Crecimiento personal

Por ella

Por

Uno no sabe cómo, pero hay momentos en su vida en los que se cruza mágicamente con su media naranja, con esa persona con la que podría compartir toda su existencia…

Yo tuve la suerte de cruzarme con ella, hace 7 años y medio. Coincidir no es tan fácil, pero a veces ocurre.

Por aquel entonces Belén asistía a un programa de formación en el que yo era profesor y, desde entonces, no le he podido quitar la mirada de encima. Un tiempo después no sólo tengo la suerte de que compartimos la vida juntos, sino que además, si todo va bien, en unos días nacerá nuestra primera hija.

La vida es caprichosa y a veces nos da varios rodeos para llegar al lugar que nos quiere mostrar. A mí también me los dio, me tuvo unos años de aquí para allá, sin encontrar esa sensación que uno tiene cuando está con la persona con la que desea vivir el resto de sus días. Pero el día que la conocí supe que esto era para siempre.

Seguro que lo has sentido alguna vez y seguro que incluso te costaría expresarlo con palabras. Yo tampoco sé cómo hacerlo, lo único que ocurre es que sientes un algo dentro que te hace sentir el hombre (o mujer) más afortunado del mundo.

Hay relaciones tóxicas, casi todos hemos vivido alguna por algún tiempo. Relaciones basadas en el miedo  y no tanto en el amor. Y como existe miedo, pues claro, existe enfado, rencor, celos y otro tipo de emociones ajenas al amor.

Pero cuando existe amor suficiente, elimina todo aquello que puede perjudicarle a su lado. Es como un virus pero de los buenos, y de los que no tiene cura. Ya lo decía Cohen en una de sus míticas canciones «There is no cure for Love»

A veces creemos que existe amor suficiente en nuestras relaciones pero en realidad lo que hay es miedo. Miedo a estar solos, miedo…

Belén y yo insistimos mucho en esto, en que nuestra relación no puede estar basada en ningún tipo de miedo. El miedo es enemigo de nuestro amor, así que cuando asoma por la puerta le damos un puñetazo en las narices y nos metemos en la cama. No queremos miedo cerca de nosotros. Si te quiero, te quiero hoy y te quiero para siempre. Trabajamos desde esa visión y la alimentamos cada día con infinidad de detalles.

Me maravillan muchas cosas de ella:

  • La gran capacidad que tiene para estar a mi lado pese a que a veces soy un bicho bien raro.
  • La entereza con la que está llevando sus últimos días de embarazo.
  • Lo poco que la escucho quejarse.
  • Lo detallista que puede llegar a ser. Las notas que, cada vez que salgo de viaje, encuentro en mi maleta.
  • La capacidad de pedir perdón y la de perdonar.

Son tantas que podría estar media vida escribiendo este post…

Uno no puede estar a medias con su pareja, eso ya lo sabes. Cuando estás a medias es porque tienes dudas, y las dudas son ajenas al amor. Yo tengo la suerte de no tener dudas, de saber que ella y yo vamos a vivir juntos. Porque nos apetece hacerlo y porque decidimos hacerlo cada día.

Si tienes dudas es que quizás no es la persona, quizás te estás tratando de autoconvencer «sí, sí es la persona, lo que pasa es que…». No, si te dices algo así es que no es la persona.

«La persona es la persona, es ese alguien que siendo imperfecto, para ti es perfecto».

Yo no puedo entender cómo, con todas mis imperfecciones, una mujer como ella se acerca a mí y decide vivir toda su vida conmigo, y apostar por nuestra relación cada día. ¿Será porque ella no ve mis imperfecciones?

Creo que la clave consiste en enamorarse de una persona imperfecta y de amar incluso estas imperfecciones. Belén no es perfecta tampoco, pero es ella, la mujer a la que decido amar cada día, porque para mi merece la pena estar a su lado toda una vida.

Muchas personas piensan que en el amor hay que buscar a tu alma gemela, a alguien como tú. Yo no estoy de acuerdo, a ti ya te conoces demasiado, sería horrible que la persona que comparte mi vida fuera como yo ¡no podría aguantar ni el primer año!

Lo que uno busca es alguien que tenga una visión parecida de las cosas importantes de la vida, porque será lo que determinará en qué medida podemos convivir. Una persona que comparta una forma de pensar parecida sobre la importancia de la familia, los hijos, el trabajo y otras cuestiones que cada día llamarán a la puerta de la relación.

Pero más allá de este aspecto tan logístico, lo que yo busco es a alguien que sea mi fan número uno. No una fan de César Piqueras, el escritor, sino del otro, del que ayer llega a la casa a las 23h sin ganas de hablar demasiado o del que a menudo necesita retirarse a un Monasterio para escucharse a sí mismo, o del que trabaja muchos domingos, o del que todavía tiene unas cuantas imperfecciones emocionales que ir arreglando. Eso es lo que busco, alguien que sea fan también de esta parte de mi.

«En realidad no tenemos que ser perfectos, sino encontrar a la persona que nos ame de forma perfecta siendo imperfectos»

Y sobretodo alguien con quien tenga chispa, con quien puedas pasar 51 días de vacaciones sin una discusión, con quien poder convivir las 24horas del día mientras disfrutas de la vida en toda su extensión. Y con quien cuando llega cada noche, te apetezca abrazar y seguir durmiendo a su lado.

Yo tengo la suerte de que hace más de siete años me crucé con esta persona. Entonces, cuando sientes que alguien te ama de esa forma, descubres que tú también quieres hacer lo mismo y el trabajo de amar es más sencillo.

 «Porque amar, realmente consiste en darle alas a la otra persona para que vuele todo lo alto que quiera. Y cuando los dos hacemos lo mismo, los dos volamos y nos sentimos felices.

Hace unos años le escribí esta dedicatoria para uno de mis libros:

Va por ti. Gracias por mostrarme cada día cómo el Amor es fácil.

Que tengas un gran día.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


27 Comentarios

  1. Excelente artículo César, soy una persona muy reflexiva y me encantan las personas que piensan como tú. Se nota que sobre todo eres buena persona y eso está por encima de todo. La vida junto a personas como tú es maravillosa, yo intento disfrutar día a día con cada persona que se cruza en mi camino.
    No hay nada mejor en la vida que disfrutar con los demás sin pedir nada a cambio y que eso sea recíproco. Hay una frase que mi mujer me dice desde que nos conocimos (y me la dice no como algo bueno, pero yo estoy orgulloso de ello) «es que tú siempre ves las cosas de color de rosa». Pues sí soy una persona muy positiva que todo lo mira desde el punto bueno y ni se plantea los puntos negativos.
    Tengo dos hijos y por experiencia creo que lo más importante que podemos transmitir a nuestros hijos son los valores, la forma de vida y el positivismo, y por como escribes y lo que expresas creo que tu niña a tenido suerte de nacer es tu familia.
    Enhorabuena por vuestra niña que seguro la váis a disfrutar como nada en el mundo.

    Responder
  2. Jordi Esteller

    Hermosas palabras para mostrar el amor de una hermosa pareja.
    Me encanta cuando escucho o leo expresiones de amor sincero de un modo abierto, sin ningún tipo de vergüenza o miedo a expresar lo que todo el mundo siente, pero pocos valientes se atreven a decir en voz alta.
    ¡Qué bonito es decir te quiero y desgraciadamente cuánto cuesta!

    Un abrazo

    Responder
  3. ALICIA MOLIAS

    ENHORABUENA CESAR, ES MUY DIFICIL ENCONTRAR UN AMOR ASI, OS DESEO LO MEJOR…DAIS UN POCO DE PELUSILLA…JJJJ

    Responder
    • Oh! Alicia Gracias! Espero que estés de cine! siento si a veces todo parece todo muy ideal, pero en realidad nuestra vida es tan normal como la de cualquier otra pareja, eso sí hacemos un proceso de mejora continua siempre que podemos 😉 Un fuerte abrazo Alicia y gracias por estar ahí.

      Responder
  4. Juan Lovi

    Hoy la entrada es más larga de lo habitual, se nota que es un «tema» muy importante para ti César. Suerte en el día más feliz de tu vida que está a punto de llegar. Te sorprenderá que aún tengáis más amor para compartir con vuestra bebé. Saludos

    Responder
  5. Buenos días. Me han encantado tus reflexiones. Aprovecho para proponerte el tema de un futuro libro COACHING PARA LA PAREJA. Saludos.

    Responder
  6. Laura Sánchez

    Gracias por compartir y mucha felicidad para esa personita que pronto estará con vosotros.
    Un abrazo
    Laura

    Responder
  7. Pablo Torres

    Te leo todos los días César, y es increíble la capacidad de trabajo y de voluntad que tienes para todo lo que haces.
    En cuanto a este artículo, te doy mi más sincera enhorabuena por tu felicidad y por la forma de transmitirnos ese amor, y ojalá todos podamos encontrar, los que no lo hemos hecho aún, a nuestra media naranja.

    Responder
  8. Mara Chisbert

    Totalmente de acuerdo César, cuando lo tienes delante sabes qué es tu amor. No pierdas nunca esa esencia que sigues teniendo aunque pasen los años. Besos.

    Responder
  9. Pilar Fernández

    César,

    disfruto cada día con cada uno de tus artículos. Abordas temas que resuenan, despiertan, emocionan.

    Gracias por compartir tanto. Te mereces esta felicidad, es precioso veros, ver vuestro camino juntos: vuestro amor, valores, generosidad.

    Te mando un abrazo muy fuerte,
    Pilar.

    Responder
  10. Miguel Angel García

    Felicidades. Encontrar una persona así y saber valorarlo es increíble. Os deseo lo mejor. Un abrazo enorme.

    Responder
  11. Gracias Cesar por compartir esta hermosa y personal reflexión.
    Se nota la emoción en tus palabras…

    Un abrazo,
    R.

    Responder
  12. Guillermo Llofriu Cañellas

    Hermosísimas palabras César. El amor es así de simple y, a la vez, así de complejo ya que cada persona es un mundo y cuando dos nos juntamos, somos tres mundos. Y en verdad la única forma de estar es ser como se es y vivir en un constante proceso de cierre de puertas a lo negativo, en un ejercicio constante de consenso que no es nada fácil y en crear un paraíso de confianza, respeto y comprensión.

    Y el primer hijo, en vuestro caso una nena, un milagro maravilloso que nos eleva como persona a un nivel superior y refuerza lazos. Sin duda todo irá fenomenal, ya nos enteraremos por ti del feliz desenlace. Casualmente mi hijo, que conociste en Palma, cumplió 18 años hace un mes y ya te digo yo que hay que disfrutar de ellos cada instante que tenemos.

    Es una maravilla para los que sensibilizamos enseguida y jugamos siempre con los canales ascendentes del cerebro, partiendo de forma muy potente desde las emociones, veros tan felices y a la espera de tan señalado acontecimiento.

    Enhorabuena y gracias como siempre por tus inspiradoras palabras.

    Un abrazo desde Palma

    GUILLERMO LLOFRIU

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad