Crecimiento personal

El arte de no ser como la mayoría, hacerlo al revés

Por

Ey, ya estoy por aquí de nuevo, espero que estés de cine, que este verano te esté tratando bien y que a poder estés disfrutando de unos días de descanso. Yo sigo con mis vacaciones, la verdad es que no me ha costado demasiado desconectar, en cosa de 24 horas el cuerpo empieza a entrar en un modo de bajo consumo de energía mental y física del que no saldría nunca. Hoy sin embargo no he podido dejar de atender la petición de una empresa (pecadorrr!) para cerrar unos proyectos para Octubre, sin embargo mañana continuo con el plan. Esta mañana reflexionaba sobre algo y te lo quería contar…

No ser cómo la mayoría…

Tu ciudad, tu país, el mundo, está lleno de personas demasiado parecidas, personas que tienen tendencias similares y siguen la corriente general, una corriente que no decides tú, sobre la que tu poder de decisión muy próximo a cero. Repito: próximo a cero…

Esa corriente general está trazada desde otro sitio, pero no desde ti. Tampoco nos interesan las fuerzas que se ponen en movimiento para decidir esa corriente, simplemente no queremos seguirla, sabemos que no nos interesa. Rockefeller dijo «el día en que mi limpiabotas me aconseje invertir en bolsa será el mejor momento para vender mis acciones», las tendencias son peligrosas, todo el mundo las sigue, no hay nada de original ni tampoco demasiado éxito escondido detrás de lo que hace la mayoría.

Pero no ser cómo la mayoría es difícil. La visión estratégica consiste en hacer precisamente es eso, en subirse a la mejor ola mucho antes de que nadie haya entrado en el agua. Hoy quería hacerte una propuesta…

¿Y si fueras tú quien trazara esa línea que sigue tu vida?

No hace falta ir contra el sistema, no es necesaria ningún tipo de revolución, en realidad tú puedes empezar a trazar (aquí y ahora) ese rumbo a seguir. Sólo tienes que estar dispuesto/a a hacer algo, porque la tendencia general te lleva hacia otro sitio, y salir de una tendencia no es tarea fácil, porque no es fácil vencer a la inercia. Las tendencias son para salirse de ellas, nadie te dijo que tendrías que seguirlas. Quizás te lo hayas creído, quizás crees que no puedes, que no tienes las fuerzas suficientes, o el talento, o los recursos… Basta, no dejes que ninguna creencia limite.

¿Estás dispuesto a esforzarte por lo que quieres?

Entonces tienes que empezar a cambiar tus hábitos, a plantearte formas distintas de vivir, de trabajar, de relacionarte, de mirar al futuro.

No hay nada de malo en ser raros, diferentes (mejor que yo te lo puede contar Steve Jobs en este video) quizás sea eso lo que marque la diferencia

  • Empezar a trabajar cuando todo el mundo duerme…
  • Tomar vacaciones cuando los demás trabajan…
  • Salir de viaje por carretera cuando las carreteras están vacías…
  • Ir a un hotel fuera de temporada para disfrutar de un mejor servicio y de precios más económicos….
  • Dejar tu trabajo cuando todo el mundo tiene trabajo. Tener trabajo cuando todo el mundo lo busca…
  • Empezar a preparar tu currículum cuando todo va bien, invertir en ti cuando no sería necesario hacerlo…
  • Ahorrar cuando todo el mundo gasta. Gastar cuando todo el mundo ahorra…
  • Leer lo que nadie lee…,
  • Hablar con quien nadie habla…
  • Ver lo que nadie mira…,
  • Escuchar a quien nadie escucha…

Que sigas disfrutando de este verano, un fuerte abrazo.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


14 Comentarios

  1. Devora libros sobre crecimiento personal, haz ejercicio, alimentate bien, date tiempo para ti solo, reflexiona, conócete, amate. Ya no serás rebaño.

    Responder
  2. Oscar Xospa

    De hecho ahorita mismo me acaba de llamar la atención un profesor por opinar diferente a el, a veces me reservo pero esta vez no pude contenerme, no se si reírme o sentir lastima, me gustaría saber más de ti hermano, la gente diferente me interesa porque desarrolla sus talentos más lejos del límite.

    Responder
  3. Oscar Xosppa

    Hey césar esta es la primera entrada que he leido de tu blog y me he sentido bastante identificado contigo, sabes yo quiero armar una sociedad así, una sociedad de gente que piensa diferente a los demás y aprovecha sus talentos al máximo sin tener miedo, no se si conozcas a un señor que se llama Seth Godin, bueno, el tiene un libro llamado la vaca púrpura que se enfoca a los temas del marketing, allí explica que una vaca púrpura como concepto es algo que llama la atención y que se diferencia de los demás, es decir, no ser una vaca blanca con manchas negras si no diferenciarse, porque eso es lo que vende, yo estoy convencido de ello, lo normal es aburrido, lo normal termina apestando, lo normal no produce dinero, es algo que estoy viviendo en la universidad intensamente, sabes una cosa, siento en momentos grandes dosis de adrenalina y nerviosismo, pero cuando me alejo de la manada descubro que es lo mejor que se puede hacer, refuerzo mi motivación a ser diferente y estoy a años luz de mis compañeros de clases, tragandose todas las mentiras que les dicen los profesores, es cierto que en algunos momentos se siente incomodo, pero dicen que cuando te enfrentas al sentido de la urgencia y sales de tu zona de confort es cuando las ideas afloran y sale a relucir el verdadero genio que todos llevamos dentro, como ves amigo?, es interesante pensar diferente en varios aspectos, en finanzas, en entrenamiento fisico y mental, en vestimenta, en lo que sea porque despiertas a la realidad y te das cuenta que todos son como unos zombis y solo tienen mentalidad de rebaño, es decir, todos los días le rinden culto a el efecto rebaño, opinan de lo mismo, hablan de lo mismo, ven lo que todos ven, oyen lo que todos oyen, hablan de lo que todos hablan y son remunerados como tal, se convierten en un bien esencial, una materia prima y no producen valor agregado alguno, desde que van al trabajo sin gusto y hacen todo igual siempre, la gente es demasiado realista y esceptica, bien decia Albert Einstein «Simplicidad es Genialidad», lo hemos visto con Steve Jobs, Bill Gates, Warren Buffet, a Albert Einstein sus profesores lo catalogaban de holgazan y cero talentoso y se convirtio en el mejor cientifico de todos los tiempos, a Michael Jordan el jugador de baloncesto su profesora le dijo «El baloncesto no te dara dinero, las matemáticas si» y ve en donde esta ahora, incluso lo sacaron del equipo de baloncesto en su universidad, todos van a la escuela tambien sin ningun cuestionamiento, pienso que la escuela te prepara para un mundo ficticio, eso pienso y un monton de cosas más, saludos hermano.

    Responder
  4. Guillermo Llofriu

    Ya en los años 50, Asch llevó a cabo su famoso experimento en universitarios demostrando que las personas, con tal de seguir la tendencia del resto, somos capaces de renunciar a lo irrenunciable.

    Muy interesante esta entrada ya que el hecho de seguir tendencias no se da sólo en las personas sino que muchos sectores empresariales ven como sus empresas sufren esa especia de «síndrome del rebaño » y se apuntan todas a pastar. Así es difícil que despeguemos porque el pasto es finito y se acaba.

    Apostemos por lo diferente que por algo somos individuos (del latín individuus – indivisible).

    Gracias César como siempre

    GUILLERMO LLOFRIU
    @gllofriu
    emotionalspace.org

    Responder
    • Buenos días Guillermo! espero que estés muy bien. Me gusta la idea del «síndrome del rebaño» que comentas, habrá que pensar en formas de no sabotearnos seducidos por la comodidad que da seguir al resto, y sin embargo vivir en la incomodidad de descubrir cada día nuevos horizontes. Estaremos en ello Guillermo!
      En unos dias estaré por Palma, ahora sí confirmados: El 23 de Septiembre con ESADE, y el 24 presentando «Coaching de Equipos».
      Un abrazo

      Responder
  5. Hola César,

    una de las mejores frases que he leído ha sido la siguiente «siempre que te descubras en el lado de la mayoría es hora de ponerte a reflexionar», y al final me doy cuenta que tengo que reflexionar cada día, porque la sociedad nos ha llevado a ser como la mayoría, nuestros padres nos enseñaron que era lo normal, lo bueno, como había que ser.
    Gran artículo, sobre lo cuál pienso mucho últimamente, pero qué difícil es alejarte de la mayoría sin pensar en las causas que puedes llegar a sufrir.
    La verdad que intento pensar en cómo preparar a mis hijos para que vean que son únicos y que no tienen que hacer lo que hacen los demás, sino lo que quieran y con lo que de verdad se sientan agusto.

    Un saludo y gracias por otro gran artículo.

    Responder
    • Buenos días Moisés! Gracias por tus comentarios en primer lugar, enriquecen y aportan. Como dices es difícil alejarse de esa «mayoría», ya que eso nos hace sentir diferentes e inadaptados ¿Cómo afrontar esos sentimientos?…
      En cualquier lugar celebro que quieras educar a tus hijos en estos valores, y en la integridad, tan necesaria hoy día. Seguro que saldrá bien Moisés. Un abrazo

      Responder
  6. Montse ( Social You)

    Hola a todos!

    Coco Channel decía:» Para ser irreemplazable hay que ser diferente».

    Esa es la clave.

    Saludos y buenas vacaciones a todos!

    Responder
  7. María Isabel Rivas Ruiz

    Las personas con más éxito en la vida han marcado la diferencia.Es difícil ser diferente,pero como dijiste hace unos días,tome buen apunte: @cesarpiqueras: En la medida en que abrazas la complejidad la haces más asequible. No temas a lo desconocido, atrévete
    Disfruta de cada momento en tus vacaciones y gracias por deleitarnos con tu sabiduría
    Hasta el próximo miércoles

    Responder
  8. Hola, he leído con atención tu reflexión, y me parece muy útil de cara a evitar las diferentes dependencias por las que estamos influidos.
    El discurrir por la vida de forma distinta a la mayoría nos ensancha miras y caminos, eliminamos creencias limitantes y nos nutrimos de responsabilidad y de proactividad.
    Si el «no ser como la mayoría» nos proporciona todo esto( responsabilidad, proactividad, reto, emoción) adelante! merece la pena el gran esfuerzo de ser distinto.

    Creo que es bueno apuntar, que puede suceder que haya momentos en nuestras vidas, que estemos hartos de seguir la tendencias,y para combatir ese sentimiento,procedamos según lo contrario de lo establecido….pero en este caso el cambio no viene de nuestro interior, de nuestra convicción, y para evitar esa dependencia , caemos en la contradependencia sin más.

    Nada más , gracias y un saludo

    Responder
    • Hola César, tocayo! Gracias por tus comentarios, enriquecedores y que profundizan en el tema. Me gusta lo que dices de la «contradependencia», un término en el que caemos a veces. Nutrámonos de responsabilidad y proactidad como apuntas, let´s go. Un abrazo.

      Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad