Vivir cada momento como si fuera el último

Publicado por

en Crecimiento personal

Vivir cada momento como si fuera el último

Los días pasan, los meses pasan, los años pasan y nosotros pasamos. 30, 40, 50, 60… y un día tu vida habrá pasado a ser una de esas lágrimas en la lluvia que se perderán en el tiempo. Últimamente me estoy centrando en un pequeño reto: vivir cada momento como si fuera el último.

Disfruta del momento, sólo tienes eso.

La cuestión es que la otra mañana me despedía de Belén y de Noa antes de subirme al ascensor. Como siempre, cada despedida, al igual que cada llegada son momentos importantes y en mi familia esos momentos son momentos de abrazar, besar y tocar. La cuestión es que le daba a Noa un beso, es tan pequeñita que no sabes por dónde besarla, por mucho que te apetece hacerlo, tienes que estudiar primero la forma de no asustarla, claro. Pero es maravilloso, como puedes imaginar se me cae la baba ahora mismo.

Mientras le daba ese beso pensé “¿y si éste fuera el último beso que le doy?, por cualquier razón, ¿y si fuera éste el último?” Este pensamiento me hizo repetir mi beso, hacerlo más lentamente, disfrutarlo más y tener más sensaciones, hacerlo de una forma en la que casi me hubiera gustado dejar una parte de mí y también, como no, llevarme una parte de ella.

Si vivieras tu vida como si cada momento fuera el último disfrutarías mucho más de cada momento por pequeño que fuera.

En ocasiones nos tomamos la vida for granted, lo damos por hecho, damos un beso mientras pensamos en lo tarde que llegamos al trabajo; nos duchamos mientras pensamos en una nueva línea de negocio. La otra mañana me afeité perfectamente en la ducha sin ser consciente de cómo lo había hecho ¡con lo maravilloso que puede ser ese momento, yo estaba pensando en otras cosas!

Pues ahora el reto es diferente, es disfrutar de cada momento, como si fuera el último.

Vivirlo dulcemente, sentirlo, notarlo y reflexionar sobre la importancia del momento que vivo. ¡Hay tantos momentos!

disfrutar del momento

Belén y yo somos especialistas en saber parar para disfrutar del momento, es una característica de nuestra relación de pareja, hay otras. No acabamos de empezar las vacaciones de la semana que viene (Teruel), las de Navidad (ya sabes, Granada) y ya hemos contratado y acomodado mi agenda para las vacaciones de Febrero (Sevilla) y las de Marzo en Fallas (San Sebastián). Nos gusta pararnos para sentirnos, nos parece necesario para no perder el Norte.

Veo que muchas parejas pierden el Norte, que se olvidan que el centro sobre el que gira todo lo demás es la pareja, que es la unión tan fuerte que algún día tuvieron lo que les hace salir adelante.

No me interesa pasar por la vida sin sentirla, no estoy aquí para otra cosa que para tener sensaciones y cuando me centro en el momento presente, cuando vivo cada momento como si fuera el último, parece que disfruto mucho más de la vida. Lo demás es conseguir metas, ganar dinero y poco más. Pero lo interesante de verdad es sentir.

Si vives la vida sin sentirla estás medio apático, desconectado del latir del mundo.

Hay quien se permite estar enfadado con otras personas, yo creo que enfadarse con los demás es inútil, además, ¿imagina que mientras estáis enfadados a alguno de los dos os ocurre algo? Sería muy difícil de asumir, enfadarse con alguien a quien quieres y que sea la última vez que ves a esa persona.

Creo que tenemos que amarnos en el sentido amplio de la palabra, en el sentido más incondicional. Requiere un esfuerzo notable, pero merece la pena. Lo demás son números, inflación, rentabilidades medias, modelos de negocio y la lógica del día a día. Algo que podría aburrir a un calamar si no fuera por nuestra capacidad de enamorarnos, de nuestras parejas, de nuestros hijos, familiares y de la vida ¿estás enamorado/a de la vida?

Pero a ti no te mueve la lógica, te mueve la emoción. Estás aquí gracias a la pasión y sólo cuando te reconozcas una persona apasionada por la vida la podrás vivirla en toda su extensión.

Te invito a vivir cada momento como si fuera el último. Incluso este momento (aunque sea conmigo).

Que tengas un gran día.


18 Comentarios

  1. Hola César,
    Hace unas semanas recomendaste una serie de libros. Algunos ya los había leído, pero me llamó la atención “Martes con mi viejo profesor”. Lo compré y lo leí en poco menos de una semana. Es un libro sencillo, ameno y en le que se me quedó grabado precisamente lo que en este post escribes:
    “Vive como si hoy fuera el último día de tu vida”
    Cuando tienes presente este principio, es cuendo te das cuenta de lo realmente importante en nuestra vida, de la importancia del amor, de los abrazos, de las sonrisas,…
    Vivimos en un mundo donde se premia lo racional frente a lo emocional, pero en el fondo, solo con reflexionar un poco, de das cuenta que lo que realmente te hace feliz es lo emocional y no tanto lo racional.
    Os deseo a todos un maravilloso día

    Responder
  2. Buenos días y gracias por todo,interesante reflexión la de hoy, intentare ponerla en practica.
    Saludos.

    Responder
  3. ALICIA MOLIAS

    Buenos días a todos.

    Es verdad todo lo que comentas César y totalmente necesario, cuando empecé a trabajar con temas de crecimiento, es lo que más me llamó la atención, el trabajo en sí consiste en pararse, en sentir y eso hace que la vida (tengas los problemas que tenga(), tome un sentido diferente, amplio y la vida sea más real…. cómo dice Eckhart Tolle en comparación con otros tiempos, ahora estamos viviendo un despertar a la conciencia, las personas necesitamos conectarnos más con nosotros , hay una necesidad en este sentido.

    En mis reuniones con mi coach, siempre me comenta, como entramos como un torbellino con una corriente de palabras y como salimos sintiendo, conectados, me reconoce, lo reconozco…es ese momento….

    Vivamos como muy bien dices, sintiendo conectados y todo es diferente….

    Feliz día a todos.

    Un abrazo:

    Alicia

    Responder
  4. Jose Luis Martín

    Muchas Gracias Cesar por tu reflexión, creo que si todos fuesemos un poquito más humanos en nuestro día a día la vida sería mucho más maravillosa.

    Responder
  5. Hola César y compañía.Precioso escrito y comentarios.Sí,tomamos conciencia de nuestro presente,desaparecen las voces de nuestra mente.Hoy estoy preparando una licitación,es mi reto y me he puesto,hazlo con amor Raquel.Disfruto siempre qué puedo en el dia de hoy,es todo lo qué tengo.Gracias y feliz tarde para tod@s!abrazos,me encanta fomar parte de este blog,lo disfruto:))

    Responder
    • Hola Raquel! aquí estamos todos pendientes de tu licitación, ya me dirás si lo has conseguido. Tengo que decir que cada día estoy más enamorado y enganchado a vuestra empresa, desde que entró en casa nos ha mejorado la salud y los hábitos. Así que enhorabuena por esa labor tan genial que hacéis. Un fuerte abrazo y a por ello!

      Responder
  6. Hola a todos. Es cierto Cesar, nos desconectamos del ahora por pensar el el pasado o en el futuro sin ser conscientes de lo que esta pasando en este instante. Me has hecho llorar…..ahora estoy pasando un momento muy profundo, duro, oscuro y dificil. No se gestionar mis emociones y me siento a la deriva sin saber quien quien soy. Pero mil gracias por tus palabras. Me he emocinado. Me has impulsado un pokito a pensar en mi y no en los demás. Gracias por estar y compartir tus sabias palabras. Feliz dia a todos.

    Responder
    • Hola Silvia, gracias por tus comentarios. Sin saberlo, al comentar algo y poner en escrito tus emociones ya estás caminando en la dirección adecuada. Las emociones tenemos que expresarlas, compartirlas… Es cierto que la vida a veces se hace cuesta arriba, eso no nos lo puede impedir nadie. Pero espero que poco a poco, después de tocar fondo, te permitas salir a la superficie y brillar. Mis mejores deseos Silvia, un abrazo.

      Responder
  7. Sonia Salamanca

    Mil gracias César por compartir tus reflexiones, haces que cada día vea la vida de un color diferente
    Continúa haciéndolo!!!
    Feliz jueves

    Responder
  8. Ivan Gil-roldan

    Hola cesar
    Me ha encantado. Casualmente ayer al felicitarte por el nacimiento de Noa ( han elegido un nombre mágico),finalice con un carpe diem.

    Responder

Deja tu comentario




*