Gestión del tiempo

Hazlo a primera hora: mañanas milagrosas

Por

Uno de los últimos libros que he leído se llama «Mañanas milagrosas» de Hal Elrod, no es que cuente nada del otro mundo, pero estoy seguro que ha llegado a las conciencias de muchas personas, e incluso a mí, que ya soy un fan de esos principios desde hace años, me ayudó a darle más importancia a la idea de que las mañanas son geniales.

De aquí a unos días hablaré mucho de este tema, y de otros que te interesan para conseguir mejores resultados, en el programa «Gestiona tu tiempo y aumenta tus resultados», en el que ya te puedes inscribir, en su versión presencial el 1 de Marzo en Valencia, en su versión online para hacerla cuando y dónde quieras, o ambas (disfrutando de un descuento considerable).

En «Mañanas milagrosas» el mensaje es claro: todo lo importante que ocurre en tu vida ocurre antes de las 8am

Lo que ocurre después de empezar el día «como habitualmente hacemos» ya lo sabes: interrupciones, «no tengo tiempo», «no tengo ganas» y otras excusas para no hacer lo importante…

Conozco muchas personas que cada vez que hablo de la meditación, visualización, o de hacer ejercicio de forma regular me preguntan ¿de dónde sacas tiempo?… En realidad no lo saco de ninguna parte, tengo el mismo tiempo que tú, mis días laborales habituales son de 7:15 a 20:00. El tiempo extra lo saco levantándome a las 6:00 de la mañana.

Para lograrlo, la hora sagrada en la que irse a dormir son las 22:30 (a las 22:00 empiezan los preparativos). De esta forma duermo las 7:30 horas aproximadas que recomiendan todos los estudios sobre el sueño que son necesarias.

Si te levantas temprano te puedo asegurar que no te saboteas, que no dices «no tengo tiempo», «no tengo ganas»…

En mi caso los 75 minutos que hay entre las 6:00 y las 7:15 (cuando la mayoría del país duerme), es para aquellas cosas que no quiero dejar pasar y que me hacen alguien mejor cada día: hacer ejercicio, meditar, visualizar sobre el futuro que deseo, leer algo que me inspire, escribir en mi diario, planificar el día y desayunar muy pausadamente.

Una vez que ya he hecho lo importante entonces me pongo con el día que casi todo el mundo hace: trabajar.

Desde muy joven me gusta la idea de despertarse temprano (aquí tienes un artículo sobre cómo hacerlo)  los beneficios que encontrarás son incontables: Mayor energía corporal cuando más la necesitas, mayor claridad mental, menos excusas, anticipación a cualquier contingencia del día que empieza, y a nivel laboral irás por delante de muchos otros que dicen «yo hasta que no me tomo el café de las 9:00 no soy persona». Tú no tendrás este problema, porque serás persona desde primera hora.

Puede que digas «yo no podría», quizás es porque no lo has intentado lo suficiente, no has sido consistente durante los 66 días que cuesta crear un hábito.

Cuando me levanto muy temprano y desayuno tarde, como esta semana en la que estoy en Sevilla escribiendo un nuevo libro, y mi rutina es: Meditar + Visualizar + Leer + Escribir en el diario + Escribir + Ir a correr + Despertar a Belén y a Noa, pasan 3 horas entre que me despierto y el desayuno formal a las 9:00. Para no tener un bajón de glucosa después de tanto tiempo sin comer, me tomo un café con leche y un trocito de chocolate mientras escribo en mi diario y leo. Por cierto el nuevo Vintage de Nespresso está de cine, si no lo has probado te invito a comprarlo ya.

En el libro Mañanas Milagrosas vas a encontrar su propio método, Hal Elrod ha tenido mucho éxito con él y hay toda una legión de personas que lo utilizan. Él es un joven que ha aplicado estos principios a su vida desde hace años, pese a que ha vivido serios reveses por parte de ésta. Ahora está pasando por un cáncer, tiene su propio diario en Youtube, te invito a seguirle.

Lo que dice Hal no es nada nuevo, Robin Sharma ya nos hablaba de su 5am club, cuya filosofía también era despertarse temprano para hacer todo lo importante, todo aquello para lo que el resto del mundo «no tiene tiempo».

Cuando quieres gestionar tu tiempo, cuando quieres sacar el máximo partido de tu jornada (y de tu vida), tienes que centrarte en aumentar tu nivel de energía, en hacer aquello que carga tus baterías para dar lo mejor de ti. Muchas personas creen que la vida les sucede, otras pensamos que creamos nuestra propia vida.

Te espero el día 1 de Marzo si quieres llevar tu vida a un siguiente nivel.

Que tengas un gran día.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


3 Comentarios

  1. Interesante libro César, lo leeré y me lo tomaré como un reto, la próxima vez que tenga el placer de asistir a una de tus formaciones te diré si ya lo estoy aplicando 😉

    Responder
  2. Yo es algo que hago en época veraniega (entre junio y octubre). El inconveniente es que tienes que adaptarte al «horario europeo»: si empiezas a funcionar a las 6:30 AM lo normal es que quieras desayunar sobre las 8, almorzar sobre las 13, merendar a las 4 y cenar a las 7 de la tarde. Y eso en un lugar donde todo el mundo va a otro horario es muy complicado, por no hablar de el que está «atado» a una oficina y tiene que cumplir los horarios estrictos laborales (eso ya es otra historia…)

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad