Crecimiento personal

El sutil arte de cometer Autosabotaje

Por

autosabotaje

Creo que las limitaciones del ser humano están mucho más en su mente que en la realidad que habita. A veces pienso que las personas somos especialistas en construir cárceles, meternos dentro y después tirar la llave fuera. Eso es cometer autosabotaje (en este video hablo de ello). Algunas personas viven toda su vida encerradas dentro de una de esas cárceles sin recordar que ellos mismos las construyeron, y que también de ellos depende salir.

Especialistas en cometer Autosabotaje

En ocasiones pienso que somos especialistas en ponernos la zancadilla, en impedirnos el crecimiento personal y profesional con estratagemas, trucos y artilugios que no hacen más que mantenernos quietos, alejados de nuestro yo auténtico, a través del cual la vida tendría un color más vivo e interesante.

Debes saber que tú, yo, y muchos otros somos especialistas en cometer autosabotaje. Evitamos… o nos da miedo brillar más, ser más felices, sentirnos más plenos. En el fondo no nos creemos merecedores, creemos insconscientemente que la felicidad, aunque es algo que ansiamos, no está hecha para nosotros. Decimos aquello de «Qué suerte tienen los demás, yo no puedo ser así…» Creemos que:

  • Las cosas no nos irán bien…
  • Que todo no puede ser de color de rosa…
  • Que si tenemos éxito los demás nos criticarán
  • Que el camino va a ser demasiado duro, y que no seremos los mismos una vez que lo empecemos
  • Que fallaremos, porque no nos sentimos capaces

autosabotaje

Conviene cuestionar todas estas afirmaciones y creencias ¿Quién eres tú para no ser feliz?

Sin embargo, has nacido feliz… todos los recien nacidos lo son…¿Qué ocurrió después?

Somos lo que creemos que somos, es hora de empezar a creer…

En fin, son muchas preguntas a  las que es difícil dar respuesta, de momento conviene declararse culpables en este juicio en el que somos juez y parte. Pero debes saber, que una extraordinaria versión de ti está ahí fuera, al otro lado de esos imaginarios barrotes, mirándote y esperando que ocupes tu lugar, el que realmente mereces.

Keep walking

Suscríbete a mi newsletter y recibe nuevas herramientas y recursos.