Crecimiento personal

Experimenta, atrévete

Por

experimenta

Ser proactivo, hacer algo por mejorar tu vida, intentarlo, salir de la zona de confort, equivocarse, tropezarse, levantarse de nuevo. La importancia de experimentar es incuestionable, hacer o no hacer, esa es la cuestión.

¡Buenos días! ¿Cómo estás? Me despierto bien temprano en Cádiz, en la Tacita de Plata, en uno de esos hoteles con encanto en el centro centro. Cuanto más se recorre España, más se da cuenta uno de que vive en un país lleno de maravillas. Cádiz es una de ellas, algo así como un microclima con su propio ritmo, cultura, gentes. Al igual que le ocurre a Tenerife o a otros tantos puntos de España. Cuando estás enamorado de tu país, sólo te apetece recorrerlo y amarlo; yo amo mi país de arriba a abajo. Anoche no pudieron faltar las tortitas de camarones y un variadito de freiduría bien regado todo con un Pedro Ximénez. España no es un buen lugar para hacer dieta, eso ya lo sabes.

Experimentar o morir

La vida se ha hecho para vivirla, no para quedarse en el burladero. Muchas personas tienen miedo de salir ahí fuera. Pero si algo he aprendido de algunos triunfadores, de las personas más atrevidas que conozco, es que no se amilanaron nunca. Ante un problema, veían una oportunidad, su siguiente desafío.

Hay personas brillantes; son ese tipo de gentes que iluminan el camino de los demás.

Has nacido para ser protagonista, no actor secundario. Te arrepentirás si no protagonizas tu vida. Una de las cosas que dicen muchas de las personas que van a morir es que les gustaría haber sido más valientes.

¿Qué proyectos hay ahora en tu vida?, ¿A qué vas a decir “Sí”?, ¿A qué dirás “No”?

Podemos hablar de las cosas o podemos vivirlas. En la segunda ocasión es cuando aprendemos y evolucionamos. De ahí que te invite ya a cambiar el status quo, a volverte un poco loco/a, a permitirte brillar, saltar.

No importa en la dirección que camines, siempre será mejor que quedarse bloqueado. Están los que hablan y luego están los que hacen. Normalmente es difícil que la misma persona haga las dos cosas.

Aquí me tienes hablando de ello:

Que tengas un gran día.


6 Comentarios

  1. Hola César, realmente tienes razón con salir de la zona de confort, es la primera vez que trabajo en telemarketing para aprender ventas sin embargo he tenido muchas fallas para poder vender y casi me doy por vencida, gracias !!

    Responder
  2. Hola César, mi marido perdió su trabajo hace 5 años y ha estado ocupándose de la casa, los niños y trabajando en lo q le salía 3 meses, vuelta al paro, 2 meses vuelta al paro…además se ha ocupado de nuestro hijo mayor q tiene Tea. Mi hijo ahora tiene 16 años y ha necesitado a uno de nosotros a su lado, ingresos en unidades especiales, tratamientos…..mi marido estos últimos años ha sido su sombra. Hemos pasado años muy duros, mucha lucha por sacar adelante al mayor y q el pequeño pudiera llevar una vida lo más normalizada. Estamos salvando al mayor, lo tenemos ingresado en un centro de largo recorrido donde le están enseñando a ser autonomo, y a darse cuenta de lo q vale él y la vida. Los médicos están muy contentos con su evolución. Nosotros felices también y esperanzados. Mi marido sigue en paro pero ahora sin la ocupación de cuidar a nuestro hijo. Sólo podemos verlo fnes de semana. Mi marido tiene 50 años. Se dedica al mantenimiento de edificios. Es electricista. Arto de buscar y de negativas a encontrado una parada de fruta en un mercado de unos señores q se jubilan y se la quiere quedar. Dice q necesita sentirse útil. No mas rechazado. Hablamos con la doctora de donde nuestro hijo esta ingresado, para q nos contara como iba a seguir el proceso del ingreso y q necedidades tendria una vez fueta del centro…y nos dijo q quería padres felices. Q mi marido se había dedicado a su hijo y ahora necesitaba hacer cosas por el mismo. Yo también le dije a mi marido q hiciera lo q el corazón le dictará. Y él quiere la fruteria. Está feliz, ilusionado. Mientras preparaba papeles para traspaso….salió una plaza fija para mantenimiento en Ayuntamiento y yo le dije si no era mejor probar la plaza del Ayuntamiento. Q el había trabajo allí en algún plan de ocupación y estaban muy contentos con el. Mi marido me dijo; al ayuntamiento se presentara mucha gente, sera muy dificil y la parada de fruta me motiva, me ilusiona creo q puede ser para una mejora familiar, confía en mi. Pues bien yo no duermo, no como, no vivo pensando en que y si si se presentara y consiguiera la plaza?? Todo sería mas facil. Lo veo feliz con su proyecto pero el miedo a mi me come. Se q si le dijera deja la parada por mi lo dejaría. Pero creo q no es justo. El tiene todas las razones para seguir adelante con su proyecto y darme negativas a la plaza Ayuntamiento. Como puedo hacer para superar esta situación? Para confiar, para soltar, para dejar este miedo

    Responder
    • Cesar. Yo me siento responsable de la decisión de mi marido. Yo creo que lo trato como si fuera mi hijo. La decisión la ha tomado él. Pero yo siento que si se equivoca la culpa será mía. Pues por algo q yo hice mal y lo llevé inconscientemente a tomarte esa decisión para mi equivocada. Cuando el me preguntaba lo dejo? Yo no me sentía con derecho a decirle que no. Pero en el fondo yo no quería. El me dice: si sale mal solo habremos perdido un poco de dinero. Si sale bien habremos ganado mucho. No estamos haciendo ninguna locura, estos días estoy aprendiendo con este señor. Veo un futuro para nosotros…confía, no tengas tanto miedo, todo irá bien.
      Y yo me derrumbó lo abrazo y siento que tiene razón. Hasta que aparece el fantasma de la culpabilidad y la responsabilidad, los miedos…..y eso me paraliza.
      Medito, leo mucho, pido luz pero me nublo me angustio y no veo nada más que oscuridad.
      Mi hijo mejora, mi marido trabajará en algo que le ilusiona pq no soy capaz de ser positiva, pq solo veo el lado oscuro.
      Gracias por tu tiempo y felicidades por todo tu trabajo, artículos y libros. Enhorabuena Cesar

      Responder
    • Hola Rosa, lamento todo por lo que estás pasando. Muchas veces la vida nos pone tan a prueba que no sabemos si es verdad o es un sueño. Te deseo lo mejor Rosa, alguien como tú merece ser feliz. Un abrazo

      Responder

Deja tu comentario




*