Gestión empresarial

Innovar parar ser mejor ¿Está en tu ADN?

Por

En los tiempos que corren, sabemos que nuestros clásicos modelos de negocio han quedado obsoletos, que nuestra forma de entender la empresa ha cambiado de los pies a la cabeza, que la realidad que nos encontramos frente a los ojos dista mucho de lo que creíamos que tenía que ser. Innovar para ser mejor es algo que cualquier empresa debe plantearse sí o sí.

Ya Peter Drucker nos hablaba hace más de una década del trabajador del conocimiento y de su relevancia como eje central de esta nueva economía que muchos no avistábamos a ver, son estos trabajadores del conocimiento los que hacen posible la innovación. Las empresas deben prepararse para cambiar constantemente, siempre que los cambios les conduzcan a mejores puertos.

En esta nueva economía la innovación ha pasado a ser un tema estratégico, al igual que el marketing lo es. De las cuatro patas clásicas de las empresas (Operaciones, Finanzas, Marketing, RRHH), el Marketing ha tomado gran relevancia (sino que se lo pregunten a Seth Godin) y la innovación ha irrumpido en estas patas, como una filosofía de vida de las mejores empresas.

Innovar es incómodo (y necesario)

Si no innovas estás muriendo, te estás quedando obsoleto, desapareciendo. Si la innovación es algo puntual en tu empresa estás dejando pasar la oportunidad de que tu modelo de negocio se reinvente y sea capaz de marcar una diferencia.

Innovar para ser mejor es incómodo, porque tienes que superar tu anterior marca, tu anterior versión. Lo cómodo es llegar a la meta y echarse a dormir, lo incómodo es llegar a la meta, darse una ducha e ir pensando en el entrenamiento de mañana. Los que innovan saben que no deben detenerse, que pierden oportunidades si no están reinventando su modelo de negocio, encontrando huecos y puntos de mejora.

Luis Bassat me decía «cualquier producto es susceptible de ser mejorado» y es que en la innovación de producto todavía estamos a años luz de lo que podríamos hacer. Nos encontramos con marcas que no han cambiado en décadas, con productos que quedarán obsoletos o serán copiados en un abrir y cerrar de ojos, como si de un paquete de Filipinos se tratara al ser copiado por un la marca blanca de cualquier hiper.

Innovar sin embargo es necesario, ¿innovar o morir?... he visto decenas de empresas desaparecer por creer que las cosas cambiarían ahí fuera, que el entorno sería más favorable. Sus flujos de caja han ido vaciándose como una caja de bombones en una mesa de reuniones, sus deudas han crecido y finalmente han dado un persianazo. «La crisis pudo con nosotros», dicen…

Sin embargo, la innovación no está en el ADN de muchas empresas. Hay miedo a la innovación, ¡si algo funciona no lo toques!. Pero en realidad es la innovación la que nos permite avanzar. Quizás lo único que haya que hacer es ir creando pequeñas y grandes innovaciones paralelamente a la gestión de los modelos de negocio actuales. Es algo así como lo que nos propone Seth en «La Vaca Púrpura»: Ordeñar la vaca púrpura mientras que estamos buscando otras vacas púrpura.

Los modelos de negocio se deben crear pensando en la innovación, debe estar dentro de su ADN o estarán condenados a desaparecer. No innovar es demasiado egoista y poco inteligente hoy en día.

«Si algo funciona cámbialo», ése es el lema, es sexy, atrevido, disruptivo. Si todavía no has interiorizado este lema es que la innovación todavía no ha entrado en tu empresa.

A todos los niveles nada es estático, todo cambia. Debemos de acostumbrarnos a mirar las cosas como efímeras, porque la vida no prevalece, la vida se esfuma y mientras tanto podemos sacar tajada o nos podemos quedar mirándonos las caras.

Cada año me planteo y llevo a cabo cambios en mi forma de entender mi empresa, proyectos, mi quehacer diario. Uno nunca sabe cuál será el siguiente cambio, los siguientes retos en los que se verá envuelto, pero qué mas da. Avanzar es la clave y para avanzar hay que innovar, innovar para ser mejor o quedarse parados y desaparecer.

No me gustaría acabar este post sin hacerte algunas preguntas:

  • ¿En qué medida la innovación está presente en tu vida?
  • ¿Es la innovación algo puntual en tu empresa o es algo que hacéis de forma continua?
  • ¿Qué aspectos de tu modelo de negocio han quedado obsoletos?
  • ¿Cuál sería tu siguiente modelo de negocio?
  • ¿Qué barreras te encuentras para la innovación?
  • ¿Qué pasaría si tu empresa / equipo / tú, fueras más innovador/a?
  • ¿Quieres marcar una diferencia / destacar / liderar?

Hace algunos años que estoy envuelto en un proyecto apasionante y también único, se trata del Máster de Innovación y Desarrollo de Proyectos de Negocio de la Universidad La Florida. Un programa de postgrado tremendamente útil para comprender todas estas tendencias cambiantes del entorno y aprender a sacar partido de ellas, mediante la innovación y la creación de modelos de negocio. Si necesitas más información o quieres inscribirte puedes contactar con José María Guijarro (@jmguijarrojorge, jmguijarro@florida-uni.es) un gran profesional en este campo.

Qué tengas un gran día

 

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos