Crecimiento personal

Las puertas del paraíso

Por

Hace más de 20 años leí un cuento que hoy te traigo de nuevo a ti. Es de ese tipo de cuentos que, aunque los leyeras una sola vez se quedarán contigo durante toda tu vida y te enseñarán algo. Este cuento nos habla de cómo hacemos posible en nuestras vidas determinados resultados, de qué es lo que nos ocurre y por qué nos ocurre.

Como muchos cuentos de la sabiduría ancestral es corto y no por ello poco profundo.

Un samurai se presentó delante del maestro zen Hakuin y le preguntó: “¿Existen realmente el infierno y el paraíso?”.

– ¿Quién eres tú?- preguntó el Maestro.

– Soy un samurai.

– ¡Tú, un guerrero! – exclamó Hakuin. Pero mírate bien ¿qué señor va a querer tenerte a su servicio? Si pareces un mendigo. La cólera se apoderó del samurai. Aferró su sable y lo desenvainó. Hakuin continuó:

– Ah, ¡pero si incluso tienes un sable! Aunque seguramente eres demasiado torpe para cortarme la cabeza con él. Fuera de sí, el samurai levantó su sable dispuesto a golpear al maestro. En ese momento éste le dijo:

-Aquí se abren las puertas del infierno.

Sorprendido por la seguridad tranquila del monje, el samurai envainó el sable y se inclinó respetuosamente.

-¡Aquí se abren las puertas del paraíso!

Que tengas un gran día.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos