Liderazgo

La cultura de liderazgo en las empresas

Por

En cada empresa existe una culura de liderazgo. Esa cultura impregna el clima, la motivación y la sensación de las personas cuando están en el proyecto… y por lo tanto los resultados… Hoy me gustaría contarte algo más sobre esta cultura y cómo condiciona el éxito de una empresa.

Las culturas del liderazgo

Cuando hablé de las tres fases del liderazgo organizacional me refería exáctamente a esto, a la evolución que han tenido las culturas de liderazgo en las empresas, y al tipo de cultura que hoy necesitaríamos para lograr excelentes resultados.

No me extenderé en explicarte estas fases o culturas, porque puedes leer más a fondo sobre ello en el artículo mencionado y también ver el video al final de este post. Pero te quería hablar de las ventajas y desventajas de cada cultura de liderazgo, siendo hoy más sintético y afilado.

Cultura de autoridad

La principal ventaja es que es rápida.

Las desventajas son muchas:

  • En estas empresas, el talento que se queda, es mediocre o se encuentra secuestrado por una hipoteca y tres hijos que mantener. El resto de personas se van.
  • Los problemas se esconden debajo de la alfombra y afloran más adelante provocando muchos daños.
  • En las culturas de autoridad, cualquier intervención de coaching o formación que amplie la conciencia de las personas acabará por hacer que los mejores salgan de la organización, o los que tienen más opciones.
  • En la cultura de autoridad, lo principal es el miedo. Se dirige en base a impulsos, todo depende de cómo haya venido hoy el jefe.
  • La desmotivación y desvinculación con el proyecto es visible, y las personas critican a la dirección en cualquier conversación.

Mi teoría es que en pocos años veremos como la administración pública (si se reinventa, claro está) penalizará a estas empresas vía multiples formas. Algunas empresas nos cuestan mucho dinero teniendo en cuenta los daños colaterales de su cultura de autoridad. Bajas laborales, estrés, enfermedades coronarias, etcétera.

Conozco a una empresa de 500 empleados en el que el 33% de la plantilla se medica. Eso dice mucho de cómo es su cultura.

Estos líderes no están preparados para los entornos en los que estamos y estaremos en breve.

Cultura de resultados

La ventaja principal es que es efectiva, especialmente en el medio plazo.

En estas culturas las personas trabajan más o menos felices y satisfechas.

Hay algunas personas que tiran mucho del carro y otras que hacen su trabajo simplemente.

Se pone el énfasis en el resultado, en el «qué», sin importar tanto el «cómo».

Tienen procesos, procedimientos y métodos muy efectivos. Son excelentes con los resultados.

Su mirada está puesta en el presente, no tanto en gestionar o liderar el futuro.

Suelen ser esclavos de alguien, generalmente de un gran cliente del que dependen todos sus ingresos. No tienen libertad ni apuestan por un futuro distinto. Tienen que romper la esclavitud de tanta orientación a resultados para empezar a hacer cosas nuevas, a mirar desde otro ángulo.

En estas culturas los que tienen mucho potencial acaban por irse, por una simple razón, la empresa no cumple con sus expectativas de desarrollo.

Las personas en estas empresas son lo que son, no lo que podrían llegar a ser.

Cultura de desarrollo

En estas empresas para tener éxito al liderar tienes que cumplir dos condiciones: Resultados x Desarrollo = Éxito.

Es una cultura que piensa en el largo plazo, en lo que podemos llegar a ser.

En estas empresas se piensa que si las personas son mejores cada día, nos ayudarán a ser mejores, y por lo tanto invertimos en el desarrollo profesional y personal de las personas.

Se invierte mucho en formación, en desarrollo, en ayudar a las personas a ser mejores.

Cuando las personas se van de la organización a hacer otros proyectos personales o profesionales se les aplaude y se les felicita. Es maravilloso ver cómo otros crecen.

No nos preocupa tanto el presente como el futuro.

La desventaja es que es más lenta que el resto de culturas. La autoridad siempre es más rápida que el desarrollo.

La órden siempre es más rápida que la pregunta.

Aunque la segunda sea más efectiva en el largo plazo.

Y mi pregunta para ti hoy es ¿en qué tipo de empresa te gustaría trabajar?

Que tengas un gran día

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


6 Comentarios

  1. Paco Aroca

    Muy buen post, ¡sí señor!
    Con aportes como este no me extraña estar «enganchado» a tu blog y no faltar a nuestra cita diaria.
    Buen fin de semana y felices Fallas (¡cuidado con los petardos y con los que explotan también!)

    Responder
  2. Palillo madera

    Enhorabuena por el POST . Muy acertado para los tiempos que corren , donde la mejor materia prima de una empresa es la gestion del talento. Hoy en día se habla mucho de valores , estrategia y principios . Echo de menos algún ejemplo …;)
    Abrzs.
    Pd: el vídeo está genial , me gusta cómo estás innovando y adaptándote a las tendencias .

    Responder
  3. Buenos dias Cesar,

    Como siempre un gram artículo!!! He de comentar que he pasado por las tres tipologías de empresas que has mencionado, y he de decir que en la que me encuentro tiene la cultura del desarrollo, y es que lo has plasmado tal cual es. Al principio me choco mucho ver como formaban a la gente y la felicitaban si encontraban «algo mejor», cosa que siguen haciendo. Pero lo bueno es que nos siguen formando y muchos de los que seguimos en ella es por el buen trato y el cariño que se nos dispensa desde la misma.

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad