El futuro es mucho más comercial de lo que imaginas

Publicado por

en Ventas

El futuro es mucho más comercial de lo que imaginas

Si echamos un vistazo a las tendencias actuales en la sociedad y en la economía, nos damos cuenta rápidamente de que hay una gran oferta, una gran cantidad de empresas y entidades que ofrecen sus productos y servicios a un océano de clientes con necesidades de soluciones, con predisposición a invertir su poco o mucho capital en los servicios ofrecidos por estas organizaciones.

Si además miramos a la forma en la que el marketing ha evolucionado, nos daremos cuenta de que la mayoría de consumidores potenciales, ya no están a pie de calle, viendo una valla publicitaria, sino que incluso pasan más tiempo compartiendo su vida en redes sociales, estableciendo contactos, buscando información en internet y utilizando la tecnología como un añadido a su vida. Ahora su vida es mucho más social y cuenta con muchas más aplicaciones de todo tipo para que (aparentemente) sea más fácil y placentera. El mundo comercial evoluciona enormemente, y cualquier empresa debe saber evolucionar en consecuencia.

Pocas empresas tienen una visión sobre lo que está ocurriendo y están actuando en consecuencia

Además, nos damos cuenta de que, ante tanta oferta, y tantos canales para la promoción, la clave de la mayoría de las empresas que apuestan por un cambio, es destacar de su competencia, ofrecer muy buenos productos y servicios (así como una experiencia del cliente extraordinaria) y comercializarlos de la forma más eficaz posible.

Cuando una empresa no se ve a sí misma como “comercializadora de soluciones”, cuando las personas creen que están allí para hacer “lo que se ha hecho siempre”, cuando piensan que “no hay que molestar a los clientes ofreciéndoles nada más allá de lo que consumen actualmente”, cuando son los empleados mismos los que se ponen barreras para el crecimiento, se están poniendo la zancadilla a ellos mismos, y amenazando su futuro y el de la organización.

Un futuro más comercial de lo que imaginas

Los desafíos que enfrentan las empresas son ahora mayores que nunca. Hoy en día, si puedes disfrutar de dos años de liderazgo en un mercado, eres un afortunado/a. Las empresas quedan obsoletas si no saben adaptarse rápidamente, y toda la organización tiene que tener en mente la idea de que hay que ser muy buenos comercializando, vendiendo, llamando a nuevas puertas.

Casi todos los sectores se están reinventando. Si miramos a la banca tradicional por ejemplo ¿porqué ahora nos ofrecen seguros de vida, coche y casa? Las entidades financieras están también evolucionando hacia modelos de prestación de servicios de valor añadido no como una opción, sino un imperativo mediante el cual la entidad puede asegurar su supervivencia y el futuro.

Las sociedades cambian y debido a ese cambio las empresas necesitan ofrecer servicios para adaptarse a las nuevas realidades de las personas.

Los profesionales de las empresas tienen también que actualizarse, yendo más allá de la mera adquisición de conocimientos técnicos sobre sus productos (más necesaria que nunca), y adquiriendo una actitud comercial a la altura de lo que demandan las nuevas reglas del juego. Viéndose a sí mismos como comerciales y preparando su futuro para ser personas más capaces de asumir nuevos retos y desafíos, lo que sin duda les hará mejores profesionales.

De lo que más me duele escuchar en muchas personas de empresas que quieren adoptar estos cambios es aquello de “yo no soy comercial”, “yo nunca he tenido que vender”, “nunca ha sido necesario llamar a…”, “yo no valgo para vender”… y un sinfin de excusas para no darse cuenta de una realidad: EL FUTURO ES MÁS COMERCIAL DE LO QUE IMAGINAN.

futuro mas comercial

Todos necesitamos aprender habilidades comerciales, porque todos vendemos (o venderemos). El pequeño y mediano empresario vende, el empleado de un restaurante vende, el directivo vende (aunque sea vender ideas dentro de su empresa), el mecánico de bicicletas vende, todos vendemos. Todos tenemos la capacidad de influir positivamente sobre otros, de ayudarles a contemplar otras realidades, de aportar soluciones para mejorar sus vidas.

En muchas ocasiones, me doy cuenta de que es nuestra concepción del mundo comercial lo que nos hace tener esta visión de la venta. No hemos asimilado que, hoy en día, comercializar de forma profesional va mucho más allá de todas aquellas ideas preconcebidas que tenemos sobre la venta, sobre vendedores charlatanes, mentirosos y representantes de crecepelo de película del oeste.

Puedes marcar una diferencia y ampliar tu capacidad profesional, así como tu empleabilidad futura (también las empresas están haciendo este tipo de selección natural entre los que pueden y quieren comercializar y los que no) o puedes quedarte anclado a la mezquina idea de que tú no tienes nada que ofrecer al mundo. En ambos casos, lo conseguirás.

¡Espacio publicitario! 😉

El próximo día Viernes 20 de Febrero estaré en Valencia realizando la 6ª edición del seminario intensivo “Los 7 errores que cometemos al vender… y cómo evitarlos”. Se trata de un día en el que 25 personas como máximo tendrán la oportunidad de evolucionar y crecer comercialmente, de contemplar nuevas realidades. Si quieres asistir y además tener un 10% adicional de descuento sólo tienes que decir al hacer tu inscripción que has leído este post, sigue este link y podrás inscribirte.

Que tengas un gran día!


8 Comentarios

  1. Juan Emilio

    Hola César!!

    Feliz año!!! Este año espero conocerte personalmente…
    En principio me inscribo en esta conferencia en Valencia…

    Enhorabuena y muchas gracias por volcarnos tanto todos los días, y de una forma excepcional y directa… Es impagable

    Un saludo

    Juan Emilio

    Responder
  2. …Comercializar de forma profesional va mucho màs alla de aquellas ideas preconcebidas que tenemos sobre la venta, sobre vendedores charlatanes … Buena frase! Tienes la misma naturalidad escriendo como hablando…trasmites!

    Responder
    • Gracias Raguel! Me hace mucha falta el espejo que sois personas como tú, para poder seguir escribiendo con ilusión y sabiendo si mis ideas quedan en el aire, o cómo en este caso llegan a alguien. Gracias Raquel, tú también transmites naturalidad, un bien escaso y que tenemos que revindicar. Vamos a ello!

      Responder
  3. Juan Manuel Pereira

    Estimado Cesar. Totalmente de acuerdo contigo. La vida en sí misma es una venta permanente. Saludos. Juan Manuel Pereira

    Responder

Deja tu comentario




*