Gestión empresarial

¿Deben las empresas cuidar la salud de los empleados?

Por

cuidar la salud de los empleados

Ante una pregunta como la que planteo, si hiciéramos un debate seguramente podríamos sacar a la luz muchas opiniones. Algunas a favor, y seguro que otras en contra. Cuidar la salud de los empleados es lo que se han propuesto desde hace tiempo un gran número de empresas. Las razones son varias:

  • Mejor salud implica mejor satisfacción laboral.
  • Mejor salud implica menos bajas laborales.
  • Mejor salud implica mayor motivación.

Cuando es tu propia empresa la que te facilita métodos y formas de estar más saludable, entonces tiene sentido que te sientas más implicado con el proyecto y comprometido.

Las personas somos así, se llama el principio de reciprocidad, cuando hacen algo por nosotros, lo queremos devolver a la otra parte de alguna forma.

Las empresas deben cuidar la salud de sus empleados

Ante la pregunta de si “deben” cuidar de la salud de los empleados, muchos dirían “no, no deben”, otra cosa es que algunas quieran hacerlo. La cuestión es que hacerlo siempre es positivo, y las empresas de alguna forma son responsables de lo que ocurre dentro de sus sedes, oficinas, industrias.

Lo cierto es que cada día escucho más casos de éxito de decisiones y propuestas que mejoran la salud de los empleados, y en consecuencia les hacen más felices, y tienen mayor implicación.

Es habitual ver cómo muchos lugares de trabajo se llenan de máquinas de comida basura en las que no se puede encontrar nada saludable: sándwiches de máquina, Twix, Oreo, zumos envasados, patatas fritas, rosquilletas y otra comida que verás desaparecer de esas máquinas en los próximos 10-15 años.

Esta es la imagen típica de una máquina expendedora en una empresa, de todo menos salud.

comida basura

En mi opinión, en parte las empresas sí son responsables, lo que ponen en sus pasillos habla de ellas, y del tipo de relación que quieren mantener con sus empleados.

Acompañando a vendedores de una conocida marca de dispensadores de agua para particulares y empresas, descubrí cómo muchos empresarios dudaban si invertir 40€ mensuales en poner en el caluroso taller de la empresa agua fresca a disposición del personal. Me sentí muy triste de pensar en la relación laboral de algunas empresas con sus empleados.

Sin embargo, cada día más empresas con las que trabajo tienen fruta fresca a disposición de sus empleados. Cuando vas caminando por los pasillos puedes coger una manzana, uva o un plátano de cómodas cestas que hay situadas en las zonas de paso y avituallamiento de la empresa.

No es lo mismo poner manzanas a disposición de tus empleados que bolsas de patatas fritas o bollos hechos con aceites vegetales de cualquier tipo, y alguna que otra grasa trans.

comida saludable empleados saludables

En otra empresa del sector IT con más de 400 empleados, hace poco hicieron un curso de cocina macrobiótica. El objetivo: fomentar la salud de los empleados y crear nuevos hábitos. Muchos posiblemente no le vean el sentido, o podrían pensar “mejor invertimos el dinero en otra cosa”, pero creo que no hay euros mejor invertidos que aquellos que se invierten en el bienestar de las personas.

Hay quien todavía no es capaz de verlo, pero es el futuro, y ya sabes que yo veo el futuro de vez en cuando 😉

El paradigma del cuidado de la salud del empleado está cambiando. Ahora el mensaje es:

“Cuida de ti mismo/a y te sentirás mejor, y eso nos beneficiará a todos. Nosotros te vamos a ayudar”.

Otra empresa con la que trabajo hace cursos para dejar de fumar con un éxito considerable. Son muchas las personas que se han unido a ellos y ya unas cuántas las que han dejado de fumar.

Otro cliente dedicado a la fabricación de maquinaria industrial, ha creado un club de running para todos los niveles. De forma que, a mediodía, salen varias personas a correr y a quemar calorías. Están los más avanzados (los que corren a 5:00min/km) y luego los que como yo, pueden tardar 6 o 7 minutos sin ningún problema. La cuestión es que en esta organización te ayudan a que adquieras un hábito tan saludable como correr. Son muchos los que ya lo han adquirido.

En varias empresas con las que trabajo en las que las personas manipulan cargas y hacen muchos trabajos manuales, tienen masajistas en plantilla e invitan a los empleados a pasar por sus manos más pronto que tarde. Recibir un masaje al menos una vez al mes tendría que ser obligatorio para todos nosotros. Cada vez es más común este rol, incluso en entornos de oficinas.

Otra empresa del sector cárnico ofrece clases dirigidas en un gimnasio cercano para sus empleados. El número de personas que están aprovechándolas a mediodía es relevante, y sin duda supone para muchos una alternativa a las 1:30 horas para comer en la que no sólo no haces deporte, sino que además divagas inútilmente, y comes más de la cuenta.

Tener gimnasio, clases de yoga, meditación, pista de paddle, es algo común ya en muchos lugares de trabajo, por suerte. Cuidar de la salud de los empleados se está convirtiendo en algo que las empresas empiezan a ver como obligatorio, y que además les puede diferenciar en el mercado, potenciando su employer branding.

Y si supieran que, además, hacerlo mejora notablemente su productividad…

Por este motivo pienso que sí, que las empresas “deben” cuidar de la salud de sus empleados. En una sociedad desarrollada sí absoluto. Ya que, en parte, son responsables. Al igual que Carrefour, Día y Mercadona son responsables “en parte” del tipo de alimentación que tenemos los españoles, pues tienen la mayor cuota de mercado. Si pones cinco pasillos de patatas fritas, chocolatinas y productos poco saludables en los supermercados dónde compran el 70% de los ciudadanos, que no te extrañe que aumente la obesidad infantil. Al final el cliente elije, eso es obvio, pero las distintas propuestas se ponen allí con una intención clara.

Los que proponen y dirigen el mercado siempre tienen la capacidad de influir en las decisiones de los que compran. Con los empleados de una empresa ocurre lo mismo.

Sé que el paradigma de la alimentación cambiará en España el día en el que los cuatro grandes de la distribución decidan cambiar sus lineales, no comercializar ciertos productos y cambiar el chip sobre lo que es o no es saludable. Todo está por venir.

Mientras tanto, decidamos en las empresas cuidar más del capital humano, eso siempre será beneficioso, para todos. ¿Qué opinas?

Que tengas un gran día.


2 Comentarios

  1. Estoy empezando a ver cambios en las multinacionales sobretodo en las de origen asiático. Si cuidamos la salud de nuestros empleados minorizamos el gasto en sanidad y políticas sociales. En mi investigación he comprovado que la nuevas generaciones empresariales son más conscientes. Aunque la presión sobre la cuenta de resultados hace dificil algunos proyectos.

    Responder

Deja tu comentario




*