Gestión del tiempo

En Diciembre define tus objetivos para el 2015

Por

Se va acabando el año, lo quieras o no. El 2014 empieza a dar su últimos coletazos en y menos de dos semanas ya estaremos en Navidad. Es momento de empezar a esbozar tus objetivos para el 2015, de pensar en qué ejes principales vas a seguir. Yo ya vengo algunos meses dándole vueltas a algunas ideas…

Como sabes de otros años, soy partidario de analizar los resultados cuando acaba el año y definirlos cada vez que empieza (incluso también realizar alguna que otra evaluación intermedia).

No hay mejor forma de conseguir algo que definiendo el rumbo, y posteriormente haciendo las mediciones necesarias para saber que estás en la dirección correcta.

Tus objetivos para el 2015 deben ser inspiradores, deben ser algo que te mueva, o de lo contrario no conseguirás acercarte a ellos. Si un objetivo no te motiva, es que no es un buen objetivo (recuerda la guía de definición de objetivos).

Mis objetivos para el 2015

En mi lista de objetivos (que escribiré en un par de semanas), habrán objetivos más carnales y otros más espirituales, por decirlo de otra forma, desde objetivos relacionados con ingresos económicos o libros por escribir, hasta sensaciones que quiero tener. Las sensaciones son más difíciles de medir, no se pueden poner en una hoja de excel. Pero igualmente se puede hacer un chequeo de si estás acercándote a tu objetivo.

Dentro de mi faceta de escritor, el objetivo que me he planteado son dos libros. Algo que ya he hecho en otras ocasiones, y que no revisa dificultad ya que aprovecho algunas semanas de vacaciones y mis estancias en Poblet para escribir. Sin embargo, este año sí que hay una novedad importante: Uno de ellos será una novela, y no será de empresa, ni siquiera de crecimiento personal o autoayuda.

Esto es una novedad muy importante para mi, me invita a salir de mi zona de confort más de lo que imaginas. Te hablaré de ello con más detalle en otro post.

El siguiente objetivo importante le he llamado «OBJETIVO BIENESTAR» (¡lo pongo en mayúsculas y todo!) y tiene que ver con una sensación. 2014 ha sido un año complicado en lo que a algunos aspectos se refiere, no siempre he tenido la sensación de bienestar que más me gusta tener, no siempre he fluido y disfrutado de todo lo que hacía…

El motivo puede ser que este año hemos puesto el listón más alto todavía y superado el número de proyectos externos, proyectos internos, horas y facturación de cualquier otro año.

Aunque como todos los problemas que tienen que ver con el estado de ánimo, no son las circunstancias externas las que lo provocan, sino que es uno mismo, el que construye la cárcel, se mete dentro y tira las llaves fuera.

Así que tengo que hacer algunos ajustes internos, en mi hardware para afrontar los próximos años con más sensación de bienestar. No se trata de cambiar demasiadas cosas externamente, seguiré llevando una vida muy parecida a la actual, pero haré algunos ajustes en el programa interno.

El problema no suele ser aquello que defines como «problema» sino tu forma de relacionarte con él.

Estos días visitaré un par de lugares que me ayudarán a ello, una de ellas es un monasterio Budista al que espero retirarme varias veces.

Danielle Laporte escribió un libro que se llama «The Desire Map» (yo lo compré como audiolibro para escuchar en el coche). La esencia básica del libro es que no te debes de quedar apegado a tus objetivos materiales, sino a las sensaciones que quieres tener, que es lo que realmente cuenta. ¿Cuál es tu mapa de sensaciones?…

Todavía no he definido con precisión mis objetivos, pero estoy en ello. La precisión es lo que hace que las metas se pueden conseguir. Si alguien va a correr una Maratón le gusta saber que en el kilómetro 42,195km estará la meta. No que le digamos «Tienes que correr cuarenta y pico kilómetros». Nos tiraría la botella de agua a la cabeza, jeje.

Pero lo que sí es seguro que este año voy a por un mapa de sensaciones, y estas tienen que ver con el BIENESTAR,  la SATISFACCIÓN, la ATENCIÓN PLENA y la COHERENCIA. Vamos a ver qué tal me va en el 2015, ya te contaré.

¿Y tú?, ¿por dónde andas?, ¿estás planteándote ya tus objetivos para el 2015?

Si no lo has hecho, me gustaría lanzarte algunas preguntas (malas costumbres de un coach):

  • ¿Qué tipo de sensaciones te gustaría tener este nuevo año?
  • ¿Qué echas de menos en tu vida?
  • ¿Qué te pide el cuerpo?
  • Si tuvieras una varita mágica para tunear tu vida, ¿qué cambiarías?
  • ¿En qué medida podrías esbozar tus objetivos ahora?
  • ¿Cuándo escribirás tus objetivos para el 2015? (Ponte fecha y hora, y tómate ese café contigo mismo).

Bueno, a empezar el día, ya han pasado dos pomodoros (50 minutos) y esto quiere decir que sigo con mi rutina diaria, desayuno, meditación… y a las 8:15 me iré a continuar con un proyecto de lo más interesante que estamos llevando a cabo con una entidad financiera.

Que tengas un gran día.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


8 Comentarios

  1. Miguel Ángel García

    ¡Estoy deseando saber de que va esa novela y leerla! aunque después de «Venta por relación» y «Coaching de equipos» me toca «Evitando el autosabotaje» (Estoy terminando «El líder resonante crea más»). Gracias a tus reflexiones me he vuelto más exigente conmigo mismo. Tengo una lista de libros que me he propuesto leer, otra lista de objetivos que tengo que cumplir y entre ellos, (después de tener tres niñas, dos perros y plantar unos cuantos árboles) estoy convencido de poder aportar valor y mi granito de arena escribiendo un libro sencillo pero ambicioso . ¡Paso a la acción! Nos vemos, un saludo

    Responder
    • Miguel Ángel! Qué grande eres! Con lo de las tres niñas ya has cumplido más que muchos otros, si además le sumamos todas tus aficiones y amor por lo que haces, eres sorprendente. Espero que estés de cine, y que sigas con ese ánimo y motivación que te caracterizan. Un fuerte abrazo.

      Responder
  2. ¡Hola Cesar !
    yo tambien te quiero agradecer por saber hacer y saber ser y estar.
    una pregunta: dices: » que sigo con mi rutina diaria,…» si tenemos una rutina diaria muy bien definida, eso no nos encarcela? no nos impide ser libre? me pregunto, verdaderamente, un agenda bien organizado, que nos dice que hacer a cada momento del día, cada día de la semana, nos permite avanzar hacia la plenitud o la realización d nosotros mismo?
    solo me lo pregunto a mi. jeje
    Lucha y prospera! Saludos

    Responder
    • Gracias Val! Estoy totalmente de acuerdo contigo, el exceso de planificación produce tensión y ansiedad. Es cuestión de llegar a un equilibrio. Mis rutinas son muy sencillas, algo de lectura, meditación, desayunar tranquilo y saboreando cada bocado, nada que me provoque ansiedad vaya. No me gusta planificar al detalle, porque me encarcelaría como dices. Be water! un abrazo y buen día

      Responder
  3. Gracias César por recordarnos la importancia de los objetivos y el hecho de realizar un balance del año en estos momentos. Aprovecho para poner a tu disposición y de los lectores una guía práctica sobre Como definir objetivos (para poder cumplirlos con éxito) la cual es autodescargable desde mi web en begoñacartagena(punto)com . Contestando a tus preguntas la sensación en la que quiero enfocarme el 2015 es la Coherencia.
    Un saludo Cesar y gracias de nuevo por tus magnificos articulos que inducen a la reflexion.

    Responder
    • Gracias a tí Begoña! Espero que el 2015 te haga sentir muy alineada! Gracias por compartir y por compartir también esa guía de objetivos con nosotros. La coherencia es un valor de los coaches co-activos como nosotros! vamos a por ello Begoña!
      Un fuerte abrazo!!! y buen día

      Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad