Gestión del tiempo

Es hora de centrarse en lo importante y dejarse de cuentos

Por

Ya estamos en Septiembre (aunque duela), ya empezamos con agendas llenas de proyectos, ideas y tareas por hacer antes de Navidad esa es la siguiente linea de llegada para muchos, especialmente las empresas que queremos venderlo todo antes de que cambiemos de año fiscal. Septiembre me recuerda a Enero, a esos propósitos del nuevo año… «estudiaré más inglés, haré más deporte, etc…» En este post te voy a hablar de las claves para centrarse en lo importante y definir tu misión profesional y personal, más que nada porque sólo tienes una vida, y más vale que le saques partido. Además, lo haré en primera persona, que es como más me gusta escribir por aquí.

Belén y yo estamos unos días en Bilbao, no queríamos acabar nuestras vacaciones 2015 sin antes despedirlas como es debido. Y Bilbao en esta época del año tiene todos los ingredientes: pintxos + buena gente + clima + belleza + Barceló Nervión, un hotel que nos encanta. El próximo lunes empezamos la nueva temporada.

Centrarse en lo importante, lo que debes saber

Define la meta o no avanzarás… (y lo sabes)

No hay nada peor que no tener identificadas tus metas, no saber qué es lo que quieres, no tener bien definida la misión. Veo personas que después de 10 años van por ahí como quien visita una librería, leyendo un poco en cada estantería… ¿Cuál es el libro de tu vida? no pierdas el tiempo metiendo la cabeza y sacándola de tantos y tantos proyectos. Céntrate en una misión y ponte a trabajar como si estuvieras poseído por una fuerza motriz más grande que tú y que yo.

Cuesta definir una meta, una visión, pero cuando lo haces parece que todo va mejor, porque te puedes centrar en ella y saber qué es lo importante y qué no.

Mi misión personal profesional tiene que ver con el esfuerzo, los beneficios y el impacto. La digo en voz alta, aunque parezca políticamente incorrecto hablar tan claro:

«Tener los máximos beneficios, con el mínimo esfuerzo posible para lograr el máximo impacto»

Es una ecuación difícil, lo sé, pero incluye tres elementos que me parecen fundamentales: + Beneficios, – Esfuerzo, + Impacto.

  • Beneficios con demasiado esfuerzo, no sirve. Porque entonces faltaría a mi misión personal que es más importante que la profesional. 
  • Esfuerzo sin beneficios, no sirve. Porque entonces no viviría según el estándar de vida que he elegido.
  • Todo sin impacto, no sirve. Porque entonces nada tendría sentido.

Fíjate en cómo de importante es lo que estoy diciendo con estas tres palabras en la misma frase. Me invita a tener un Norte, a tener un orden en la toma de decisiones de mi empresa y de mi día a día.

Leonardo, Miguel Ángel, Beethoven, Paco de Lucía,  y tantos otros artistas tenían una misión, expresarse a través de su arte, deslumbrarte con su genialidad. ¿Dónde está tu misión?

Si tienes tu misión clara, es más fácil tomar decisiones. Por eso creo que para centrarse en lo importante (y dejarse de cuentos) tienes que empezar a clarificar estas cosas.

Eliminar de una vez por todas

Toma una hoja de papel y escribe todo lo que haces habitualmente. En esta lista pueden haber desde tareas más importantes a otras más banales. Una vez definido todo empieza a tachar lo que no te ayuda radicalmente a conseguir tu misión (la definida en el punto anterior), lo que no aporta el valor suficiente.

«Elimina sin compasión todas aquellas tareas que serán un lastre para llegar a la cima»

Nuestra constumbre de complacer nos impide centrarnos en lo importante y lo pagamos demasiado caro. ¿Cuánto de excelente serías en tu trabajo si sólo te centraras en lo que aporta valor?

Así que yo me he propuesto la meta de ser todavía más eficiente, es decir de ser más rentable y efectivo en todo lo que hago.

Empieza hoy, no acabes nunca.

No te voy a decir que esto de centrarse en lo más significativo sea una tarea de un día para otro. Llevo más de 15 años peleándome con distintos sistemas de gestión del tiempo, dirección por objetivos y focalizándome en ser más productivo cada día. Y aun así me olvido también cada día…

Es muy difícil vencer a la inercia.

El ser humano no está diseñado para ser productivo. La productividad es la palabra clave de la revolución industrial, y por lo tanto de un sistema de producción maquinal, racional y lógico. Las personas no somos lógicas, la mayor parte de nuestras decisiones y motivaciones son emocionales y las tomamos de forma inconsciente.

Esto hace que cuando queremos ser productivos paguemos un alto precio. El precio de ir contracorriente.

Pero aún así, muchos decidimos ser productivos. Y esa productividad nos cuesta cierto sufrimiento, como el que quiere correr una maratón, sabe que no será un camino de rosas. Sin embargo, es un precio que muchos estamos dispuestos a pagar, pues los beneficios tangibles (económicos y materiales) son altos, y también los intangibles (satisfacción, reconocimiento, pertenencia, autorrealización, etc….)

Duda de quien te venda productividad sin coste, sin esfuerzo. Por eso mismo, empieza hoy, y no acabes nunca.

Hay otros caminos, caminos que muchos eligen cada día. Pero aquí lo importante eres tú, ¿Cuál es tu camino?, ¿Cuál es tu misión?, ¿Cuál es el libro de tu vida?

Preguntas que te tienes que hacer diariamente antes de hacer algo

  • ¿Lo que voy a hacer ahora es lo más importante?
  • ¿Si no hiciera esto que pasaría?
  • ¿Qué elementos son esenciales en mi trabajo?
  • Reduciendo mis aportaciones al máximo ¿Qué es lo más importante y esencial que hago?
  • ¿Mi valía profesional es directamente proporcional a la cantidad de personas  a las que complazco o al valor que aporto?

Voy acabando este artículo, pero antes te quiero invitar a romper con lo que has venido haciendo con tu productividad de unos años para aquí. Es posible que te hayas dejado los cuernos dándote de leches contra un muro, sin apenas resultados ¿no te parece que no es muy inteligente?

Piensa ¿Qué es lo más importante que puedo hacer ahora? Ponte con tu vida, y hazlo pronto, o lo lamentarás.

Todo se basa en una decisión, en un clic dentro de tu cabeza y de tu corazón. Todavía no tenemos fechas, pero en breve sabrás dónde y cuando realizaremos el seminario en abierto «Productividad al Máximo. Las Claves para Gestionar tu Tiempo«. Tengo muchas ganas de compartir y ayudar a otras personas a centrarse en lo que es realmente significativo.

Pd: A partir del Lunes día 7 de Septiembre se acaban mis vacaciones, lo que querrá decir que escribiré cada día laborable.

Que tengas un gran día.

 

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos


10 Comentarios

  1. Gabriel Herrera Soto

    Realmente, señor Piqueras, el artículo va al grano, y es realmente contundente, y eso es de agradecer, es lo que realmente importa, el resultado.

    Pero ahora, lea esto, porque va a comprender lo difícil que resulta poner en práctica lo que dice usted, y no porque no se quiera o no se desee.

    Verá usted, llevo 3 años, largos, largos en el desempleo. Me propuse reciclarme profesionalmente y empecé a estudiar en el 2012 lenguajes de programación. Acabé el curso y seguí estudiando solo, solo solito solero. Estudie Java, HTML, CSS y también diseño de App – Android -.

    Seguí estudiando y diseñando páginas Web, estudié sobre todo de los métodos de los diseñadores de EEUU. Así hasta hoy mismo.

    Y nada oiga, ni para aparca coches, ni un solo empleo de un mes, NADA.

    Pero eso sí, sigo viendo soberbios errores de diseño de instituciones que, teóricamente deberían hacerlo mejor que yo.

    Por ejemplo:

    (referencias a algunas páginas web como la de CEOE, etc..)

    Todas tienen al menos un error de diseño.

    No sigo, porque me cabreo aún más. Y admito que puede surgir algo de malestar, pero lo siento, es la verdad, quien sabe qué es HTML, sabe que estoy en lo cierto.

    ¿Qué?, ¿me va a decir que sólo con trabajar duro se consigue llegar a donde uno desea ?.

    Pues no es por nada, pero después de miles de horas, de lunes a domingo, de no clavar rodillas, aquí me tiene.

    Mire usted, yo no sé si es que existen “2 Españas” y yo estoy en la de los que la era digital es aquella que funciona aún con el dedo, ya me entiende usted.

    No obstante estoy de acuerdo con usted, por eso le agradezco su artículo.

    Intentaré aprender más de este, y a ver si el verano que viene puedo disfrutar de al menos una semana de vacaciones.

    Saludos cordiales.

    Gabriel Herrera Soto.

    Responder
    • Hola Gabriel, con trabajar duro no es suficiente. Quizás sólo sea una de las medidas del éxito, pero hay mucho más. Mucha suerte en tu camino. PD: Eliminamos las web que citas porque no incluímos links en los comentarios. Gracias. Mis mejores deseos Gabriel. Un fuerte abrazo.

      Responder
  2. No sé si qué escribir..Un artículo excelente. Cada frase no he dejado de asentar con la cabeza y pensar «claro, así es»
    Es de estos artículos que me gusta leer una y otra vez, y guardarlo como recurso para seguir avanzando.
    Gracias!!

    Responder
  3. Tengo varios frentes abiertos , los plasmare en el papel para ver cuales son vitales para mi, cuales dejar de lado y con cuales seguir, ya esta bien de estar mareada! Gracias Cesar es un placer leerte

    Responder
  4. Antonio Sánchez Martí

    Me encanta este artículo César. A veces nos hacemos mil pajas mentales que al final se quedan sólo en eso en pajas mentales. Así que por mi parte, «voy al lío de una puta vez»

    Responder
  5. Hola César, gua!!, QUE BUEN ARTÍCULO. Es sencillo, poderoso, inspirador y movilizador hacia el compromiso y la acción para con uno mismo, Destaco esto de «Ponte con tu vida, y hazlo pronto, o lo lamentarás». Para imprimir y tener siempre a la vista. Las preguntas geniales también. La verdad, sin desperdicio. Gracias y que inicies bien septiembre.

    Slds.
    Diego

    Responder
  6. Jose Antonio

    Excelente artículo, comparto sobre todo eso de complacer y el valor que aporta. Muchas gracias por tus post, son muy buenos. Esperamos el lunes para seguirte como siempre…

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad