Gestión del tiempo

Grandes cambios, pequeñas acciones cada día

Por

pequenas acciones cada dia

Los grandes cambios se consiguen con pequeñas acciones. Ya lo dice el proverbio chino “El viaje más largo comienza con un pequeño paso”. Es la forma más saludable de conseguir algo. Emprender pequeñas acciones cada día te compromete hacia un lugar, hacia una dirección clara, por eso es tan determinante para ti.

¿Cuál es tu siguiente reto? Pequeñas acciones cada día

Si quieres incrementar la facturación de tu negocio: Realiza dos llamadas más a clientes. Haz un par de visitas más a la semana. Mejora la atención al cliente, pregunta “¿En qué más le puedo ayudar? antes de que el cliente te diga adios, haz una reunión para innovar, lanza un nuevo producto…

Si quieres mejorar la motivación de tu equipo: Reconoce cada día el trabajo de una persona, deja notas de agradecimiento en las mesas de los demás, ofrece tu ayuda personalmente para un compañero que lo está pasando mal, celebra los pequeños triunfos, involúcrate en el nuevo proyecto, almuerza con tu equipo, invita a la cerveza del viernes por la tarde, llega puntual a las reuniones, mira más a los ojos de la gente, habla un poco menos, sonríe más, acércate a las personas, sé humano, pregunta “¿Cómo estás?” y luego mira a los ojos.

grandes cambios pequenas acciones

Si quieres perder grasa abdominal: toma dos cucharadas menos de azucar cada día te acostumbrarás pronto, elimina algunos de los hidratos (harinas refinadas) de tu dieta, haz 10 minutos de ejercicios abdominales nada más levantarte (aquí tienes una guía), bebe té y agua en abundancia.

Si quieres reducir tu estrés: Medita 10 minutos cada día (aquí tienes una guía), toma más bebidas calientes durante tu jornada, reduce tu ingesta de cafeina a un café por la mañana, tómate una tarde libre al mes (o a la semana) solo para ti y haz todo lo que te gustaría hacer, di que no a todo lo que molesta o no debería de estar ahí, camina en lugar de tomar el coche, sé consciente unas cuantas veces al día de tu forma de respirar.

Si quieres cambiar de trabajo. Reúnete con personas a las qué aprecias y pídeles opinión, habla con un cazatalentos cada semana, traza un plan de futuro (aquí te digo cómo), busca en linkedin contactos que te podrían interesar.

Dice el dicho que “Roma no se construyó en un día”. En ocasiones nos quedamos bloqueados queriendo cambiar, pensando que un día haremos el gran cambio. Pero tu vida pasa y nada cambia.

La acción lenta y metódica tiene el poder de convocar fuerzas invisibles que ni tú imaginabas que tuvieras.

¿Te atreves?

Qué tengas un gran día.

 

Grandes cambios, pequeñas acciones cada día
Vota este post

4 Comentarios

  1. Me atrevo, gracias César. Buen articulo y con referencias que he visitado y me parecen interesantes.

    Responder
  2. Gracias por tu artículo tan conciso, aunque no sé a que te refieres en el comentario “antes de que el cliente salga por la puerta, haz una reunión para innovar, lanza un nuevo producto” ……

    ¿Me puedes ayudar a entenderlo?

    Gracias
    iNMA

    Responder
    • Claro Inma! lo he cambiado por “antes de que el cliente te diga adiós”. Muchas veces despedimos al cliente demasiado rápido cuando ha consumido 10, pero podría haber consumido 12 si le habríamos preguntado “¿Qué más necesita?
      Abrazos

      Responder
  3. A. Nicolás

    Que gran verdad la de ir paso a paso y no intentar abarcar más de lo que uno puede. A veces es mejor tomárselo con calma, pensar bien las cosas y avanzar poco a poco con paso firme. Todavía recuerdo con cariño las palabras que siempre me repetía mi jefe: “Chi va piano piano, va sano e va lontano” Gracias por el artículo! 🙂

    Responder

Deja tu comentario




*