Crecimiento personal

5 Razones por las que eres muy valioso

Por

Quiero empezar siendo muy directo diciéndote que eres muy valioso y ahora te explicaré porqué. Hoy venía reflexionando sobre el valor que tenemos las personas, sobre qué es lo que determina ese valor y qué haría que ganáramos o perdiéramos el mismo.

En la meditación de la mañana, a las 6:20 hoy, reflexioné sobre esta cuestión que me abordó de repente, y aunque quería estar centrado en el aquí y ahora, no pude evitar que vinieran a mi mente una serie de pensamientos relacionados con esto. Por cierto, si quieres saber más sobre meditación, aquí una guía práctica.

Se que estás más acostumbrado a que hable de ventas, liderazgo o productividad, pero hoy no quería que pasara un día más sin hablarte de esto…

¿Por qué eres muy valioso?

Soy un fiel admirador del ser humano, me apasionan todos los sentimientos que se pueden encontrar dentro de nosotros, que podemos expresar y transmitir a los demás. Me mueven las personas, son ellas, sois vosotros, los que hacéis posible que hayamos evolucionado hasta aquí, y que seamos la especie más evolucionada del planeta.

1.- ¿Qué hace a una persona valiosa?, ¿son sus logros? muchos pensaréis que son nuestros objetivos conseguidos, lo que hemos alcanzado, aquello que hacemos realidad. A veces esos logros transforman nuestras vidas, la vida de los nuestros o la de la sociedad. Pero creo que no sómos valiosos por nuestros logros, porque hay personas que no logran nada en toda su vida y sin embargo son valiosas.

2.- ¿Son las personas que vienen al mundo gracias a nosotros? Qué duda cabe que nuestros hijos son, para todos aquellos que tenemos el placer (y el coraje) de tenerlos, lo más importante. Pero realmente nuestro valor va mucho más allá, una persona que no tiene hijos tiene el mismo valor que una que no los tiene, no cabe duda.

3.- ¿Es lo que hemos hecho en el pasado? En realidad tampoco, pues nuestros recuerdos determinan lo que hícimos, no lo que somos ahora. Y por otro lado ¿Qué ocurre cuando no tenemos recuerdos? una persona con demencia o Alzheimer dejaría de tener valor. Todo lo contrario. Tu valor no son tus recuerdos.

Eres tan valioso que vales mucho más que tus logros. Recuerda esto si alguna vez no consigues algo que deseabas.

4.- ¿Son las experiencias que hemos acumulado? Algunos piensan que lo que queda de nosotros son los viajes, las vivencias, las celebraciones… ¡Qué duda cabe que son importantes! Éstas nos hacen sentir alegría, nos hacen saber que estamos vivos y que hay disfrute en esta vida.

Pero imagina a una persona que no ha tenido grandes experiencias, viajes, etc… ¿Tendría menos valor que el que ha recorrido el mundo entero y vivido miles de momentos apasionantes? No, esto tampoco determina nuestro valor, no tendría sentido.

5.- ¿Es nuestra posición social? ¡Por supuesto que no! sería como decir que un ministro puede tener más valor que cualquier otra persona… y viendo la calidad de muchos ministros, pues… va a ser que no. No determinan nuestro valor tampoco nuestro saldo bancario, ni nuestras posesiones, ni la ropa, coche o casa que tenemos. El valor no está ahí.

¡Qué difícil lo estás poniendo César! ¿Dónde narices está nuestro valor?

Eso es lo mágico…Tu valor ya está en ti, es incalculable, infinito y además permíteme decirte que tu valor es incomparable.

  • Tu valor no se mide en unidades, pues no se puede medir el infinito.
  • Tampoco se puede comparar, pues no se pueden comparar dos infinitos.
  • No se puede comprar o vender, no tiene precio ni forma.
  • No se puede ganar o perder, pues el infinito no mengua o crece.

Por mucho que algunas personas insistan en perder valor (y algunos lo intentan concienzudamente según veo), no lo conseguirán. Aunque ellos crean que ya no tienen ningún valor, o que lo creamos los demás.

Seré directo, como al principio: Tú eres muy valioso, y me gusta pensar en ti como una luz infinita, cegadora, blanca, puro Amor. En este video lo expliqué hace ya algunos años con todo detalle, hace poco lo envié a un cliente que pasaba una mala etapa y me lo agradeció enormemente.

Creo que merece la pena que lo veas y escuches, espero que te recuerde el valor que realmente tienes. No permitas que nadie, nunca, te diga lo contrario, ni tan siquiera cuando te lo digas tú a ti mismo. Tu vida tiene un sentido, y has venido a este planeta a descubrirlo.

Nos vemos en la cima

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos