Liderazgo

Porqué necesitamos un Nuevo Liderazgo. El viejo ya no sirve

Por

nuevo liderazgo

Las sociedades avanzan, se desarrollan y crecen, como así lo hacen sus ideas, sus formas de hacer las cosas, de relacionarse y de mirar al futuro. La gestión de empresas no ha pasado desapercibida a los cambios socio-económicos en las sociedades más desarrolladas, cambios que nos piden un nuevo liderazgo. En este post encontrarás algunos de los cambios que hacen necesarios nuevos estilos de liderazgo en las empresas. 

Porqué un nuevo liderazgo

  • Por el desarrollo mismo de nuestra sociedad: Mientras que hace dos o tres décadas, la forma de dirigir personas podía ser más directiva y autocrática, en la actualidad no se espera del líder esa autoridad (altamente desmotivante) más que en contadas ocasiones (situaciones muy críticas). Por lo que las personas demandan líderes con estilos de liderazgo movilizadores, capacitadores e inspiradores. Las personas que acceden al mercado de trabajo son más conscientes de cómo les gustaría ser tratadas, de que quieren ser reconocidas y sentirse parte de un proyecto estimulante. Por un lado será necesario seleccionar a las personas que más se puedan apasionar con nuestro proyecto, por otro saber crear climas para que se motiven y desarrollen.

nuevo liderazgo

  • Porque la globalización es una realidad. Vivir en esta aldea global implica que muchas empresas vienen a nuestros mercados a competir, y las nuestras también van a otros mercados a competir, un teléfono móvil se fabrica con piezas y materias primas de más de 50 países (qué locura). Esto añade más exigencia sobre la gestión de equipos y personas, necesitamos que ellas nos den el 100%, el compromiso y la motivación para conseguir estar entre los mejores (¡con pocos recursos!). La globalización nos exige un tipo de liderazgo distinto, nos pide que en lugar de seguidores, busquemos crear más líderes, personas que muestren liderazgo personal, que se puedan comprometer e implicar. Pero para ello desde las empresas no se trata de pedir y pedir, sino de empezar por dar nosotros, creando culturas de desarrollo de personas, convirtiendo a cada líder en un creador de líderes y personas auténticas, capaces y motivadas.
  • Porqué el mundo 2.0 ha venido para quedarse. El hecho de que vivamos en la era de la información, de que el social media esté dentro de nuestras vidas supone un cambio importante para la sociedad. Las personas saben lo que quieren, tienen información suficiente. Las empresas tienen una reputación que mantener y cuidar. La visibilidad de una empresa es fundamental, pues crea una expectativa en el cliente y llama su atención. Ninguna empresa importante puede escapar al impacto Facebook, Twitter y otras RRSS en su reputación. La era 2.0 ha venido para quedarse, el mundo ha cambiado aunque muchos no se quieran dar por enterados.

nuevo liderazgo

  • Porque el planeta vive retos que hasta ahora no habíamos imaginado. Este nuevo liderazgo debe ser capaz de promover un nivel de conciencia en las personas en el cual se asuma que somos responsables del legado que vamos a dejar a nuestros hijos. Las personas cada vez tienen unos estándares éticos más altos (aunque a veces parezca lo contrario), términos como la sostenibilidad, la justicia, la igualdad y la solidaridad tienen un mayor peso en la toma de decisiones de las personas y de las empresas. Aunque de esto hablaré otro día.

Si te ha gustado este artículo compártelo en redes sociales, coméntalo o si todavía no lo has hecho suscríbete a este blog.

Suscríbete a mi newsletter y recibe nuevas herramientas y recursos.


8 Comentarios

  1. Y yo me pregunto ¿realmente quieren cambiar las empresas? Yo siento que muchas veces las empresas tienen dos discursos: el que cuentan que es como dices en el artículo forjado en cursos y cursos de RR HH y el que ejecutan, que no ha cambiado y sigue siendo autoritario y punitivo.

    Responder
    • Estoy de acuerdo contigo Teo, es una gran pregunta la que lanzas y cuya respuesta nos daría para escribir varios libros. Vamos a empujar lo que podamos todos aquellos que sí estamos interesados en que algo cambie en nuestras empresas. Un fuerte abrazo

      Responder
  2. Amparo

    No podría estar mås de acuerdo con la necesidad de un nuevo tipo de liderazgo, en el cual creo e intento desarrollarme personal y profesionalmente día a día a la vez que contribuyo a desarrollar el liderazgo en mi equipo de trabajo. La triste realidad con la que convivimos es que desde altas esferas se habla de nuevo liderazgo y de cambios pero a la hora de la verdad se sigue premiando lo mismo. Creo que en necesario un cambio coherente que vaya desde el cambio en el mensaje hasta un cambio real. No tiene sentido buscar resultados diferentes perpetuando viejos mętodos.

    Responder
  3. Guillermo Llofriu

    Totalmente de acuerdo en la necesidad de liderazgo. Lo que sí veo mucho en empresa es al «líder antiguo» a pesar de ser joven en edad, forjado en el tradicionalismo de su empresa, hecho en el que no entro pero que sí creo responsable en muchas ocasiones de que estos profesionales no hayan podido desarrollar sus verdaderas dotes de liderazgo natural por la presión de tener que gobernar un barco que lleva mucho navegando. El cambio es ya muy urgente y necesario. Saludos

    Responder
  4. Miguel Ángel García

    ¡Ya lo creo que necesitamos un nuevo liderazgo! Primero, el personal, evolucionando, aprendiendo día a día y gestionando los cambios. Y segundo las empresas porque «algunas» el liderazgo lo entienden a la vieja usanza, «Artículo 33» . Y mi pregunta es la siguiente. ¿Crees que las empresas actualmente están cambiando sus estilos de liderazgo para motivar e implicar más a sus empleados o por el contrario al tener la posibilidad de mano de obra barata y una gran oferta donde elegir esas personas continúan con su tradicional «Ordeno y mando». Un saludo

    Responder
    • Qué gran pregunta Miguel Ángel! me gusta pensar en la primera opción, pero desgraciadamente veo muy a menudo la segunda. Creo que es pan para hoy y hambre para mañana ¿resistirán las empresas estos tiempos con trabajadores altamente desmotivados cuyo único motivo por el que están en el trabajo es puramente económico? En fin esto nos da para otro post, lo apunto. Un abrazo Miguel Ángel, Keep walking

      Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

*