Emprender

Imagina que pudieras pedir un aumento de sueldo

Por

pedir un aumento de sueldo

Aunque sea muy banal eso de hablar de dinero, hoy voy a entrar en este terreno que no cabe duda que nos importa a todos los que invertimos unas cuántas horas de cada día en trabajar en algo. Imagina que pudieras pedir un aumento de sueldo ¿cuánto pedirías?. En este post voy a ser un poco “tocap….s” para cualquier empresario o director/a de RRHH, no quiero ser políticamente correcto, quiero contarte mi experiencia personal sobre este tema…

Dicen que el dinero no es uno de los motivadores más importantes para una persona. Según Herzberg y sus estudios, el salario es un factor higiénico, es decir que debe de estar en su justa medida, pero el hecho de que esté por encima de esa medida no hará que nos motivemos más a largo plazo, lo hará únicamente a corto y tendrá un efecto mínimo. Estoy totalmente de acuerdo con él y con sus teorías, de hecho tendría que calar más hondo en muchas empresas el mensaje de que:

El reconocimiento, la autonomía, la sensación de crecer, conseguir metas, aprender, pertenecer y otros factores son grandes motivadores.

aprender a pedir un aumento de sueldo

El tema del dinero fue uno de los factores por los que decidí dejar de trabajar por cuenta ajena y en el 2006 (antes de nuestra bendita crisis) abandoné un puesto fijo y bien pagado para irme a vivir a Londres y reinventarme de los pies a la cabeza. En aquel entonces habían tres factores que me hicieron tomar la decisión, y que buscaba conseguir cuando volviera a España:

  1. Tener mayor autonomía en todo lo que hacía. Ser el dueño de mis éxitos o fracasos. Trabajar para alguien nunca te da autonomía al 100%.
  2. Tener más vacaciones de las que tendría en la empresa privada. De esto hablaré otro día.
  3. Dedicarme a algo que me apasiona. Ese factor fue de gran ayuda para dar el salto.
  4. Ganar más dinero y de forma más justa de lo que lo haría en la empresa privada.

Cuando todo lo demás está, cuando creces, haces lo que te gusta, tienes autonomía, etcétera, el factor económico es un factor clave e importante.

A día de hoy puedo subirme el sueldo tanto como quiera. Lo único que debo de hacer es trabajar más duro, aumentar mi propuesta de valor, aportar más a mis clientes, escribir más libros, visitar a más nuevos clientes, fidelizar a los clientes que ya tenemos, tener mejores ideas, trabajar más horas…

Pero César ¿Esto es lo que se le pide a cualquier persona, trabaje por cuenta propia o por cuenta ajena?

Tienes toda la razón. La diferencia (y lo que me parece injusto) es que cuando trabajas por cuenta ajena tu sueldo puede aumentar un 10%-20% si lo haces muy bien. Así se diseñan las políticas retributibas en la empresa privada (siento ser en este post azote de los directores de RRHH, sé que me perdonaréis). Es decir, que si tu salario son 30.000€ si te dejas los cuernos este año puedes ganar hasta 36.000€ pero no más. Esos 6.000 eurillos extra se supone que compensan todo lo demás, estrés, noches sin dormir, viajes y más viajes, tu hijos sin verte demasiado…

Me gusta como política retributiva, es evidente que a nivel empresarial conviene, pero a nivel personal para mi mismo me parece injusto, y por eso decidí salirme de esta rueda.

Mi forma de pensar es que si me esfuerzo mucho, quiero que el salario vaya en consonancia. Si trabajo el doble que alguien que lo hace de forma mediocre quiero ganar el doble. Parece lógico ¿no?. Lo justo para mi es que si mi sueldo fueran 30.000€ si un año me dejo los cuernos, ese año pudiera cobrar 60.000€, 90.000€, etc… Acorde al esfuerzo, la retribución. Y eso sólo lo he visto cuando trabajas para ti mismo/a.

como pedir un aumento de sueldo

También aquí tienes un problema, si no te lo curras lo suficiente, puedes llegar a cobrar 0€, o peor todavía quedarte sin ahorros en tu empresa porque has tenido una mala época. Quizás ese sea el principal problema por el que muchas personas no se atreven a dar el salto de emprender.

Quieras o no, trabajar por cuenta ajena te ofrece un paraguas muy amplio en el cual cobijarte cuando no das de ti lo mejor, y sin embargo puedes seguir cobrando tu salario base.

Como esta idea tampoco me convencía del todo decidí saltar al vacío bajo la siguiente forma de pensar “Si me trabajo duro mi salario se multiplicará, si no soy capaz de hacerlo viviré debajo de un puente”. Este tipo de política sí que es un gran motivador para hacer las cosas bien cada día. Es algo así como “quemar las naves” no tienes otra opción que hacerlo bien sí o sí, conquistar la isla o ser su prisionero.

saber pedir un aumento de sueldo

¿Pedir un aumento de sueldo o aumentarte el sueldo?

Tener un salario así de variable, que puede multiplicarse proporcionalmente a tu esfuerzo es un gran motivador, te lo aseguro. Es lo que está en la mente de cualquier empresario, y lo que muchas veces le motiva para seguir tirando hacia adelante.

Si no te sientes bien retribuido, es hora de pedir un aumento de sueldo, pero para poder conseguirlo tienes que aumentar tu propuesta de valor hacia tu empresa, tienes que ser casi imprescindible, y tienes que hacer que tu empresa gane mucho más. Sin embargo, por agravios comparativos, porque tu nómina no sea superior a la de tu jefe, y por más motivos, la mayoría de empresas no están dispuestas a hacer este tipo de multiplicaciones, y es posible que tus plegarias no sean tenidas en cuenta.

La otra opción es que si crees que tienes mucho valor añadido y que tienes (ahí fuera) mucho por hacer y por ganar, decidas emprender. Las cosas te pueden ir bien o mal, eso depende de ti, te lo aseguro.

Que tengas un gran día.