Marketing y Ventas

Mindfulness en la venta ¿es eso posible?

Por

Esta entrada viene como consecuencia de un email que recibí de un lector de este blog. Me preguntaba sobre si podría ayudarle en una nueva etapa que ha iniciado en una empresa multinivel, y si el mindfulness le podría ayudar a vender más. En los siguientes párrafos espero hablarte del mindfulness en la venta, y de mucho más…

Respondiendo a la pregunta del lector, lo primero que disparó las alarmas en mi fue lo de «multinivel». La verdad es que me ando con cautela cuando oigo hablar de este tipo de negocios. Como medida cautelar, cuando alguna empresa multinivel me ha pedido que trabaje para ellos no lo he hecho. Aunque no todas las multinivel son iguales.

Hace tiempo otra persona de este blog me preguntaba en un comentario lo que yo pensaba sobre este tipo de negocios. Mi respuesta es; «Son raros…» y ¿a qué me refiero con esto? Pues principalmente a que unos pocos (muy pocos) se forran y otros se matan a currar embelesados por la idea de obtener ingresos pasivos desde el sofá de su casa mientras su red comercial vende. Otro motivo por el que me parecen raros es que hay una rotación gigante, muchas personas entran y muchas personas salen en poquísimo tiempo y eso NO ES BUENA SEÑAL lo mires por dónde lo mires. También hacen unas jornadas de motivación muy extrañas, del tipo «Vamos a venderlo todoooo!!!!!»

Con lo de raros también me refiero a las 101 personas que en los últimos años me han llamado diciendo:

  • Hola ¿César?
  • Sí, soy yo ¿Quién eres?
  • Soy Marcos, te conocí en la conferencia de marketing y ventas que diste en la Escuela de Negocios X.
  • Ah, Hola Marcos…
  • Quería saber si nos podríamos tomar un café uno de estos días. Yo trabajo en una empresa con la que creo que te gustaría colaborar también.
  • ¿De qué se trata Marcos?
  • Verás, ofrecemos soluciones tecnológicas para nuestros clientes, somos una red muy grande de consultores a nivel internacional.
  • ¿Qué tipo de soluciones?
  • La verdad es que tenemos muchos tipos de servicios, lo mejor sería que nos viéramos y así los conoces de primera mano. Además a ti este negocio te iría muy bien, ya que conoces a mucha gente y podrías obtener muchos ingresos pasivos mientras te dedicas a tu trabajo habitual.
  • Bueno Marcos, no tengo mucho tiempo, así que agradecería más concrecíon.
  • ¿Conoces a Warren Buffet? Él es uno de los principales accionistas de mi empresa. Somos una red internacional que ofrece soluciones tecnológicas globales.
  • Ya Marcos, mira te lo agradezco mucho, pero no me interesa.
  • Pero César, si todavía no sabes de qué se trata…
  • Por eso mismo, si no has sido capaz de decirme de qué se trata en tres minutos, es que no tengo que saber más. Muchas gracias.

Esta es la típica llamada de alguien que te quiere meter en su red multinivel. Repito, luego hay buenas personas dentro de ellas, yo conozco a varias, e incluso hasta buenas empresas, pero por lo general, este negocio a mi no me gusta. Y te lo dice alguien que cree firmemente en muchos principios del multinivel: Si te lo curras mucho tienes que ganar mucho, que el que no se lo curre no gana, que los ingresos pasivos son una maravilla, y otras tantas cosas…

Y cómo varias personas me han pedido opinión, yo te la digo. Esto no quita que respete el modelo de negocio, pero no lo comparto whatsoever. Es cierto que ahora hay mil soluciones multinivel, es cómo las franquicias, ¡elige la que más te guste! (y que te vaya bien)… Café, finanzas, belleza, tecnología, etc… Otra cosa es que luego seas feliz.

Porqué funciona (o no) el Mindfulness en la venta

Ahora voy a por la parte del Mindfulness en la venta, que ya toca. El Mindfulness no sólo funciona en la venta, funciona en todo. Mindfulness no es nada más que atención, atención plena a lo que haces mientras lo haces. 

  • Mindfulness en la ducha es estar atento a tu cuerpo, al aroma y tacto del jabón, etc.., mientras te duchas. Sin pensar en todo lo que tienes que hacer luego.
  • Mindfulness al lavar los platos (Thich Nhat Hanh es un enamorado de este concepto) es estar atento a lavar los platos mientras los lavas.
  • Mindfulness en el trabajo es estar atento a tu trabajo mientras trabajas.

El concepto es meridianamente claro (como diría un político), nos ayuda a ser más conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor. Si después del trabajo estás mirando a tu hijo mientras juega y pensando en el proyecto que tienes que entregar mañana, entonces has perdido la atención, no has solucionado el proyecto de mañana y estás pasando de tu hijo. Mindfulness o atención plena nos invita a estar presentes.

Pero el problema del Mindfulness viene cuando lo aplicamos para fines que no son todo lo buenos que podrían ser. Si a un directivo de Bankia de los que diseñaron el engaño de las preferentes (en la forma de venderlas me refiero, ya que como producto no tengo nada que decir) le enseñamos a ser más productivo a través del Mindfulness, lo que estaremos haciendo es que al final haga más daño todavía

Por lo tanto creo que detrás de toda meditación, detrás de toda técnica de atención plena debe de haber un gran ¿para qué?

¿Para qué quieres mindfulness? Si lo quieres para seguir fastidiándole la vida a los demás, entonces, mejor que no lo aprendas. Sin embargo, si lo quieres porque hay una motivación positiva detrás, ya sea la felicidad de todos los seres, la paz mundial o cualquier otro deseo de amor y compasión hacia afuera, entonces yo te enseñaría mindfulness encantado. Esa es la respuesta que podría dar al lector que me pidió que hablara sobre mindfulness en la venta.

¿Vas a mejorar (realmente) la vida de la gente? Entonces te lo recomiendo. A mi me funciona de cine, llevo años poniéndolo en práctica en todas las áreas de mi vida, y en la venta también. Eso sí, por las noches duermo muy tranquilo porque sé que cada día planto una semilla que acaba germinando y dando sus frutos a muchas personas.

Cuando quieras saber si algo es lo tuyo pregúntate ¿Me gustaría seguir haciendo esto todos los días de mi vida? Yo me lo pregunto cada día, no sólo con mi trabajo, sino también con mis seres queridos, y sobretodo mi mujer. La respuesta es «Sí, quiero». Y eso te da fuerzas.

Que tengas un gran día.

 

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


8 Comentarios

  1. Hola César,

    nos vimos la última vez que estuviste por aquí en Zaragoza. Me gusta el planteamiento y respuesta que haces del mindfulness. Si practicas Mindfulness es algo que forma parte de tu vida, de tu forma de ser y actuar, ya sea para vender, para cocinar, para disfrutar de momentos, etc. No existe un mindfulness para ventas y otro para atención al cliente.

    Un abrazo

    Manuel

    Responder
  2. Pilar Anta

    Querido César,
    De acuerdo totalmente con el comentario de Julio.
    A mi entender, el mindfulness es incompatible con el engaño. Si realmente uno practica la plena conciencia, sería incapaz de aplicar las técnicas de venta o hacer negocio con intenciones dudosas!.
    Un abrazo

    Responder
  3. Julio Moscardó Fernández

    Hola Cesar, como siempre magistral en tus comentarios.
    Saber manejar nuestras emociones, es imprescindible hoy en día para nuestro bienestar y el de la gente que nos rodea, también aplicable a la venta ¿Por qué no?, ¿acaso no tenemos que tener una atención plena a la hora de captar oportunidades de negocio?, saber entender cada postura nos hará saber tomar las decisiones mas correctas en cada momento, atención plena frente a lo que nos rodea, el manejo del estrés, la regulación emocional, se convierte en una habilidad, para poder expresar, detectar, valorar y entender nuestro día a día, en la vida personal o profesional.

    en el que podemos generar emociones, sentirlas, manipularlas y examinarlas para ser mejor entendidas antes de tomar una decisión

    Responder
  4. Ana Darder

    Estimado Cesar, me ha gustado mucho este artículo, pero en especial la respuesta que das a la pregunta que formulas de ¿Para qué quieres mindfulness?, en resumen si el mindfulness lo quieres para engañar a los demás y no para entregarte a los que sirves a diario (clientes, compañero, hijos, esposo, pareja….) mejor no lo practiques. Una muy buena filosofia que tambien comparto.
    Muchas gracias por el artículo

    Responder
    • Hola Ana, Muchas gracias por tus comentarios, y gracias también por ser parte de este blog. Me alegra que compartas esta filosofía sobre el Mindfulness, let´s create a better world!
      Siéntete invitada a participar, sugerir e interactuar tanto como quieras Ana. Un fuerte abrazo

      Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad