Crecimiento personal

Poner orden en la vida

Por

Buenos días! ¿Cómo llevas el mes de Agosto? Espero que estés muy bien y que este periodo estival te esté sentando de maravilla. A medida que pasan los años uno va dándose cuenta de la importancia de la organización como medida para tener una vida más satisfactoria, allí dónde no hay orden reina el caos, y todo se complica lo suficiente como para poner orden en la vida de vez en cuando.

Ordenar tu vida

Soy de los que piensan que si en tu entorno todo está ordenado, también lo estará tu cabeza, y eso, estarás de acuerdo conmigo, es fundamental. De ahí que los que somos un poco frikis de la planificación y gestión del tiempo siempre estemos hablando de oficinas ordenadas, escritorios diáfanos, etcétera.

«El orden exterior provoca orden interior».

Este verano está siendo algo diferente a los anteriores en lo que a vacaciones se refiere. Todo empezó cuando Belén y yo decidimos no ir algunos días al apartamento en la playa como solemos hacer otros años. El embarazo de Belén, el creciente ritmo al que aumentaban los contagiados por el virus del  Zika (cuando planificamos las vacaciones allá por Mayo parecía la pandemia mundial del S.XXI) y los mosquitos tigre que suelen haber en nuestra costa Mediterrenea, unido a la sangre tan rica que tiene que tener Belén desde el punto de vista de un mosquito, hicieron que pensáramos mejor pasar las vacaciones entre el Norte de España y el aire acondicionado de nuestra casa en Valencia, evitando así todo lo posible cualquier complicación o riesgo en el embarazo de Noa, que de momento crece de maravilla, cerca de las 29 semanas.

La cuestión es que tenía pendiente pintar algunas paredes del salón de casa desde Mayo y me dejé esta tarea para este impasse entre nuestro viaje por el Norte y el siguiente viaje que haremos en unos días. Al final, pasó de ser «pintar unas paredes del salón» a pintar algunas más, y finalmente pensé en pintar toda la casa, por lo que no ha quedado rincón alguno sin dejar como nuevo.

Luego fuímos a Ikea y hemos completado algunos rincones y el futuro dormitorio de Noa (al menos durante los próximos 3-4 años hasta que nos transalademos a Náquera).

Como sabes Ikea es de esos lugares en los que entras con un «voy a comprar una cajonera» y sales necesitando un coche mucho más grande.

Y finalmente ha sido un… «además voy a barnizar la mesa y sillas de la terraza», y «¿qué te parece si cambiamos la columna de ducha?» o «ya que estamos voy a arreglar las luces de»… y finalmente no queda un rincón de la casa sin que tenga a su correspondiente fontanero, electricista, carpintero o pintor en forma de César Piqueras. Desde muy pequeño he aprendido a hacerlo todo por mi mismo. Mi abuelo, cuanto mi hermano y yo teníamos 2 y 6 años, nos regaló una caja de herramientas a cada uno. Crecí comprando herramientas de todo tipo y aprendiendo a hacer casi, casi de todo.

La cuestión es que esta semana y la pasada las hemos invertido en ordenar, eliminar y regalar todo lo que se podía y, de esta forma, poner algo más de orden todavía en nuestra vida. Especialmente en un momento tan intenso como este, de cambios tan significativos a nivel familiar, y también internamente a nivel mental, físico, emocional y sobretodo como una forma de encarar el futuro. Un futuro para el que me siento repleto de energías, ilusión e ideas. Y eso es genial. 

Lo que nunca pensaba que iba a hacer…

Lo que más me ha costado es ordenar y vender mi biblioteca personal de libros sobre management, psicología, liderazgo, etcétera. Algo que un tiempo atrás me parecería imposible, pero que con la llegada del libro electrónico he decidido hacer, pues el conocimiento no está en los libros que uno ha leído, sino que el conocimiento es lo que se queda en uno después de leerlos, los libros pasan a tener un papel meramente testimonial.

Todos aquellos libros que me han acompañado desde hace más de 15 años y que, de alguna manera, han hecho que esté hoy aquí. Se trata de más de 250 libros que he ido comprando poco a poco, leyendo y mimando, como todo buen lector. Desde ayer están a la venta en Wallapop, así que si la quieres (y llegas a tiempo) puede ser tuya. Aquí la tienes por menos de una doceava parte de su coste (lo que he pagado por todos ellos a lo largo de estos años está entre los 3000 y 4000€).

Son unas 10 cajas repletas de los libros que he leído hasta hoy sobre psicología, empresa, crecimiento personal, liderazgo, management, marketing y ventas, etcétera. Allí encontrarás todos los libros de los que he hablado aquí, aquí o aquí, hasta completar unos 250-300 libros (no me he parado a contarlos, lo siento). Si te interesa puedes contactar y acordamos la forma de recogerlos.

La cuestión es que a mi ya me han sido tremendamente útiles, creo que no hay inversión más sana que la que se hace en conocimiento y a mi me ha cambiado la vida varías veces. Ahora me toca pasar ese testigo a otra persona, para que le sean útiles.

Pon orden en tu vida

Me pregunto cómo es tu vida, cómo es el espacio físico, mental y espiritual que habitas.

¿Se trata de un espacio ordenado?, ¿limpio?… ¿Qué tipo de situaciones, espacios te interesaría ordenar?

Muchas veces creo que es necesario poder poner cierto orden en nuestro entorno para que nuestro interior tenga algo más de orden, de calma. Es algo así como desbloquear situaciones.

Cuando te pones a eliminar cosas, a ordenarlas o a arreglarlas o regalarlas parece que cierta energía, todavía dormida, se empieza a mover. Y eso es maravilloso.

Que tengas un gran día.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


11 Comentarios

  1. Johanis Jiménez

    Gracias!! Buena reflexión.. Es buen momento de revisión 🙂 Soy una joven vendedora de Caracas, Ven. en formación, quisiera llegar a formarme como coaching. Me encanto leerte desde la primera vez, ya te sigo hasta por you tobe. Felicidades por la pronta llegada de su niño.

    Responder
  2. Raúl Ubaldo Sanhis

    Buenas Cesar, vaya tute te disté con la bici, ¡eres un crack!, me gusto mucho seguirte. Solo quería saber si seguían en venta los libros. Un abrazo

    Responder
  3. ANA ISABEL

    Hola César, 250 libros son muchos. ¿Los venderías en packs de 50 por ejemplo? Me interesaria La biologia de las creencias y los que salgan. El poder del ahora, ya lo tengo. Mandame un mail privado si aún los tienes. Será un honor leer las mismas páginas que en su día leíste tú.

    Responder
  4. Josep Egea

    Cesar, cuando tengas familia ya me contarás como van esas planificaciones, orden , planificación del tiempo y demás ????. Te aseguro que no serán igual pero en mi caso son mucho más divertidas ????, espero que para ti también lo sean. Enhorabuena por esa nueva vida en camino y que salga todo bien .???? Haces un gran trabajo en este blog.

    Responder
  5. Buenos días, cada día me sorprendo leyendote, porque no son sólo las cosas grandes,que también las pequeñas que haces por ti mismo,que te hacen muy grande. Felicidades familia! Un abrazo desde Cartagena

    Responder
  6. Enrique Garcia

    Cierto, Cesar, lo más caro , cuando te pones hacer algo en casa son los «yaque»… ya que estamos…
    Gracias por tus aportes, un saludo.

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad