Marketing y Ventas

Aprender a vender, derribar el muro entre tú y tu cliente

Por

vender mejor

Nuestras relaciones están llenas de muros invisibles, especialmente las relaciones comerciales. Cualquier persona que quiera aprender a vender debe plantearse que para ser muy bueno en la venta hay que ser extraordinario derribando muros, construyendo relaciones eso sí, pero derribando muros.

Aprender a vender es cuestión de músculo, de entrenar una y otra vez ciertas habilidades y técnicas, pero sobretodo tener la actitud adecuada. Una actitud con la que buscamos crear relaciones de beneficio mutuo y a largo plazo. Sin embargo, debes ser consciente que a ti y a tu potencial cliente os separa un muro invisible que tendrás que saber derribar.

aprender a vender

Aprender a vender derribando el muro

Las buenas relaciones comerciales se distinguen por el vínculo emocional, cuando dos personas no se conocen no existe vínculo emocional. En ese momento es muy fácil que la relación no evolucione, ya que no hay implicación de ambos, ni compromiso en que la relación de sus frutos. Es decir existe un muro entre ambos, incluso podríamos decir que ambos jugamos un rol, llevamos una máscara, no somos del todo auténticos.

Si quieres aprender a vender tendrás que ser excelente haciendo caer ese muro invisible, de lo contrario no tendrás buenos resultados.

Cómo derribar el muro

  1. Inicia cada contacto comercial con cercanía suficiente y con afabilidad, recuerda que el primer minuto es fundamental.
  2. Se profesional e insiste en serlo continuamente, no caigas en el error del exceso de cercanía, pues hará que el muro entre tú y tu cliente se levante incluso más. Por el contrario aborda los temas con simpatía, con la seriedad necesaria sobre el asunto, pero con la facilidad de trato a nivel personal. Quizás en el futuro vuestra relación sea muy cercana, pero no es algo que te convenga forzar ahora.
  3. No tengas prisa, demuéstrale a tu cliente que estás ahí, mantenle informado, preocúpate por él, colabora y se todo lo generoso que puedas. Quizás este enfoque no sea el habitual: “¡¿generosidad?! primero que me compre”, pero los que apostamos por la venta basada en la relación sabemos de sus beneficios.
  4. Vender no es una conversación de café, hay un método, unos pasos y unos tiempos, tampoco permitas que el tiempo se te esfume por no saber enfocarte hacia los resultados. Es obvio que tú quieres vender, eso tú cliente lo sabe antes de que le llamaras. Simplemente ves paso a paso hasta conseguir satisfacer sus necesidades a través de la prestación de un servicio / venta de un producto.
  5. Empieza a formar parte del día a día de tus clientes. Haz un seguimiento de las oportunidades comerciales, infórmales de novedades, aprovecha para enviarles información de su interés.
  6. Aunque es cierto que el vínculo emocional se acaba creando con el tiempo (el roce hace el cariño!), hay personas que lo saben hacer extraordinariamente bien. Es algo que se puede aprender y cuyos beneficios son numerosos, ponte con ello.

Aprender a vender, está muy relacionado con el sutil arte de derribar muros. Si lo haces correctamente, con el tiempo te darás cuenta de que tu capacidad de conexión con otras personas ha aumentado considerablemente, que tu red ha crecido y que tu influencia es mayor.

como vender mas

Si todavía no te has suscrito a cesarpiqueras.com, este es tu momento, en la parte superior derecha de este blog podrás hacerlo. Prometo añadir valor.

Si te ha gustado este post y he derribado parte de ese muro entre tú y yo, se generoso y compártelo :-).

Estaré más que agradecido. Keep walking

Aprender a vender, derribar el muro entre tú y tu cliente
4.5 ([por]) 2 votos

1 Comentario

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

*