Liderazgo

Liderazgo en el 2014 y más allá

Por

Nuestro entorno ha cambiado drásticamente en los últimos cinco años, el tipo de liderazgo que necesitaba una empresa hace unos años es bastante diferente al que necesita hoy. Los cambios provocan cambios, y la disciplina tan dinámica de la dirección de personas ha sufrido algunos. Aunque soy un fiel defensor de que los mejores líderes son las mejores personas, algo que he comprobado de la observación y la experiencia con mis clientes. La bondad es la mejor habilidad para un líder, liderazgo y bondad son dos palabras que se llevan muy bien. Aunque si nos ponemos un poco más técnicos, podemos sacar algunas conclusiones más:

La evolución tan rápida que estamos viviendo, globalización como un hecho, social media, uso de las tecnologías en red, búsqueda de nuevos nichos, hace que la capacidad de emprender del líder sea fundamental para conseguir buenos resultados empresariales. Ser capaz de zambullirse en nuevos proyectos, de olfatear antes que otros oportunidades de negocio, ser capaz de validarlas y de hacerlas rentables.

Por otro lado, el líder dependerá de su equipo para la consecución de resultados. Pero el equipo hoy en día es muy dinámico, tiene distintos líderes y en muchas ocasiones este equipo no forma parte de la empresa, sino que forma parte de otro proyecto, empresa, proveedor que nos presta recursos. El adelgazamiento de recursos propios de las empresas, ha hecho que muchos líderes vean menguados sus equipos y tengan que ser más capaces de dirigir equipos y proyectos que no siempre son propios. Por este motivo, aprender a crear entornos colaborativos, fomentando el trabajo en red será clave para el líderazgo en el 2014 y próximos años. Liderazgo colaborativo y liderazgo en red son dos palabras que se pondran de moda.

Pero no seremos capaces de conseguir resultados si no inspiramos y motivamos a los demás, sino creamos un impacto positivo y duradero en otras personas. Ahora más que nunca la motivación pasa a un primerísimo plano

«¿Cómo conseguir que otros hagan lo que se tiene que hacer cuando no los tengo cerca, cuando no son parte siquiera de mi empresa?…»

Aquí va a ser necesario repensar nuestro modelo de liderazgo personal, el tipo de impacto que creamos en los demás, el clima emocional y el compromoso que somos capaces de crear y nuestra capacidad para transmitir una visión y ser fieles a ella. Hoy en día cualquier líder que no sea capaz de hacerlo estará destinado a fracasar.

Haciendo un breve resumen de estos tres puntos para el nuevo liderazgo: Capacidad de emprender, trabajo en red, inspirar y motivar. Cualidades que necesitan las empresas en el 2014.

¿Cuáles crees que serán las cualidades del líder en los próximos años?

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en redes sociales o comentarlo, estaré encantado de participar en la conversación.

Keep walking

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


, , , ,