Liderazgo

El clima emocional de un equipo determina sus resultados

Por

Hay un concepto clave en el liderazgo que tenemos que tener en cuenta para obtener buenos resultados. Es el clima emocional del equipo, un concepto del que Enric y yo hablamos ampliamente en el libro «Coaching de Equipos«. Hoy me gustaría contarte lo que tienes que saber sobre este clima emocional, y cómo te puede ayudar…

Por cierto, el libro lo puedes encontrar en tu librería o en portales de venta por internet, tanto en formato físico como ebook. Ya va por la tercera edición.

El clima emocional y sus consecuencias

El clima emocional de un equipo es:

«El conjunto de sentimientos, emociones y estados de ánimo de un equipo en un momento dado»

Como la misma expresión indica, «en un momento dado» nos dice que este clima puede variar de un momento a otro, dependiendo de muchas variables:

  • Liderazgo del equipo.
  • Situación que se esté tratando.
  • Situación de la empresa.
  • Tensión y presión sobre el equipo.

En una reunión de equipo es habitual ver varios climas en el equipo, desde un clima tenso y que se puede cortar con un cuchillo hasta un clima distendido en el que podríamos contar un chiste.

La cuestión es que el clima condiciona los resultados ampliamente. Se ha demostrado científicamente que dependiendo de variables como esta, los resultados son unos u otros.

  • En un equipo con mucha tensión habrá poca creatividad.
  • En un equipo con miedo a perder el control habrá problemas con las relaciones, y en definitiva con los resultados.
  • En un equipo demasiado complaciente habrá problemas con los objetivos.

El clima del equipo determina sus resultados. Y esto cada día lo compruebo más en las empresas con las que trabajo y lo lleva diciendo la ciencia hace años.

Hace unos días hice un coaching de equipos a un equipo directivo con el que trabajo cada mes. En esta empresa los problemas que otros equipos tardan 15 minutos en resolver, se tardan 3 horas. ¿El motivo? El clima emocional. Demasiado tenso, arisco, rígido. Cuando esto es así, los problemas se enquistan y no se resuelven.

Me gusta utilizar la metáfora del tiempo para hablar del clima emocional de un equipo, es algo así como salir al balcón y decir «hoy parece que hace sol!», o… «Uy, unas nubes muy negras se acercan por el horizonte» (hay equipos tóxicos siempre con el tiempo borrascoso!). Es ahí cuando sabes que algo gordo está a punto de ocurrir. Mi trabajo es fascinante, me hace ser testigo de situaciones sorprendentes. Por suerte después de toda tormenta suele salir el sol.

La cuestión es que uno de los principales responsables del clima emocional en el equipo es su líder, la persona que lo dirige. El líder crea una impronta en el equipo, una forma de estar y sentirse. Sería tan fácil como preguntar a los miembros del equipo «¿Cómo te sientes cuándo estás con tu jefe?

Lo que parece lógico es que algunos líderes hacen sentir a las personas como una colilla tirada en un cenicero y otros te potencian y sacan lo mejor de ti. Y de como te sientas dependerán tus resultados. Parece lógico.

Clima emocional consciente

Ya que el líder es una parte muy relevante que define cómo se va a sentir el equipo, tendremos que trabajar con él para que se convierta en el tipo del líder que crea climas emocionales positivos, orientados a resultados y a un futuro prometedo9r.

Por este motivo, hablamos del clima emocional consciente, aquel que es creado por el líder en su equipo conscientemente.

Cuando alguien me dice «Mi equipo no está motivado» siempre me pregunto «¿Qué es lo que podrías estar haciendo tú para que tu equipo no esté motivado?.

Cuando escucho un «Es que las personas son muy cómodas» siempre me pregunto «¿En qué medida tu comportamiento facilita que las personas se acomoden demasiado?».

Lo cierto es que el líder es innegablemente el protagonista principal del clima del equipo. En una cultura organizacional los climas emocionales vienen determinados principalmente por su número 1, y por el conjunto de personas que dirigen.

En una empresa con un líder muy autoritario, habrá una cultura de miedo, esconder los errores, complacencia, y por ende poca productividad. Esto además es bastante difícil de cambiar, especialmente nos damos cuenta cuando existen sucesiones en el caso de las empresas familiares.

En una empresa con un líder afiliativo habrá una cultura muy centrada en las personas, sus preocupaciones, sentimientos y anhelos.

El liderazgo tiene que inspirar a las personas y ayudarles a ser todo aquello que ellos todavía no creen que pueden ser.

Las culturas organizacionales no se cambian de un día para otro, sino que es preciso el avance decidido, mediante distintos métodos, hacia la misma dirección. Y para lograrlo suelen hacer falta entre 1 y 3 años.

Es el principal motivo por el que mi trabajo en muchas ocasiones es longitudinal, en lugar de puntual.

¿Qué debes saber sobre el clima emocional?

  • Es la suma de sensaciones de un equipo.
  • Cambia de un momento a otro dependiendo de distintos factores.
  • El líder lo modifica consciente o inconscientemente.
  • Cuando el líder lo modifica conscientemente se llama clima emocional consciente.

Recuerda que nos podemos seguir en todas estas redes sociales, te espero:

Que tengas un gran día.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos