Gestión empresarial

La estrategia de negocio no puede esperar

Por

¿Cómo estás? Espero que te encuentres en un buen momento de tu vida. Si crees que algo tiene que cambiar, este es tu artículo. En las últimas semanas he hablado con bastantes personas sobre estrategia de negocio, y hoy quería contarte porqué esta tendría que ser una de tus preocupaciones fundamentales…

Hoy ando por Barcelona. Ayer vine por aquí para trabajar durante un par de días con RB en un proyecto apasionante que nos llevará unos meses. La semana ha sido de escándalo, de esas en las que en un sólo día estás en cinco sitios distintos haciendo cinco cosas distintas. El lunes realicé 8 sesiones de coaching ejecutivo en tres empresas diferentes, en estos tres días de semana además, he estado reunido con varias empresas como Dulcesol para nuevos proyectos que nos han contratado, así como realizando conferencias para UBESOL en sus diferentes plantas. Todo esto me dice que mi agenda se llena y no cabe un alfiler (de hecho ya está cerrada para el 2015 hace varias semanas). Siendo así, es fácil que uno se olvide de la estrategia, el tema que traigo hoy al blog.

La estrategia la solemos olvidar, generalmente cuando las cosas nos van bien. Cuando tenemos mucho trabajo, el futuro deja de preocuparnos y nos ponemos a lo que toca, trabajar. Sin embargo, esta visión es muy cortoplacista y es, en definitiva, pan para hoy y hambre para mañana (qué sabio es el refranero español).

Así, que por mucho trabajo que tengamos encima de la mesa, la estrategia no puede quedar relegada a un segundo plano.

La estrategia es un asunto urgente, como no lo veas de esta forma tu negocio o tú mismo quedarás obsoleto antes de que te des cuenta.

Por eso sostengo que tenemos que dedicar un tiempo precioso cada día a meditar sobre la estrategia, y otro tiempo precioso a ejecutar planes estratégicos, es decir, a cambiar lo que hacemos por el simple motivo de que si lo cambiamos, sobreviviremos en un futuro. Empieza hoy, salta, sal de la comodidad…

El mundo empresarial no entiende de empresas/personas que no se adapten a los cambios, mejor dicho, el mundo empresarial reserva la copa de la victoria para aquellas empresas/profesionales que se anticipan a los cambios. Escribí sobre esto en este post, leeló si quieres saber la diferencia entre  anticiparse y otras estrategias.

Veo demasiadas empresas que posponen su estrategia. «Ahora no tenemos tiempo», «No es momento…», «Más adelante»… y yo me pregunto «¡Más adelante! ¿Cuando? ¿No te das cuenta de que tu costumbre de postergar la estrategia es precisamente un autosabotaje para no querer cambiar tu presente y salir de tu zona de confort?»

Por eso, creo que es un asunto urgente, porque la estrategia te ayuda a sobrevivir.

El 2015 será bueno para casi todos nosotros. Puedo adivinar que la cosa no te irá del todo mal si has hecho las cosas más o menos bien. Lo más probable es que tu empresa incluso gane más dinero que otros años, ahora que estamos saliendo del bache…

El problema no es el 2015, que va. El problema es el 2020-2025. ¿Has realizado ya el plan para el 2020? Pues tendrías que ponerte en ello. Recuerda, pan para hoy…

Este año nosotros facturaremos un 70-90% más que el año pasado. Eso supone una dosis de inspiración extra y también la constatación de que en los últimos 8 años hemos hecho las cosas bastante bien, hemos crecido a doble dígito especialmente en los momentos de crisis 2008-2014 y ahora casi toca seguir subiendo, utilizar lo que ya sabemos para mejorar lo que hacemos, para desafiar al presente.

Pero no brindaré por este éxito este año, brindaré únicamente por el hecho de que pronto será Navidad. Por cierto, el CAVA que sea de Freixenet, que son buenos amigos. No brindaré muy fuerte, porque el problema no es lo que se ha conseguido. Esto se da por hecho. Cuando uno se esfuerza mucho por algo y tiene un 1% de talento, es normal que te vayan las cosas bien. El 99% restante, como dijo alguien, es transpiración, es decir, sudor (y lágrimas).

Lo que toca es pensar quién quieres ser en el 2020. Yo me lo pregunto cada día, «César, ¿Quién quieres ser en el 2020?» y la clave está en ponerse a trabajar hoy para conseguirlo. ¿Quién quieres ser tú en el 2020?, ¿Qué empresa quieres tener en el 2020?…

Cuanto más dejes la estrategia para mañana, más difícil será que encuentres éxito futuro.

Repito, la estrategia es un asunto urgente.

¿Todavía te lo estás pensando?

Que tengas un gran día.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos