Gestión empresarial

Las 2 características de los empresarios exitosos

Por

Tengo la suerte de conocer a unos cuantos empresarios, de comprobar de primera mano qué hace que algunos tengan una mentalidad ganadora, o por el contrario cuáles son las razones de su fracaso. Los empresarios exitosos tienen en su ADN dos genes en particular que me gustaría comentarte en este post…

El ADN de los empresarios exitosos

El Gen del crecimiento

La primera característica de un empresario exitoso es que vea el crecimiento es algo necesario, que se tiene que conseguir, y que sin él algo acabará pasando factura.

Es importante crecer en la justa medida (aquí lo explico), sin crecer más de la cuenta, ya conocemos los efectos del optimismo de muchos… Crecer no siempre quiere decir facturar más. En ocasiones es ser más eficientes, o mejorar de forma continua procesos…

Hace ya más de diez años, uno de los socios de una empresa a la que admiro me dijo: «César, las empresas crecen o decrecen.  No hay término medio». Y la verdad es que tenía toda la razón:

  • Cuando no pensamos en crecer perdemos oportunidades que hay en nuestro entorno…
  • Cuando no pensamos en crecer nos quedamos obsoletos…
  • Cuando el crecimiento no forma parte de la estrategia nos acomodamos ¡Lo más peligroso!

Recuerda: O creces o decreces. No hay término medio.

Por este motivo, en la genética del empresario tiene que estar implantada la idea de querer ir a más, de no conformarse, de estar siempre mirando al horizonte a ver qué es lo que podría hacer para asegurar el futuro de la organización.

Está claro que una mentalidad acomodada no podrá pensar en crecer. Aquellos que piensan «esto funciona de maravilla, y encima ganamos dinero» son los más peligrosos, porque no se actualizan.

A veces, pasar unas pocas  penurias es lo mejor que nos puede ocurrir para ponernos las pilas…

La ambición es algo que necesita hervir en la sangre de cada empresario, no por hacer su ego más grande, sino por querer hacer un proyecto más impactante, que ofrezca mejores soluciones y que sirva todavía mejor a la sociedad a la que pertenece.

Una buena regla, a tener en mente si eres empresario, es que siempre vayas un poco desbordado, es decir que en tu cajón de proyectos guardados (tomo esta expresión prestada)  siempre hayan tres o cuatro ideas que puedan ver la luz en cuanto tu equipo esté dispuesto para hincarles el diente.

La mentalidad acomodada no tiene cabida en esta nueva economía. Si tienes mentalidad acomodada, compra acciones del Santander y véndelas de aquí a 20 años, habrás ganado mucho dinero y tendrás pocos quebraderos de cabeza.

Pero un empresario tiene que amar el riesgo, la incertidumbre, tiene que meter la pata unas cuantas veces, y triunfar otras cuantas (Y que gane más dinero triunfando que cuando fracasa).

El Gen de la automatización

Crecer está muy bien, pero si no consolidas el crecimiento y automatizas los procesos, te saturarás. Conozco a algunas empresas que han crecido y no han sabido automatizar, generando colapsos internos que provocan conflictos, pérdidas de calidad y finalmente el caos y la quiebra.

El empresario no tiene sólo que crecer, tiene que hacer que las cosas ocurran de la forma más fácil posible.

Nuestros proyectos viven un proceso de crecimiento considerable en los últimos años. Esto requiere tener claro dónde tienes que poner la atención, saber en qué eres más rentable, y qué tienes que automatizar para que funcione sólo o sin mucho esfuerzo. O automatizas o te haces el harakiri directamente.

En este sentido, conviene hacer dos cosas. En la segunda especialmente las pymes flojean:

  • Externalizar en la medida que se pueda. Se externaliza todo aquello que no aporta valor al 100%, que no es el core de la organización. En ocasiones no queremos externalizar porque tenemos miedo de perder el control. Pero ¿porqué gastar recursos en hacer cosas que no aportan valor?, ¿pondrías al CEO de tu empresa a hacer fotocopias o mejor que esté buscando partnerships para garantizar el futuro de la compañía?…
  • Servirnos de la tecnología. Si la tecnología nos puede ayudar ¿Porqué no utilizarla?. Todo ha evolucionado drásticamente en los últimos 10 años. El teletrabajo, la oficina sin papeles, la open plan office, es posible gracias a la tecnología. Invertir en tecnología es una de las mejores formas de hacer que nuestra empresa funcione correctamente. ¿Cómo te sientes cuando tu PC va lento? Así con casi todo, una empresa lenta o ineficiente por falta de tecnología es el caldo de cultivo ideal para las quejas, las pérdidas de tiempo innecesarias y los errores. Los ERP, CRM, líneas de producción industriales 100% automatizadas, Big Data, BI, etcétera son la realidad de las mejores empresas. Haz que la tecnología os haga ser más productivos. El objetivo tiene que ser hacer las cosas lo más fáciles posible.

Gasta dinero en tecnología, invierte

Si somos escasos con los recursos que destinamos a hacer las cosas más fáciles tendremos muchos problemas. El crecimiento no se habrá sabido automatizar, y entonces perderemos el control.

Recuerda esta secuencia: Crecimiento + Automatización + Crecimiento + Automatización + Crecimiento + Automatización…

Que tengas un gran día.

 

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


7 Comentarios

  1. Enrique

    Buen post Cesar, en tu secuencia por cada ciclo de crecimiento más automatización incluiría un epígrafe de supervisión pues tendemos a pensar que lo automatizado es infalible y no solo no lo es sino que en ocasiones precisa de actualizaciones y cambios para mejorar su eficacia. Un saludo! 😉

    Responder
  2. Hola César, muy bueno tu post. Tomo nota y lo pongo en práctica. Necesito un CRM para mi pequeña empresa, ¿cuál me recomiendas? Creo que también hay gratuitos… Ya me dices. Muchas gracias

    Responder
    • Hola Ada, Gracias! Siento no poder recomendarte ninguno. Entre mis preferidos está SugarCRM, ForceManager y Microsoft Dynamics, todos de pago. Seguro que una búsqueda en google te ayudará con alguno gratuito. Hace poco leí un post en el que hablaba de muchos, pero no recuerdo donde. Un fuerte abrazo!

      Responder
  3. Mónica

    Muy interesante, César, como siempre 🙂
    Aprovecho para hacerte una pregunta: ¿Crees que el tejido empresarial español apuesta por el teletrabajo? Considero que es una opción que ofrece numerosas ventajas y sin embargo, no parece que se asiente en nuestro país…
    Un abrazo,
    Mónica.

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad