Crecimiento personal

La vida no se detiene

Por

Vivimos días convulsos, extraños, demasiadas noticias lúgubres pesan sobre nuestra condición humana. Ahora que estamos acabando Marzo, ahora que ya los días se alargan, pienso y reflexiono sobre un concepto mayor a aquel que me trae a este blog casi todos los días, la propia vida. Y saco una conclusión, quizás algo acelerada: La vida no se detiene…

Uno puede vivir anclado al dolor, al sufrimiento, a la pena. Hay tanto sufrimiento a nuestro alrededor, que podríamos pasar horas regocigándonos en él. Podríamos caer en un círculo vicioso compuesto sólo de aflición y de pesar, del nuestro y del de los demás… Pero hoy mi reflexión no va por estos caminos.

Este fin de semana veía en las noticias el asesinato premeditado de 150 personas en el avión de Germanwings a manos de alguien a quien no le quedaba dentro ni un gramo de amor. Uno no puede evitar sentir como el corazón se aflige al pensar en todas esas familias, en todas esas madres y padres, en todos esos hijos que quedan.

la vida continua

Veía, con dolor, esa ladera de una montaña de los Alpes, en la que a bocajarro se pone fin a la vida de tantas personas. Un escenario lúgubre sin duda, fantasmal, después de tanto trocito de avión esparcido, de tanta tierra removida, de tantas personas preguntándose ¿Por qué?

Hay poco consuelo para las familias, ninguno. De poco sirven las muestras de ánimo, los consejos rápidos… “el tiempo lo borra todo”, “trata de descansar…”. Me pregunto qué difícil debe ser también para los psicólogos que acompañan a los familiares en su duelo ¿se puede acompañar a alguien en un dolor tan profundo? Seguro que se puede, pero qué difícil tiene que ser.

Hay personas que todavía no se creen lo que ha ocurrido con sus familiares, nuestra condición humana no nos permite asimilar en un corto periodo de tiempo algo tan desgarrador, muchas personas nunca lo asimilarán. Cuando no podemos concebir algo lo negamos, es también nuestra condición.

Quizás nuestro único consuelo sea saber que la vida no se detiene, que continua, que no se puede apagar a la propia llama de la existencia. Esta llama arde antes de que tú y yo fuéramos concebidos, muchos miles de millones de años antes.

Y la vida siempre encuentra un resquicio sobre el que volver a aparecer.

Se puede quemar un monte, pero tarde o temprano, con la llegada de estos días de primavera, brotará tímida una brizna de hierba. Se puede asesinar a alguien, quizás a muchos, pero tarde o temprano, escucharemos el primer llanto de un bebé que ha despertado a la vida.

La vida se apaga a cada momento, y también vuelve a renacer, no lo podemos evitar.

catastrofe en los alpes

La vida no se puede destruir, porque somos vida, y porque la existencia es mucho más grande que nuestra limitada condición humana.

Siempre habrá algo de vida resurgiendo a nuestro alrededor.

La segunda parte que más me apena sobre este asesinato es que se podría haber evitado. Mi estropeada mentalidad ingenieril no deja de pensar en lo incompleto que era el sistema para que algo tan trágico acabe ocurriendo, es fácil evitar los errores humanos. Una vez más, seguimos aprendiendo del ensayo y error…pero los ensayos nos cuestan demasiadas vidas.

Así ocurrió también un trágico día de verano de 2013 en la curva A Grandeira.

Este fin de semana miraba la pantalla del televisor y veía un monte desolado, demasiadas vidas desaparecidas en el mismo lugar, cuánto dolor… Y tampoco pude evitar pensar, que de aquí a unos años, también con la llegada de la primavera, brotarán en ese mismo lugar algunas flores.

Descansar en paz.

La vida no se detiene
5 ([por]) 1 voto

Suscríbete a mi newsletter y recibe nuevas herramientas y recursos.


20 Comentarios

  1. Maria Salud

    Hola.
    Por las circustancias que vivimos estoy trabajando de comercial, sinceramente no es una profesion que me imaginara que yo hiciera pero ya que estoy intento hacerlo lo mejor que se, por mi perfeccionismo y por una mayor remuneracion a final del mes, evidentemente.
    Doy gracias que todas las mañanas tengo que hacer un esfuerzo por mi imagen y sonreir a mis clientes. Pues como bien has dicho, demasias malas noticias.
    Y a ti te doy gracias, por todo lo que estoy aprendiendo en el blog y con tus conferencias de youtube. Creo que me las estoy aprendiendo!
    Un abrazo.

    Responder
    • Hola María Salud! Gracias por tus comentarios, no sabes lo que me anima leerlos. Me alegra que nos sigamos, espero conocerte pronto. Las personas positivas como tú María Salud encuentran siempre un lugar en el que la vida se expresa. Sigue sonriendo, contagia tu sonrisa. Un fuerte abrazo

      Responder
  2. ELVIS DANFFERS

    CESAR, EN PRIMER LUGAR DOY GRACIAS A DIOS POR PERMITIR CONOCER UN POCO MÁS CADA A TRAVÉS DE LAS PUBLICACIONES QUE PUBLICAS. ERES UN GRAN Y EXCELENTE CONFERENCISTA, MOTIVADOR, PSICÓLOGO Y EXPERTO EN VENTAS. HACE POCAS SEMANAS LA VIDA ME HA DEJADO UNA CICATRIZ MUY PROFUNDO Y ME TODAVÍA ESTOY DOLIDO, POR LA MUERTE DE MI ABUELO, PADRE DE MI MADRE. Y CASI PIERDO A MI HERMANO HACE DOS MESES, LE ASALTARON CERCA DE LA CASA DONDE VIVO. CADA VEZ CUANDO VEO ALGÚN FAMILIA QUE ESTA EN CUIDADO INTENSIVOS ME DA ESCALOFRÍOS Y PEOR CUANDO FALLECE. TRATO DE TRANQUILIZARME Y SALIR A CAMINAR PARA RESPIRAR, TOMAR ALGO DE LÍQUIDO Y VER LO QUE HAY POR EL LUGAR. LA VIDA NOS DA TANTAS PRUEBAS FUERTES Y MUY FUERTES, PARA VER HASTA DONDE LLEGAMOS Y QUE TANTO RESISTIMOS. ME AFECTO MUCHO CUANDO EH VISTO LA NOTICIA DE LOS 150 PASAJEROS QUE PERDIERON LA VIDA EN EL AVIÓN. YO SOY DE LA CIUDAD DE CHINCHA, REGIÓN ICA, PAÍS PERÚ. GRACIAS POR ESTAR INFORMADO Y LE PIDO A DIOS QUE TE DE FUERZAS Y MUCHAS BENDICIONES, ESPERO QUE ME ENVIES MÁS INFORMACIÓN DE VENTAS, PSICOLOGÍA, MARKETING, HISTORIAS DE EMPRESARIOS EXITOSOS. VÍDEOS TAMBIÉN, ABRAZOS HERMANO LINDO.

    Responder
    • Estimado Elvis, gracias por tu apertura al comunicar la situación que pasas. Admiro tu capacidad y tu valentía. Espero que puedas seguir adelante con todos esos retos que la vida te está planteando. Una buena pregunta en las dificultades que podemos hacernos es “¿Qué me está pidiendo la vida?”.
      Espero seguir escribiendo Elvis, para toda esa comunidad de personas que formáis este blog. Un abrazo

      Responder
  3. ELVIS DANFFERS

    Cesar, en primer lugar doy gracias a Dios por permitir conocerte y leer tus mensajes

    Responder
  4. César, primero gracias por compartir tu reflexión y me quedo con esto, quiero pensar que en un tiempo crecerá vida en ese lugar y que ya ahora precisamente, debe estar naciendo una vida.
    Saludos Cordiales, desde Trujillo-Perú.

    Responder
  5. Ainhoa Comerón

    Hola César. Me uno a la gran consternación que sentimos al conocer tan doloroso acontecimiento. Pero la gran verdad que nos toca vivir es que la MUERTE es parte de la VIDA, y esto es algo que nos cuesta muchísimo asimilar. Desgraciadamente yo he vivido en mis carnes esa experiencia de vida. Mi marido se mató en un accidente con 37 años y me quedé sola con un niño de dos añitos. Sé lo que es el duelo y por ello me permito el lujo de modificar algo de tus planteamientos.
    Esos consejos rápidos de los que hablas “el tiempo lo cura todo”, “trata de descansar”….no funcionan. Es más, hacen más daño aún. Porque ni esto, ni pensar en que “la vida no se detiene”, son consuelo. Y mucho menos cuando para ti la vida se ha parado por completo y ante ti no hay más que un abismo infernal que te impide poder mirar hacia cualquier lado. Esas palabras escuecen, porque tu mirada no esta en esos momentos más allá de los minutos que estas tratando de sobrevivirlos. Por tanto plantear un acompañamiento…..claro que se puede hacer, claro que se debe hacer….no es fácil, no!, pero se puede hacer. Y el acompañamiento no exige comentarios, no exige palabras de ánimo, no exige llenar momentos de silencio. El acompañamiento es solo eso….acompañamiento en el dolor. Finalmente, pensar en que todo se podía haber evitado….sigue siendo otro latigazo para el corazón, así que mejor no pensarlo, mejor no mentarlo, mejor….dejarlo pasar.
    Ahora solo queda andar el camino del duelo. Andarlo de la mejor manera posible permitiéndose sentir, dolerse, relamerse las heridas, dejarse acompañar y cuidar…. Poco a poco uno acabará dándose cuenta de que efectivamente la vida sigue, si, pero ya que esta ha decidido por ti, tu ahora puedes decidir cuándo aceptar lo que te ha impuesto y puedes decidir cómo y cuándo mirar al frente con esperanza e incluso ilusión.

    Un fuerte abrazo y gracias César!!

    Responder
    • Gracias Ainhoa por tu comentarios. Siento enormemente lo que cuentas, y el dolor que deja detrás la ausencia de tu marido, tanto en ti, como en tu hijo, tan pequeño. Estoy contigo en que desde cualquier lugar se puede acompañar al que sufre, y siempre mejor desde la presencia, no hacen falta las palabras la mayor parte del tiempo. Espero Ainhoa que la vida, aunque de momento puede que detenida por un tiempo, pueda volver a estar en tus ojos, seguro que sí.
      Sobre lo de permitirte modificar mis palabras, tienes más que autoridad para hacerlo, es eso lo que nos enriquece, compartir. Gracias por hacerlo.
      Me identifico con ese niño Ainhona, porque yo también perdí a mi padre con 2 años, mi madre tenía 30. Seguro que él (tu niño) puede ser un faro que puede ayudarte a salir del abismo en el que a veces tú misma inconscientemente te meterás. En cualquier caso, admiro tu valor y tu fuerza, gracias por estar ahí, y por levantarte cada día para luchar.
      Un fuerte abrazo.

      Responder
  6. BUENAS:)

    Me parece que fue una enorme y horripilante tragedia.. Lo de el avión 🙁
    a las familias mucha fuerza y aliento para seguir el camino..

    césar me pareces que le das un gran sentido
    a las percepciones de la vida, a las sensaciones..

    gracias!! Buen ritual de palabras con fundamento;)

    ..

    Responder
  7. Hola César, como siempre muy buena tu reflexión. Me toca de cerca el tema porque he trabajado 23 años en el sector de la aviación y mi marido es piloto. Muy triste todo.
    Pero discrepo únicamente en la frase “alguien a quien no le quedaba dentro ni un gramo de amor” , evidentemente no le conocíamos personálmente y tanto tú como yo solo podemos hacer conjeturas, pero la mía es que es fruto de una enfermedad tan profunda que le incapacita para sentir AMOR por el prójimo (y por él mismo) , incluídos sus propios padres. Una enfermedad que domina hasta hacer de él un monstruo por las consecuencias de sus actos.
    ¡Un saludo!

    Responder

Deja tu comentario Rocío

Clic para cancelar respuesta.




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

*