Gestión empresarial

Negocios que se quedan obsoletos o cómo saber si vas a morir

Por

Empieza el viernes, y mientras tanto yo escucho a los Marea, hoy me pone las pilas empezar el día escuchando sus letras, muchas de ellas auténticos y valiosos poemas. Y también su guitarra, el bajo, la batería, y la voz de Kutxi Romero… Me recuerdan a cuando vivía en Londres, cuando caminaba por sus calles cualquier día de la semana mientras unas letras en castellano me devolvían a mi cultura original. ¿Qué estás haciendo tú?, ¿Cuál es tu música hoy? Y si no escuchas música, ¿qué música suena dentro de ti? Hoy tengo la suerte de tener un día bastante suave, algo de equilibrio familiar-laboral empieza a ser necesario en mi vida, y el fin de semana promete ser de esos en los que hoy a partir de las 14:00 podré disfrutarlo con algo de relax. Hoy tan sólo una conversación por Skype con David Clutterbuck en unos minutos, y un par de sesiones de mentoring al final de la mañana. Reflexiono sobre el ocaso de muchos negocios que se quedan obsoletos, sobre como muchas empresas y comercios van desapareciendo…

Negocios que se quedan obsoletos

Pasa el tiempo y uno ve como muchas empresas cambian, como los modelos de negocio van evolucionando, innovando, y como muchos no se puedan adaptar a estos cambios… El otro día pensaba en el típico videoclub de barrio, al que hace tan sólo cinco años todavía íbamos muchos a sacar una peli para ver el fin de semana. Hoy en día con las SmartTV, con Wuaki TV, con el Apple TV o cualquier otro artilugio / aplicación, son muchísimas menos las personas que sacan una película en el videoclub de barrio, si es que todavía quedan algunos. El resto las piratean. Es decir, que los videoclubs tradicionales están desapareciendo a marchas forzadas.

Ayer también conocíamos la noticia de que España se queda sin librerías, algo que ya se veía venir hace unos cuantos años. Por cada librería que se crea, hay dos que desaparecen. El hábito de comprar libros en papel está desapareciendo, yo era un poco agnóstico al respecto, pero ya no compro libros en papel. La comodidad y facilidad que ofrece un libro electrónico la aprecio en mi estilo de vida actual. También he descubierto lo efímeros que son los libros, retener la mayoría de ellos en tu librería no tiene demasiado sentido. Son como las buenos conversaciones con un amigo, uno no puede tenerlas a su antojo siempre que quiera, en todo caso puede retenerlas en su memoria. Los recuerdos siempre quedan, eso es lo bueno. Pero los momentos y a las personas, no se les pueden retener. Pasan.

Ya lo dijo el Maestro, todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar…

Es raro que Amazon todavía no haya decidido tener sus propias librerías, es quizás la mayor editorial del mundo. A lo mejor ya ha dicho algo de que pronto veremos en el centro de cada ciudad una librería Amazón. No creo que tarden mucho en hacerlo. Al igual que lo hizo Apple cuando decidió no sólo ser protagonista del producto, sino también de su distribución…

¿Qué me dices de los bares de barrio? cada vez quedan menos, el consumidor es muy distinto al que era hace unos años. La comunidad China ha comprado miles de estos bares en toda España, miles de dueños han vendido sus negocios que palidecían constantemente. Los que quedan ¿Qué van a hacer? ¿innovarán?…

Hay mucha estrechez de miras en la mayor parte de nuestros negocios tradicionales. Una de nuestras metas como sociedad (y también una meta personal) es ayudarles a ver nuevas realidades.

Así también les ha pasado a muchos talleres mecánicos. El cliente ha cambiado, y hay quien no lo puede ver. Le pasó a Kodac cuando dejó de vender carretes de fotos, y le pasará a muchas más marcas y empresas.

Es el ocaso de los modelos tradicionales de negocio, es la realidad que hoy nos toca enfrentar ¿qué vamos a hacer?

La seguridad del pasado ya no sirve, ya no nos sirve. Muchos se confiaron creyendo que este cambio (esta crisis) pasaría, que en poco tiempo todo volvería a ser como antes… Pero no cayeron en la cuenta de que en realidad, la crisis no era económica, sino del propio modelo social, de los valores, de lo que subyace a esos valores…

En esta nueva economía en la que ya estamos (aunque no lo quieras ver), las reglas del juego han cambiado.

Por ese motivo innovar es necesario, porque lo contrario es morir. Quizás ya estés preparado para ello, y muchos lo respetaremos, pero no digas que no avisamos. O te aclimatas o te aclimueres.

Analiza tu modelo de negocio, piensa si el futuro está diseñado para tu forma de ganarte la vida, quizás tengas que hacer algunos ajustes.

O quizás tengas que hacer todos los ajustes…

O incluso dedicarte a otra cosa, quién sabe.

Que tengas un feliz fin de semana,

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos