zona de confort

Lo peligroso de la zona de confort es que en ocasiones puede ser como un analgésico para no crecer, para no soñar y para no evolucionar personal y profesionalmente.

Sin embargo, aquellas personas que deciden hacer algo por mejorar entran en zona de aprendizaje, un espacio nuevo que está más allá del perímetro delimitado por la zona de confort.

Cuando salen no les sale gratis, pagan un peaje importante en forma de esfuerzo. Cruzar las fronteras de la zona de confort siempre conlleva un esfuerzo importante. Sin embargo, ese esfuerzo merece la pena. Si piensas en aquellos momentos en los que más has aprendido en tu vida, fácilmente verás que ha sido cuando has salido de tu zona de confort. Aquí está dibujada:

zona de confort y zona de aprendizaje

Es obvio que salir de la zona de confort despierta todos nuestros fantasmas internos y creencias en forma de pensamientos que te vienen a la mente: “no podrás”, “no deberías”, “no lo conseguirás”…

De todos modos, si quieres ser extraordinario con los resultados en tu vida tienes que acostumbrarte a escuchar estas vocecillas interiores hasta que no te afecten lo más mínimo.

Algunas personas se plantean objetivos demasiado grandes, metas muy ambiosas ¿qué pasa entonces? De alguna forma se quedan muy lejos de su zona de confort, y entonces se despiertan más fantasmas, más sentimientos de que no podrán llegar a esos objetivos.

saliendo de la zona de confort

Pero la buena noticia, es que tu zona de confort se puede ir agrandando a medida que vas saliendo de ella. Puedes ir haciendo grande el perímetro hasta conseguir llegar al lugar que te propongas, por muy lejos que esté.

Por ejemplo, si te gustaría iniciar tu propio negocio, puede ser un paso muy grande para alguien que ha estado 10 años en la empresa privada y quizás lo veas inalcanzable ahora… Pero puedes dar un pequeño paso en esa dirección y eso te dará la autoeficacia necesaria para dar el siguiente, y así sucesivamente.

De esta forma, tu zona de confort irá creciendo poco a poco hasta alcanzar el objetivo que te habías planteado. Por eso creo que casi todos los objetivos son realizables.

zona de aprendizaje

Cuando Elon Musk quiere crear una colonia de humanos en Marte, está aplicando esta teoría. Algo muy lejano, que en menos 30 años podría ocurrir, todo forma parte de su plan para que la especie perdure. Marte queda muy lejos, pero si sigue un plan realista trazado previamente, quien sabe…

Las personas que consiguen grandes cosas no están mucho más incómodas que tú, simplemente han hecho grande su zona de confort. 

¿Te atreves?

Que tengas un gran día.

Zona de confort y zona de aprendizaje
Vota este post

14 Comentarios

  1. Por supuesto que sí en ello estamos me atrevo y voy a por ello.
    Buenos días a todos y en especial a tí César.
    Gracias por tus ánimos como siempre son bien recibidos.
    Un Saludo.

    Responder
  2. ALICIA MOLIAS

    Hola César:

    Tengo que comentar una anécdota a razón de la zona de confort, estando con unos amigos, alguien sacó el tema y muchos comentaron (se ha puesto de moda y todo el mundo habla de la zona de confort……me agota bastante), mi pensamiento fue al instante pensar en su vida, él no lo sabía pero criticaba aquello de lo que no quería salir, tenía motivos para ello.

    Sí que es verdad, que hay una corriente en este sentido de hablar de temas de crecimiento constantemente, pero no pensamos que a lo mejor se ha llegado a una necesidad en el tiempo en el que vivimos y quién no se suba a ese carro, la vida se lo va a poner muy difícil…se acabaron los trabajos seguros, las parejas para toda la vida, las amistades eternas….ahora vemos cada día, que hay que cuidad mucho lo que se tiene, que hay que crecer cada día, que tenemos que prepararnos independientemente de la edad, que la mitad del planeta tiene que volver a reinventarse a partir de los 50……lejos de todo eso, veámoslo como una gran oportunidad de crecer, de poder conocer mejor nuestras habilidades infinitas y las grandes cosas que podemos hacer…

    En este sentido, gracias César, por creer que no hay nada imposible……

    Responder
    • Esa es la clave Alicia, ver las oportunidades dónde otros ven escasez. De otra forma ¿qué nos quedaría?
      Estoy de acuerdo en que lo de la zona de confort está de moda. ¡Estamos un poco pesaditos con ello!
      Un abrazo para ti y otro para tu amigo.

      Responder
    • Paco Aroca

      Hola a todos. Totalmente de acuerdo Alicia. Aunque creo que lo que está de moda es sólo el término de “zona de confort” porque la necesidad de mejorar y desarrollar nuevas habilidades en cualquier faceta de la vida es tan antigua como el mundo, de hecho en ese concepto se basa la evolución.
      La diferencia estriba en que desde que entramos en la era moderna, las reglas del juego han cambiado y siguen cambiando vertiginosamente. La formación que recibieron nuestros padres y abuelos en su juventud prácticamente les sirvió para toda su vida. En cambio actualmente lo que aprendiste ayer empieza a estar desfasado hoy y mañana será totalmente obsoleto.
      El cambio se ha instalado en nuestras vidas y ha venido para quedarse, pese a quien pese.
      Y todo cambio implica miedo, incomodidad, esfuerzo, etc. hasta que es superado. Y vuelta a empezar.
      Gracias Cesar por otra enriquecedora “comida de trabajo”.

      Responder
  3. Totalmente de acuerdo Alicia; creo que en nuestra evolución social no todos estamos en la misma onda. Cuesta hacer que te comprendan la necesidad de crecer y experimentar y más a partir de los 50 que la gente se acomoda.

    Responder
    • A por ello Gloria, una cosa es la comodidad buscada como fuente de inspiración, premio y regocijo (yo lo hago a menudo) y otra caer en la zona de confort y no darte cuenta. Creo que la edad no tendría que ser un problema, sino todo lo contrario, mentalidad innovadora en todos los momentos de tu vida. Un abrazo y gracias por promover el debate.

      Responder
  4. Juan Alfaro

    Si hasta la fecha no sucede algo que te haga salir de tu “zona de Confort”, ya sucederá, entonces tienes que prepararte para que ese cambio lo hagas tu mismo y salir de esa zona para conseguir tus objetivos y no llegue cuando no estés haciendo NADA para alcanzar tus objetivos.
    Saludos

    Responder
  5. Tienes toda la razón y lo digo en carne propia. He dejado un trabajo después de 9 años y la primera experiencia fuera salió fatal (duro 9 días) pero ahora me encuentro en un sitio muy a gusto y sobretodo he crecido personal y profesionalmente de manera increíble.

    Los cambios no son fáciles pero con esfuerzo y ganas todo se puede conseguir, sólo hay que ser valiente 🙂

    Responder

Deja tu comentario




*