Emprender

El momento más difícil del emprendedor

Por

Todo emprendedor sabe que las ideas mientras que están en la mente, son relativamente fáciles de gobernar. Se puede jugar con ellas e incluso permitirse cambiarlas a gusto. La mente nos ofrece una flexibilidad que el mundo real no tiene. Sin embargo, para saber si las ideas que tenemos serán acogidas por el público al que destinamos nuestros productos o servicios, debemos de ser capaces de hacerlas realidad, al menos para testear su validez. El conocido verbo «Validar» ahora más que nunca de moda. Si no lo has escuchado tres veces en el último mes, es que estás obsoleto/a, debes leerte este libro.

El momento más difícil del emprendedor

La forma de poner en práctica un proyecto ya no es de la noche a la mañana, las cosas se analizan, contrastan y se corrigen en su evolución, asegurándose de que el público acogerá nuestra idea, porque previamente les hemos preguntado (Aún así, más que respetable la frase de Steve Jobs cuando decía que no le gustaban los estudios de mercado, porque la gente no sabe lo que quiere hasta que se le muestra)

Con la validación, hemos dulcificado el parto, hemos tomado medidas en el camino para que todo salga bien, hemos hecho todas las pruebas necesarias (o casi todas!). Aún así hay que estar preparados para cualquier contratiempo. Recuerda que la adversidad y el emprendedor son compañeros inseparables. El momento más difícil del emprendedor es el parto, la salida a la luz del proyecto, la puesta en escena.

Qué conseguimos al validar un proyecto:

-Saber qué necesitan realmente tus potenciales clientes.

Enriquecer nuestro proyecto con ideas que no habíamos pensado.

-Ser más capaces de conseguir financiación.

Corregir desviaciones del proyecto original.

-Ir calentando motores perdiendo el miedo al día de lanzamiento.

Crear un proyecto sólido fruto de muchas reflexiones, opiniones y puntos de vista distintos al tuyo.

Este video lo explica bastante bien.

Keep Walking

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos