Gestión del tiempo

Me voy de vacaciones (con perdón)

Por

casona de quintana

Hoy es mi último día de trabajo antes de vacaciones, tengo dos sesiones de coaching ejecutivo en dos empresas distintas y un par de reuniones más a lo largo del día, a primera hora escribo este post (6:30am), y lo hago con cierto sentimiento de vacío, mañana no escribiré en este blog. Empiezan las vacaciones, ahora toca parar y desconectar…

En realidad deberían de haber empezado el pasado sábado 19, pero las últimas semanas me han arrollado y la inercia que venían trayendo no ha sido posible pararla de golpe, así que he necesitado el fin de semana y estos dos días para cerrar temas abiertos con nuestros clientes y finalizar tareas pendientes.

¿Cuándo vuelvo? Volveré a trabajar el 8 de Septiembre, hasta entonces quedan 47 días. No es una excepción, hace tiempo que venimos aplicando la fórmula de las 11 semanas de vacaciones al año, y en verano tocan 7. El resto del año lo has podido ver con tus propios ojos, mucho trabajo y jornadas maratonianas. Esto me obliga a descansar a menudo y a buscar tiempo para escribir libros y volver a encontrarme conmigo mismo y con otros aspectos fundamentales de mi vida.

parar y desconectar

Tiene algunos inconvenientes, uno de ellos es el económico, tener que decir que “no” a muchos clientes, no facturar durante demasiado tiempo. Sin embargo, es algo que elegimos hacer por salud mental, emocional y física. Si quiero dar lo mejor de mi mismo durante el año, necesito cada cierto tiempo unos días de desconexión, y en verano una temporada más larga.

Tiene muchas ventajas, ahora no podría volver a la empresa privada en la que tomabas un par de semanas y te sentías culpable por haberte ido de vacaciones. Ahora es diferente, tener mi propia empresa fue una decisión personal que incluía tres condiciones: mayor autonomía, mayores ingresos que trabajando para otros y más vacaciones. Con el tiempo hemos conseguido que las tres se cumplan.

¿Qué voy a hacer en vacaciones?

Fundamentalmente descansar y escribir libros. Muchos dirán que mis vacaciones no lo son del todo, pues escribir libros es una tarea profesional. Tienen parte de razón. Sin embargo, para mi se ha convertido en algo muy divertido que no tiene que ver con mi día a día (Las dos semanas que cada año voy al Monasterio de Poblet a escribir son sopa de pollo para el alma).

Además, sólo dedicaré las mañanas de unos 18 días a escribir, en total unas 80 horas en las que espero escribir unas 60.000 palabras. Ya te contaré el resultado, o mejor dicho lo verás publicado el año que viene.

desconectar del trabajo

Aunque soy un pecador (pecadorrrr!), no voy a desconectar al 100% todo el tiempo, me costaría mucho hacerlo durante tantos días. Escribiré un post a la semana en este blog, saldrá los miércoles a las 11:00. Así que no te extrañes si no me recibes diariamente (igual hasta te viene bien!). Seguiré recibiendo el correo. No podré contestar a los comentarios de los lectores hasta pasados unos días.

¿Dónde estaremos? Haremos un poco de todo, en casa, en el apartamento en la playa, en la casa del pueblo (cerca de Requena), un día en Logroño (Tapeo en Calle Laurel), País Vasco a ver a unos buenos amigos y sus trillizos, y unos días geniales en La Casona de Quintana, en Cantabria. El año pasado ya nos conquistó y este año volverá a hacerlo. Aunque la red rusticae es garantía de calidad, en este caso la satisfacción es asegurada, servicio fantástico, comida maravillosa y el entorno inmejorable: El valle de Soba, dónde parece que no ha llegado el marketing, ni el progreso…

Si puedes escaparte allí unos días no lo dudes. Eso sí, reserva con tiempo.

casona de quintana cantabria

Ahora que parece que empieza la recuperación económica decidimos tomar fuerzas, repensar y hacer balance, para continuar en Septiembre con energía física, mental y emocional.

Soy de los que piensa que desde el 2 de Enero hay que desvivirse por hacer un gran trabajo ese año, pero si estás cumpliendo con tu plan, tienes que saber detenerte a tiempo y darte una palmadita en la espalda de vez en cuando.

También te deseo a ti lo mejor en estas vacaciones de verano,

  • espero que las disfrutes,
  • que tomes fuerzas,
  • que tengas tiempo para tus seres queridos,
  • que tengas tiempo para ti,
  • para sentir la naturaleza que te rodea, las personas,
  • para pensar en tu futuro,
  • en lo que quieres conseguir…

Y en Septiembre nos volveremos a ver en este camino, volveremos a caminar juntos. Buen viaje!

Me voy de vacaciones (con perdón)
5 ([por]) 1 voto

20 Comentarios

  1. Mercedes

    Que agradable motivación para quienes aun no saltamos al precipicio confiando en que se puede volar, que disfrutes tus vacaciones y tengas feliz regreso, sera un gusto leerte nuevamente, felices días. 🙂

    Responder
    • Hola Mercedes! Tus palabras me hacen reflexionar sobre ese precipicio que comentas. Debemos prepararnos psicológica, física y emocionalmente para los retos que vamos a encontrar profesional y personalmente. Casi que no nos debe de importar el salto que daremos, sino en qué medida nos estamos preparando para ello. Ves despacio Mercedes, a tu ritmo, dando pequeños pasos pero certeros, cuando te des cuenta estarás en el aire, y se habrán desplegado unas maravillosas alas. Disfruta del verano y cuida mucho de tu alegría interior.

      Responder
  2. Buenas y merecidísimas vacaciones, Cesar! Recarga pilas que queremos seguir leyéndote cosas interesantes en septiembre!!
    Abrazos
    Borja

    Responder
    • Hola Borja! Gracias! también para mi es interesante leerte y conocerte, espero que también disfrutéis, tú, K, y la familia de un verano estupendo, reparador y que renueve fuerzas para comenzar en Septiembre. Un abrazo Borja.

      Responder
  3. jorge martin

    No me cabe duda que son vacaciones necesarias y merecidas. Disfruta de cada dia de la misma forma que disfrutamos de tus lineas. Seguro que sabremos esperarte de miercoles a miercoles. Feliz descanso César.

    Responder
    • Hola Jorge! Gracias, me alegra y anima seguir escribiendo leer tus comentarios. Espero que estés de cine y que disfrutes también de unas merecidas semanas de vacaciones estos días. Nos vemos a la vuelta Jaime, un fuerte abrazo.

      Responder
  4. Maria Linsen

    Merecidas vacaciones!! Disfrutalas Echaré de menos tus posts. BEST REGARDS, ENJOY 🙂

    Responder
  5. Rafael Martínez

    Que descanses y vuelve con las pilas cargadas, aquí te esperaremos en septiembre.
    Felices vacaciones

    Responder
  6. dajonasa

    Felices vacaciones César, muy merecidas. Desde mi trabajo por cuenta ajena te seguiré los miércoles con cierta, pero sana, envidia. Hasta en tu “post más vacacional” me has aportado contenidos para reflexionar.
    Gracias y disfruta.

    Responder
  7. Ignacio Arcas

    Que disfrutes mucho y descanses. Se echará de menos el post diario, nos tienes mal acostumbrados!!

    Es la primera vez que escribo pero sigo el blog con mucho interés. Me ayuda y motiva en cuestiones muy diversas, te lo agradezco.

    Un abrazo.

    Responder
    • Hola Ignacio! Muchas gracias por seguirme y también por tu comentario. Me alegra que te resulte útil, quizás sea lo más importante para mi. Recuerdos al equipo, a Eva B., Gonzalo T., y compañía. Que tengas un feliz verano Ignacio. Nos vemos a la vuelta. Un fuerte abrazo!

      Responder

Deja tu comentario dajonasa

Clic para cancelar respuesta.




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

*