Crecimiento personal

Tu mejor versión te está esperando

Por

tu mejor version

¿Cómo eres?, ¿Si pudieras definirte cómo lo harías? Seguramente, si contestaras estas preguntas, mentirías sin darte cuenta. Al estar dentro de tu zona de confort, vives (como yo), algo engañado sobre ti mismo. No te sueles dar cuenta, es algo así como cuando pesas algo más de la cuenta y dices “bueno, estoy bastante bien”, pero cuando pasan los años y pierdes algún kilo que sobraba, es cuando te das cuenta de que tu visión inicial estaba distorsionada. Con la mejora personal pasa algo parecido “estoy bien” decimos.

Si a un cretino le preguntamos cómo es y cómo se siente, la respuesta sería quizás más positiva que si la contestara una bellísima persona y feliz por naturaleza. Esto prueba que nos engañamos constamente.

Uno no sabe si lo está haciendo muy bien o muy mal, sólo tiene que mirar los resultados de sus acciones ¿cómo te va la vida? Ese sí es un buen indicador ¿ha mejorado tu carrera profesional?, ¿tus indicadores de salud?, ¿tus finanzas?, ¿tu calidad de vida?, ¿la felicidad de los tuyos? Los indicadores no engañan.

Soy de los que, cuando se mira al espejo, siempre ve dos personas. Una la que se refleja “César hoy” y otra la que está detrás “La mejor versión de César”. La mejor versión todavía no la he alcanzado, la que tengo actualmente me gusta, pero no me voy a engañar, hay una mejor. Y me está esperando.

Nuestra mejor versión está siempre ahí, esperándonos, y tenemos que caminar hacia ella. Ella no vendrá a nosotros, pues se requiere de un acto proactivo, consciente, responsable.

En este momento me miro al espejo de la habitación del Hotel Taburiente, en Tenerife dónde estuve ayer mentorizando a StartUps, donde ahora escribo, y estaré hoy hasta mediodía. Me hago esta foto, sigo viendo a los dos “yo” y pienso ¿Qué se puede potenciar más?, ¿En qué tengo que poner todavía más la atención?, ¿Cómo están todos los indicadores?, ¿Cómo es esa mejor versión que me está esperando?.

(Perdón, no hice la cama en esta visita inesperada a mi intimidad)

mejor version de ti

No con esta idea de aspirar a la mejor versión, desdeño lo conseguido, lo actual, dejo de quererme, ni nada por el estilo. Pero sé que hay unas cuantas creencias, condicionamientos que cambiar y mejoras que ir haciendo. Y eso es maravilloso.

No sé si eres consciente de todo lo que tú has evolucionado, mejorado y cambiado en tu vida. Quizás también seas consciente de ese efecto de la “zona de confort”, que te mantiene algo atrapado, principalmente por los efectos del miedo ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

¿Cómo estás?, ¿Cómo te sientes con tu vida? ¿En qué medida estás haciendo realidad tus deseos?, ¿Si tu vida acabara mañana, estarías satisfecho?

La cuestión es que esa mejor versión siempre estará ahí, porque el ser humano es un ser en constante evolución. Desde que unos quasi-monos tomaron en África una piedra partida por el azar, para cortar la piel de un antílope y comerlo, hasta nuestros días, el ser humano es evolución. Tú también lo eres.

Hemos sido tocados con la gracia de poder ser conscientes de nosotros mismos, analizar las respuestas de nuestros actos, nuestros resultados, y poder cambiarlos.

Somos excelentes, podemos cambiar, y eso lo cambia todo. No sé si crees o no en Dios, pero hay una cosa innegable, tú ya eres una parte de ese Dios, de ese potencial ilimitado que se nos ha dado, y tu mejor versión no es más que la llamada de ese potencial diciéndote “¡Eh! Te estoy esperando”. Es tu momento.

También puedes elegir otra estrategia, seguir quejándote, seguir sintiéndote en desventaja, seguir diciendo en redes sociales “¡malditos bancos! que paguen ellos el famoso impuesto”, y toda esa cantidad de cosas que haces cada día para evitar ser tu mejor versión. Pero recuerda, cada vez que te mires al espejo, vas a ver dos versiones de ti, tú elijes.

Disfruta de este día.

Tu mejor versión te está esperando
4.1 ([por]) 8 votos

Suscríbete a nuestra newsletter y únete a nuestro grupo privado donde descubrirás todas las novedades

2 Comentarios

  1. Cuanto poder en esta frase, te la robo.

    Soy de los que, cuando se mira al espejo, siempre ve dos personas. Una la que se refleja “César hoy” y otra la que está detrás “La mejor versión de César”. La mejor versión todavía no la he alcanzado, la que tengo actualmente me gusta, pero no me voy a engañar, hay una mejor. Y me está esperando.

    Si bien predico y aplico de una forma diferente todo lo que describes en este artículo, creo que la forma más directa y tangible es esta.

    Adicionalmente a todo lo que comentas, agregaría una corta pero profunda pregunta cuando se entra en este tipo de comportamiento:

    También puedes elegir otra estrategia, seguir quejándote, seguir sintiéndote en desventaja, seguir diciendo en redes sociales “¡malditos bancos! que paguen ellos el famoso impuesto”.

    Qué es aquello que AUN no he aprendido o que me he NEGADO a aprender que debo superar o aprender de esta situación?

    Creo fervientemente que cuando se nos presentan circunstancias idénticas, pero en distintos entornos y tiempos, que NO hemos aprendido algo y por alguna razón vuelven a ti. La clave para vivir en abundancia es digerirlas conscientemente una a una, para poder pasar la página en armonía, paz y amor.

    Gracias por este gran mensaje.
    Un abrazo

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

*