Gestión empresarial

El renacimiento no fue hace 5 siglos, está siendo ahora

Por

el renacimiento

Estamos en plena efervescencia, ebullición en nuestras venas sociales, empresariales y políticas. No puedo imaginarme cómo fue el renacimiento que vivieron Leonardo Da Vinci, Cervantes, Gutenberg, Dante, Galileo y tantos otros, pero creo que incluso ellos en estos tiempos se sentirían abrumados ante tanta evolución. Vivimos un nuevo renacimiento en estos años, una revolución dramática…

La cuestión es si ya te has dado cuenta…

Si vas a ser parte de ese cambio…

Si tomas conciencia de la cantidad de oportunidades que se abren frente a ti…

Es como si viviéramos en Florencia, en el Siglo XV, y supiéramos que algo grande está ocurriendo, que todas las ciencias se están desarrollando de forma exponencial. Imagino a Leonardo Da Vinci paseando por nuestras calles del año 2015 alucinado ante tanta novedad. El espíritu de Leonardo y de los personajes clave del renacimiento sigue vivo varios siglos después en muchos emprendedores, empresarios y profesionales que cada día están cambiando la realidad…

…que no se conforman

…que no conocen el verbo «tirar la toalla»

…que se esfuezan como sino hubiera un mañana

Hoy no tenemos a los grandes del renacimiento, pero sí a los Elon Musk, Steve Jobs, Larry Page, Jeff Weiner y a otros tantos promotores de cosas geniales. Y hay muchos más, anónimos, gente grande que cambiará nuestras vidas, porque harán productos memorables, materializarán ideas en realidades.

Estamos dentro de un nuevo renacimiento

Todo ha cambiado desde ese primer llamado «Renacimiento» que revolucionó el mundo. Pero hoy todo va más rápido, la globalización ha hecho que incluso el éxito sea efímero,  seguramente vivamos 10 renacimientos más en los próximos 100 años. Nuevas tecnologías que no esperamos, pero que pronto estarán delante de tu retina, y que provocarán cambios drásticos en tu forma de entender el mundo y relacionarte con él:

  • Nanotecnología que será capaz de curar enfermedades dentro de ti.
  • El mapeado del cerebro y la estimulación del mismo. Todo esto será configurable en un futuro, es decir la mente. Y por lo tanto diremos adiós a enfermedades como el Alzheimer, Demencia, etc…
  • Robots ágiles como estos que seguro que tienen múltiples aplicaciones (espero) son tan ¿majos?. Bueno, esa no es la palabra.
  • El uso de la energía 100% renovable en todo el mundo. El adiós definitivo al petroleo como fuente de energía y por lo tanto de humo tóxico.

La cuestión es que aunque nos podamos sentir abrumados por tanto cambio, también tenemos que sentirnos tremendamente afortunados. Si Leonardo estuviera aquí junto a nosotros, si tan sólo pudiera compartir unos minutos de nuestro mundo… fliparía.

Que tengas un gran día.

Suscríbete a mi newsletter y recibe nuevas herramientas y recursos.


,

6 Comentarios

  1. Muy bueno Cesar! Ya ves si fliparia jajajaj me imagino viéndole dando un paseo… Si flipamos nosotros todos los días! Buen post, cierto es que estamos en un momento «camaleonico» debemos adaptarnos a todo de un día para otro, algo que es apasionante, ahora bien, da vértigo ya que no le veo final… Es un suma y sigue..
    Monica, totalmente de acuerdo contigo!! Importantísima tu apreciación, importantísima. Igualdad para todos.
    Saludos César, intento estar el día 03 en Valencia contigo, debo esperar hasta el miércoles para cuadrar agenda pero todo apunta que me apunto (valga la redundancia).
    Os dejo, creo que he visto pasar a Leonardo por mi ventana….

    Responder
  2. Tiene toda la razón, pero ante todo creo que estamos en renacimiento del ser.
    Un abrazo

    Responder
  3. Mónica

    ¡Seguro que fliparía, César!
    Gracias por este viaje al pasado, por esta perspectiva. Creo que ambos Renacimientos tienen algo en común: dejan fuera a algunas personas. Y eso, ahora más que antes, es intolerable. Sólo espero que al mismo tiempo que se abran nuevas oportunidades, no se quede nadie en la cuneta (ya sean habitantes del tercer mundo o personas con diversidad funcional en nuestro entorno). Tecnología y progreso, sí. Pero integración, inclusión e igualdad SIEMPRE.
    ¡Feliz semana!
    Un abrazo,
    Mónica.

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

*