Gestión del tiempo

Truquillo mental para evitar sufrir después de las vacaciones

Por

sindrome al volver de vacaciones

¡Buenos días! Ya estoy por aquí después de las vacaciones 2017, desde el 15 de Julio hasta hoy han durado este año, y sí, ¡todavía me acuerdo de teclear! Es así porque he estado vacajando algunas horas y eso ha hecho que pueda volver con ganas, pasión y energía que es lo que me hace falta para los próximos 4 meses. ¿Qué tal estás tú? ¿Cómo han sido tus vacaciones? Espero que te encuentres recuperado/a y, si por alguna de aquellas tienes que empezar a trabajar hoy, me gustaría darte un pequeño consejo para evitar sufrir después de las vacaciones, algo que a muchos nos pasa y a lo que hemos llamado el síndrome post-vacacional (aquí hablé con todo detalle y te dí algunos consejos).

Este año he tenido la suerte de compartir mis vacaciones con nuestra hija Noa además de con Belén, por lo que han sido sencillamente perfectas. Mañana cumple 10 meses y está para comérsela (¡qué voy a decir yo de ella!). En las vacaciones 2017 ha habido de todo: Trekking de 4 días por Ordesa, semana en la playa, 16 días de viaje por el Norte de España, semana en Valencia y la semana pasada de vacaciones por Bilbao, una ciudad en la que siempre nos gusta acabar el verano. Así que puedes imaginar que a mí también me ocurre lo de tener algo de síndrome postvacacional cuando vuelvo y cuando, como hoy, a las 6:00am el despertador me ha dicho que hay que despertarse. Bueno, pues ahí va el truquillo que te quería ofrecer:

volver al trabajo

Dejar de etiquetar

Normalmente las cosas son como son, somos nosotros quienes las hacemos buenas o malas y por lo tanto las etiquetamos. No nos damos cuenta, pero al etiquetar las estamos haciendo mejores o peores. Por ejemplo, si has salido a correr y te encuentras algo cansado, basta que te repitas varias veces “Uf, qué cansado estoy hoy” para estar más cansado. Esto es algo que la ciencia ha demostrado hace años.

Con el síndrome que tenemos al volver de vacaciones pasa exactamente lo mismo, solemos ponerle una etiqueta NEGATIVA al hecho de volver de vacaciones. Siendo así, imagina qué ocurre dentro de ti la semana antes de volver a trabajar… Te sonarán comentarios como “Uf… sólo me quedan tres días de vacaciones”, “Nooo, el lunes ya empiezo”, “Aghh, hoy es mi último día de vacaciones”…

Al final, le has puesto tantas etiquetas al hecho de volver de vacaciones que no es que el tema fuera negativo, es que lo has hecho tú mismo/a mucho más negativo de lo que pudiera ser. Entonces es cuando volver de vacaciones se convierte en un infierno en el que muchos lo pasan realmente mal. Y créeme, es independiente del número de días de vacaciones que tengas.

Volver de vacaciones ni es bueno ni es malo, simplemente es.

Que lo etiquetes como bueno o malo depende de ti. De hecho, podrías mirar la cantidad de cosas positivas que existen.

despues de las vacaciones

Ayer me bañaba en la piscina de un chalet familiar y notaba como el agua estaba algo más fría de lo habitual, como el aire soplaba distinto, algo más alterado de lo normal y cómo la luz del sol a esa hora era diferente a aquella que vemos a mediados de Julio. En aquel momento me dije “Mira, Septiembre ya está aquí”. Podría haber juzgado el hecho de que empezara el mes de Septiembre, podría haberme dicho “Oh no, ya estamos en Septiembre y eso es TRABAJO”, “Uf, se ha pasado el verano” y otras tantas frases con etiqueta.

Podría haberlo hecho, pero sin darme cuenta (a veces uno aprende a juzgar un poco menos gracias a la meditación y otras prácticas) no etiqueté el hecho de que Septiembre hubiera llegado, de que los 51 días de vacaciones 2017 hubieran pasado de largo al igual que pasan los años de juventud.

Tenemos que decirnos algo así como “Ha pasado y eso no puedo cambiarlo, lo único que puedo cambiar es mi actitud ante este momento presente”. Y estoy seguro que hay un montón de pensamientos positivos que podrías tener para el día de hoy en el que empiezas a trabajar: ¿Por qué no hacerte un desayuno genial? ¿Por qué no empezar el día nadando (en 20 mins yo lo estaré haciendo) ¿Por qué no apuntar en una hoja todas las cosas por las que estás agradecido/a?

La cuestión es que como bien me recordó David P. hace un tiempo “El mundo es mental”, es decir que lo construimos en base a nuestra percepción de las cosas.

Si crees que hoy vas a morir porque vuelves al trabajo, tienes razón. Si crees que hoy vuelves a renacer, también. La realidad la creamos a cada momento.

¿Qué realidad quieres crear?

Que tengas un día elegante.


2 Comentarios

  1. Muy buenos consejos sí señor, GRACIAS

    El mundo es y será como nosotros queramos que sea, nuestra mente son las gafas que se ponen nuestros ojos para ver las cosas de una manera u otra.

    La vida es un regalo, y aunque pueda parecer manida la frase, cada día supone la oportunidad de hacer algo nuevo, de aprender algo nuevo, de ayudar a las personas, de caminar un paso más hacia tus objetivos, etc… en definitiva un día más con miles de motivos por los que vivir.

    Gracias por tu energía a la vuelta al cole.

    Que vaya bien!!

    Responder

Deja tu comentario




*