Crecimiento personal

Salir de una depresión. En primera persona

Por

Ya estamos a 19 de Enero, y ya casi no me acuerdo del 2014. A día de hoy revolotean en mi mente una gran cantidad de proyectos, ideas y cosas por hacer, me siento enérgico y con ganas de hacer casi de todo. Pero no puedo decir que esto haya sido siempre asi… En el 2014 viví uno de mis años mas difíciles a nivel personal. No puedo decir que hubiera caído en una depresión, pero sí que le ví las orejas al lobo, como se suele decir. No puedo dar lecciones sobre cómo salir de una depresión, eso son palabras mayores. Pero sí que me gustaría hablarte de lo que viví durante esos meses…

Uno no sabe cómo ocurren estas cosas, ni siquiera qué sucesos las desencadenan, pero poco a poco, te das cuenta de que tu energía física y mental va descendiendo, que te vas apagando… Esto me ocurrió a mi desde Febrero hasta Septiembre de 2014, al mismo tiempo que me batía el cobre por conseguir todos los objetivos profesionales que habían en mi agenda. Por suerte, en el ámbito profesional, 2014 ha sido el mejor año de los últimos siete. Creo que he sabido bastante bien separar una cosa de la otra, aunque es bien difícil. Y de hecho, es casi inevitable que una no afecte a la otra. Todo está íntimamente relacionado.

«Por suerte, ha sido demasiado breve para afectar mi vida profesional, uno tiene algunas estrategias con las que puede sortear ciertos obstáculos»

En realidad en mi entorno no ocurría nada extraño, ni siquiera yo mismo sufría de una enfermedad de cualquier tipo. Mi familia, mi mujer, nuestras finanzas, nuestra salud… todo parecía indicar que no tenía motivos para empezar a decaer. Y sin embargo empecé a decaer…

Todo empieza cuando ves que tu energía física no es la misma, cuando tienes menos ganas de levantarte temprano, cuando no te apetece hacer tus rutinas habituales, cuando lo único que te apetece es aislarte y descansar. Yo ya soy una rara avis en este aspecto, suelo socializar bien poco cuando no estoy trabajando. ¡Imagínate como sería yo queriendo aislarme más de lo normal! Hace tiempo leí este artículo sobre las 23 cosas que sólo pueden entender las personas a las que les gusta pasar tiempo solos. No podría estar más de acuerdo, yo soy de esos la mayor parte de las veces.

Por suerte, mi mujer, mis familiares y amigos me conocen y me quieren así, es algo que ayuda mucho. No hay peor sensación que esa sensación de que no encajas.

«Yo con el tiempo he aprendido que «encajo» y que no me cambio por nadie, que estoy encantado de conocerme»

Soy de ese tipo de personas a las que les apetece mucho más dar un paseo a solas que salir a cenar un sábado por la noche, que prefieren quedar con un amigo que con cuatro…

La cuestión es que empecé a decaer, a saber que internamente algo «no funcionaba bien». La primera tentación que tienes es que quieres buscarle explicación. Pero no la tiene. De hecho, creo que lo de buscar explicación a todo lo que nos ocurre es un problema que tenemos en las sociedades occidentales. Algo que nos enseña la Psicología Gestalt (en la que me he formado durante varios años) es a aceptarnos tal cual somos, a no pelearnos demasiado con nosotros mismos ocurra lo que ocurra.

«De esta forma afronté el proceso, sabía que mi energía caía, que mis pensamientos no eran los de antes, que había entrado en un pozo…»

Pero no sabía nada más. Me dije a mi mismo muchas veces «todo el mundo tiene derecho a pasar una depresión». Y así fue, la fui viviendo y pasando, no sin la amargura que le pertenece. La mía no era una gran depresión, he visto pasarlas a familiares cercanos y no puedo decir que lo mío fuera del 100%. Muchos dias con poco estado de ánimo, muchos momentos difíciles, algunas lágrimas también y sensación de agotamiento casi siempre. Al final no puedes evitar que te afecte en casi todo, y que incluso toque cualquier otra parte de tu vida.

«En mi caso tuve la suerte de que, aunque afectara a otros ámbitos de mi vida, todo haya salido fortalecido»

No sirve de nada buscar explicaciones, no sirve de nada preguntarse «¿por qué?». La vida te va poniendo delante ciertos desafíos, y tú única obligación es vivirlos, superarlos. La vida nos pone a prueba constantemente. Nadie se va a librar, uno no sabe cuanto tiene todavía por sufrir o por disfrutar.

«Lo único que se puede hacer mientras tanto es vivir«

Luego llega la psicología barata, las frases de Facebook en las que dicen todo lo que tienes que hacer para ser feliz, los psicología conductista que te receta soluciones de libro, la psicología positiva (la mal entendida) tan de moda… Incluso las personas cercanas que te aconsejan cosas para sentirte bien, desde un estado distinto al que tú estás, y por lo tanto sin conocimiento alguno. !Qué me vas a contar sobre consejos! Si yo soy el que los da e incluso escribe libros sobre ello…

«Pero eso no me quitaba el derecho a pasarlo mal, a caer al suelo.»

Pero no tiene nada que ver. Todas las frases que vemos por ahí y la mayoría de libros que puedas leer sobre autoayuda no te sirven de nada en una situación así. Lo único que cuenta es estar contigo mismo/a, no castigarte demasiado a ti mismo/a, tratar de quererte y aceptarte tal como eres. Me pareció importante cuidar ciertos aspectos de mi vida, para no ir a peor, alimentación, salud, relaciones, seguir comprometido al máximo con mi trabajo. Pero no nos sirven las recetas mágicas.

Pocos son mis consejos para salir de una depresión

Ahora estamos a 19 de Enero, ha pasado ya un año desde que todo comenzó y posteriormente en Septiembre, acabó. Ahora todo es diferente. Esta mañana me he duchado con agua fría, como solía hacer desde los 14 años, he meditado a primera hora, como solía hacer, he leído un poco en el sofá, he despertado a mi extraordinaria mujer y me he puesto a escribir este post antes de salir de casa y abordar los proyectos que tengo hoy. Por suerte, tengo energía mental, emocional y física. Ahora sé que todo ha pasado. Mirado desde la distancia es fácil analizarlo.

No te puedo dar lecciones, ni a ti ni a nadie sobre cómo salir de una depresión, cuando yo no entré del todo en ella. Hoy quería tan sólo sincerarme contigo y disculparme también, ya que no sabías nada, y te debo cierto nivel de intimidad en la comunicación, es lo que tiene un blog de autor.

Es posible que, en su momento intuyeras algo, al leer un post como este o este. En realidad, escribir es una de las mejores terapias. Y uno no escribe por escribir, escribe para comprenderse, para encontrarse mejor consigo mismo. Es un acto egoista, aunque en ese egoismo consiga aportar algo a otras personas. Es cómo la meditación, es de lo mejor que podemos hacer por los demás. Si tú eres feliz crearás felicidad a tu alrededor.

«Cuídate de los que desean ayudar sin haberse ayudado primero a ellos mismos»

Como no tengo ninguna lección que darte, sólo espero que tengas un gran día. Dicen que hoy es el peor lunes del año (el conocido blue monday), pero en realidad lo peor y lo mejor están dentro de nosotros. El cielo y el infierno están ambos dentro de ti. Para mi hoy es un gran día.

Por cierto la OMS publicaba un video hace unos años sobre la depresión, me pareció excelente. Ahí te lo dejo:

Mis mejores deseos para esta semana. César

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


46 Comentarios

  1. Una depresión es el infierno, un túnel largo y oscuro y uno solo encuentra la salida en el suicidio. Solo puedes salir de ese trance cambiando de vida, cambiando de ideas, de creencias, de amigos y si hace falta incluso rompiendo con tu propia familia. Para salir de la depresión es posible que hagas daño a tu entorno, pero si te suicidas también.

    Responder
  2. Después de una infancia marcada por abusos sexuales,y violencia entre mis padres,con 20 años debuté con una depresión, que además yo sola tuve que gestionar y saber que me estaba pasando.Pensaba que me estaba volviendo loca,la peor pesadilla de mi vida!!!.Empecé con tratamientos farmacológicos, los cuales me dejaban grogui y así parecía que encontraba alivio,pero no erá cierto.Fui a varios psicólogos y ninguno supo tratarme( hay mucho incompetente) de verdad,saca cuartos.Por fin, descubrí la meditación y el reiky y aquí estoy: tranquila,con alegría,ilusión,calma y armonía y lo que es muy importante SIN MEDICACIÓN. Eso si ,no ha sido de un día para otro,la meditación con constancia,osea diariamente y sin hacer pereza ,es la mejor terapia que hay para la depresión y la ansiedad,junto con una buenisima terapeuta claro está.Gracias al reiky y a la meditación por la felicidad que me ha aportado

    Responder
  3. LLevo unos meses que no soy yo, no tengo ganas de nada, me siento cansada física y mentamente. Con mi familia disimulo la mayoría de las veces, otras simplemente estoy enfadada porque no se dan cuenta. Solo pienso en que no quiero estar en este mundo, por otra parte me siento culpable por lo egoísta que me siento, si yo me fuera, que seria de mi familia. No se como lo hiciste pero me da miedo caer mas hondo en estos pensamientos. Me siento sola y a la vez quiero estar sola, no se como encauzar mi vida.

    Responder
    • Hola Encar, siento mucho que te sientas de esta forma en estos momentos de tu vida. La verdad es que sólo quien lo pasa lo sabe. No soy quien para darte consejos Encar, aunque si me permites te puedo sugerir un par de cosas.
      La mente es algo muy difícil de explorar, a veces, simplemente nos volvemos transitoriamente un poco así. Seguramente cualquier persona podría buscar las razones, y te invito a hacerlo a través de un terapeuta o psicólogo, pero más allá de las razones, permítete estar así. La culpa en estos casos no ayuda. ¿De qué sirve sentirse culpable? En realidad de nada, es una forma de hacernos daño.
      Sé buena contigo misma, cuídate ahora que lo estás pasando mal.
      Querer estar sola tampoco tiene nada de malo, es necesario estarlo durante un tiempo para querer estar luego con los demás.
      Sin embargo, piensa en tu equilibrio mental, físico y emocional. Mi invitación es que te cuides, que te permitas estar así y esperar a que la felicidad pueda brotar de nuevo Encar. Tú eres feliz, lo que pasa es que ahora no lo recuerdas seguramente. Puedes buscar la felicidad? seguro que sí.
      Es un camino largo pero merecerá la pena Encar, te queremos ver brillar.
      Un fuerte abrazo y mis mejores deseos en esta etapa

      Responder
  4. Jose Manuel

    Un abrazo Cesar.
    Por favor, cuídate mucho…

    Hoy he retomado la lectura de tu blog, y acabo de leer la entrada: «Salir de la depresión. En primera persona».
    Me alegra saber que has remontado el vuelo. Como dicen: «lo que no te mata, te hace más fuerte», y «la vida hay que mirarla hacia adelante». Sin embargo, cuando uno esta bien es fácil olvidar los momentos difíciles, olvidar que el lobo sigue estando hay.

    Un abrazo Cesar.
    Por favor, cuídate mucho: la salud es nuestro mayor tesoro.

    Responder
  5. Valiente, muy valiente…de gran ayuda y necesario.
    Me ha conmovido.Gracias.Muchas gracias por compartirlo.

    Responder
  6. Gracias por compartir estas sensaciones y vivencias…..los que hemos pasado por situaciones parecidas te lo agradecemos ….. y no sabes como!!!

    Responder
  7. Enric Cogollos

    El teu post és un acte valent de sinceritat i valor. M’alegre molt que estigues millor César. Una abraçada ben forta!

    Responder
  8. Cristina Fernández Navarro

    César, como de costumbre, das lo que tienes, lo mucho que tienes, y lo compartes con transparencia y con tanta humildad que llegas a lo más profundo de nosotros. Para mí, eso es grandeza, humanidad. Es lo que sentí cuando te conocí, en Valencia y lo que siento cuando te escucho, leo tus post, tus libros. Gracias por ser tan cercano, tan generoso. Me siento identificada contigo porque también he pasado por esa situación de la que aún no he salido fortalecida. Sé que los recursos los tengo yo y me entreno cada día para vivir: Me he dado cuenta que hasta hace poco sólo he trabajado y no vivido y aún estoy aprendiendo. Y vale la pena. Me gustan mucho tus post y éste, en especial, me da paz, serenidad. Gracias, César

    Responder
    • Hola Cristina, gracias por tus comentarios, y por la vitalidad que aportas en cada una de nuestras conversaciones. Gracias también por expresarte con naturalidad, te hace grande. Una alegría saber que estás en ese camino hacia una mayor satisfacción y plenitud. Sigue en ello Cristina, las dificultades se desvanecen ante la grandeza de personas como tú. Un abrazo

      Responder
  9. Hola César! Me encantan tus post y cada vez te leo más. Sin embargo, tengo que decirte que este post me ha sorprendido mucho, pues nunca hubiera imaginado que hubieras pasado por esa experiencia y menos el año pasado! Siento mucho que hayas pasado por ahí pero también me alegro muchisimo de que te hayas recuperado y estés de nuevo con tanta energía y proyectos en mente para este nuevo año. Como ya alguien ha comentado, coincide en que has sido muy valiente contándonos a tus lectores esta experiencia tan personal y como también se ha dicho, sobre un tema tabú.
    Como también otros han comentado, nos sigues enseñando con el coaching, con tus libros y con tus comentarios. Y creo que con este post hoy nos enseñas a conocernos como humanos, en todas nuestras caras, facetas, imperfecciones, contradicciones,… al mostrarnos tus debilidades, y aún mas, una persona como tú que siempre inspira motivación y positividad y ganas de enfrentarse a nuevos retos.
    Gracias de nuevo César y feliz año nuevo!

    Responder
    • Hola Paula! Gracias, me alegra lo que dices. Espero seguir compartiendo con los demás tanto como esté a mi alcance, sea de mi mismo o de lo que voy viendo día a día en el mundo que nos rodea. Gracias por tus palabras, me llegan como una sopita de pollo para el alma.

      Responder
  10. Borja Gonzálbez

    Ejemplar como siempre Cesar, la forma en que cuentas lo que vives y sientes, y en esta ocasión además con una dosis de sinceridad y humildad excelente, que hace que nos llegues hasta el corazón.
    Qué palabras más bien elegidas y que vivencias tan bien contadas, reales y humanas como la vida misma.
    Gracias por permitirnos aprender tanto con tus artículos y en especial por éste, que nos acerca a la vulnerabilidad de los grandes y la forma en que se superan los obstáculos.
    Un abrazo y enhorabuena!
    Borja

    Responder
  11. Carlos Valverde

    Buenos días César,
    Muchas gracias, como siempre por compartir estas experiencias. Te sigo desde hace años y me acompañas y me hace refelxionar siempre, aunque casi nunca te lo expreso.
    Esta vez me has vuelto a tocar y me siento muy identificado por que este año pasado tuve una situación similar, que en mi caso acabó en una separación de mi anterior pareja y era algo que tenía que hacer al verme que me estaba dejando de querer a mi mismo.
    Espero tener un nuevo encuentro contigo, ya sea en Valencia o Barcelona.
    Que tengas un fantástico 2015.
    Un fuerte abrazo!

    Responder
    • Hola Carlos! Espero que estés muy bien, y que el universo LH siga creciendo! Enric me va contando de vuestras andanzas.
      Caramba, siento lo que comentas, espero que te encuentres muy bien y te doy las gracias por compartirlo. Dice Cohen que «siempre hay una rendija por la que se cuela algo de luz», ya me contarás Carlos. En ese café en Barcelona o Valencia, será un placer!

      Responder
  12. Jesús Martín

    Enhorabuena por tu capacidad para abrir tus sentimientos mas profundos ante el resto!! Deberían existir más César Piqueras en el mundo!!
    Un abrazo de un fiel seguidor tuyo desde que te conoci en aquel curso en CSD (Valencia)

    Responder
  13. Enhorabuena por el post y gracias por compartir algo tan íntimo.
    Como otras tantas personas, me siento identificada en este momento de mi vida con todo lo que cuentas y con lo que se cuenta en le vídeo.
    Estoy en vías de curarme, gracias a una fantástica terapeuta que me ha hecho darme cuenta de que una vida llena de obligaciones y autoexigencias de las que ni siquiera somos conscientes, pasa factura antes o después. Que no puedes dar todo de ti a los demás y no guardar nada para ti. Que, a veces, es preciso ponerse como prioridad de uno mismo, aunque seas madre, hija, hermana y esposa….antes que nada eres tú y para ti.
    Llevo un mes intentando encontrar 3 cosas que me hagan feliz aunque sea por un momento, y hasta ahora solo he podido encontrar uno: jugar con mis hijos, es el único momento en el que he conseguido que la centrifugadora de mi cerebro me da un poco de paz….estoy en busca de los otros…
    Me considero afortunada por haber dado el paso de pedir ayuda, lo que ya denota valentía por mi parte. Ahora soy plenamente consciente de mis pequeños logros diarios, me voy librando de los «debería» y apostando por los «quiero hacer» y da resultado!
    Me queda mucho por andar para librarme de mi mochila de angustia y tristeza, pero ya no miro atrás, ni me valoro por los resultados de mis acciones, sino por el hecho de saber que hago todo lo que puedo y con mi mejor intención.
    Un abrazo para todos, ánimo y suerte.

    Responder
    • Hola Miriam,
      Gracias también a ti por compartir tu experiencia. Todos llevamos una mochila a las espaldas, y es cuestión de cada uno sacar de ella algunas piedras que también se habían colado dentro. Sin embargo, compartir siempre alivia. Las penas al compartirlas se dividen. El amor al compartirlo se multiplica, qué curioso!
      Gracias por este acto de amor Miriam. Un abrazo

      Responder
  14. Pilar García

    Eres muy grande! Gracias por compartir esta experiencia. Valiente y generoso!

    Responder
  15. Ana Isabel

    Fantástico post. Uno cree a veces que los líderes, loe sescritores etc, nunca bajan y sin embargo vemos que a veces sí y eso les hace más cercanos, más humanos. Gracias por compartirlo.

    Responder
  16. Como dice Eva, gracias por compartir tu experiencia con nosotros, César. Yo también he pasado, y paso, por esos momentos o etapas en que soy incapaz de levantar cabeza, en que, aunque soy consciente de lo mucho que tengo que agradecer (una familia que me quiere, un hijo maravilloso, un trabajo, un techo….) me siento desanimada, dándole vueltas a todo lo que me falta, a todo lo negativo, sintiendo que no avanzo. Y la sensación de no encajar del todo, de ser diferente, me ha acompañado toda la vida, quizás porque soy más bien tímida e introvertida y disfruto más de los amigos de verdad (que siempre son pocos) que en las reuniones sociales en que me siento como pez fuera del agua.
    Un abrazo
    Carmen

    Responder
    • Hola Carmen, Gracias por aportar tanto y sobretodo desde tu lado más humano y personal. Espero que pases esta etapa que comentas, que lo hagas de la mejor forma que puedas y que sobretodo lo hagas queriéndote, que es lo más importante. Aceptándote. Seguro que esa timidez e introversión que comentas te ha ayudado a muchas cosas en la vida, y te define de algún modo. Aunque la extroversión, a buen seguro, también está dentro de ti, de alguna forma, en alguna faceta de ti que también eres tú. Es maravilloso ver como nuestro lado humano nos une, nos hace sentir parte de un todo. No es necesario ser perfectos, tal como somos ya somos perfectos.
      Brilla Carmen, brilla tanto que puedas incluso iluminar el camino de los demás. Mientras tanto, y como los mejores marineros, ponte el chubasquero y sal a capear el temporal, no hay tormenta que dure demasiado tiempo.
      Un fuerte abrazo.

      Responder
  17. Pablo Torres

    Mi madre, una persona reflexiva, pensadora, inteligente y cultivadora de la mente, tuvo una ligera depresión hace 1 año, y le duró casi un año más. Yo lo viví con miedo y tristeza, y lo único que pude hacer fue escucharla y en menor medida motivarla.
    Cómo podía mi madre, a la que tanto había escuchado y que tan buenas reflexiones y consejos me había dado, ahora estaba sumida en algo que no le dejaba ser ella.
    Y que verdad César, porque fue ella la que puso todo de su parte para salir. En silencio, para no alarmar, y con valentía por su fuerza para no desistir. Al igual que siempre había buscado un significado a la vida y a las cosas, en esta ocasión, sólo pudo que enfrentarse directamente a ese momento gris y buscar su mejor solución.
    Ahora ya ha dejado al black dog detrás, y muy pequeño, y gracias a su experiencia, yo he podido aprender, que hay ciertas cosas en la vida que es mejor no analizar, y que hay que ser valientes para afrontar lo que la vida nos depara, y sobre todo, hacer que esta sea lo más interesante que puedas.
    Gracias César

    Responder
    • Hola Pablo, gracias por compartir una experiencia tan importante y valiosa. Nunca sabemos lo que nos traerá el futuro, quizás lo ideal sea disfrutar de todo mientras lo tenemos. Hay cosas que no se pueden analizar, y sólo debemos afrontarlas, con las fuerzas que nos queden. Gracias de nuevo por tan valiosa experiencia Pablo, mis mejores deseos de todo corazón para toda tu familia.

      Responder
  18. Hola César, eres muy valiente compartiendo esto y le da un mérito muchísimo mayor a todo lo que has hecho durante el 2014. Estos temas siguen siendo un poco tabú en nuestra sociedad pero creo que compartirlo te hace mucho más auténtico y te suma credibilidad. Leer tus «posts» ya es para mi uno de los buenos momentos de cada día, me alegro de que te encuentres bien y te animo a que sigas enseñándonos cosas y echándonos una mano para encontrar nuestro camino.

    Un abrazo

    Responder
  19. Gracias por compartir esto,César. Yo he vivido de cerca esto con familiares y de hecho acercarme al Coaching y comprender lo que es la Inteligencia emocional me hizo comprender que hay que dar tiempo, apoyar, pero dejar ese duelo consigo mismo y ser muy tolerante cuando a una persona le ocurre esto. Para mí una fase prolongada de extrés me lleva a querer alejarme demasiado, he tenido por eso, y una vez lo he pasado me he dado cuenta que estaba en cierto estado depresivo. Mucha presión alrededor puede llevarte a ello, aunque en apariencia tengamos todo lo que un día deseamos para nuestro futuro……es curioso, pero así funciona el cerebro…un abrazo y disfruta tu energía!!

    Responder
  20. Miguel Ángel García

    ¡César, no estoy de acuerdo contigo con el tema de la lección! Aprendo cada día contigo y si hay un post que te enseña en qué consiste la vida es este. En el confiesas un tema muy personal y con ello demuestras (por si alguien no lo sabía), tu autenticidad y la grandeza de tu persona, además de asumir que cada uno es como es con sus fortalezas y debilidades. Es decir, un ser humano.
    Nos vemos el día 30. ¡Un abrazo!

    Responder
  21. Angustias Muñoz

    Hola Cesar
    Solo quería comentarte que me encanta todo lo que has escrito y que me he visto reflejada , ya que yo lo he sufrido una depresión y ahora estoy un poquito mejor.El mayor apoyo ha sido una persona que tengo todos los días conmigo y es muy importante para mi. Pero quien en realidad tiene que superar esto eres tu, es lo más duro que me ha pasado en mi vida y espero que se acabe.
    Un saludo,
    Angustias Muñoz

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad