Crecimiento personal

¿Cuántas horas te quedan con tus seres queridos?

Por

horas que quedan seres queridos

Ayer fue Navidad. Espero que estés disfrutando de este tiempo de celebración y festividad, así como a poder ser, teniendo unos días de vacaciones. Por nuestra parte, un par de semanas de desconexión antes del 7 de Enero, día en que los contadores vuelven a estar a cero y las pilas cargadas para que 2019 sea nuestro mejor año. 

Espero que ya te hayas reunido con tus seres queridos, con tu madre o padre, con tus hermanos, con tus hijos, y también con amigos. Espero que todavía te queden muchos momentos para disfrutar de ellos estas Navidades.

Cuando llega este momento del año, hay muchas cosas por hacer, pero para mi lo más importante es mirar un poco más profundo a los ojos de los que me rodean. Tomar conciencia de que están ahí ahora, de que todavía puedo disfrutarlos, sonreírles, abrazarlos, tocarlos…

La cuestión es que todos llevamos vidas muy ajetreadas, mucho por hacer y la sensación de tener poco tiempo. En muchos casos suele ocurrir, que la relación con nuestros seres queridos se limita a una simple transacción de vez en cuando, a una hora o dos, a poco tiempo en su compañía. A una cuestión meramente logística y no especialmente sentimental.

En estos momentos del año especialmente, cuando estoy con un ser querido me digo “Qué suerte que todavía podemos mirarnos a los ojos” y disfruto de ese instante unos segundos… Pero acto seguido me surge, inquietante e inoportuna, la pregunta “¿Por cuánto tiempo más?”

Sí, es triste. Nuestro tiempo es limitado. Quizás mientras vivimos en esa época dulce de la vida, en la cual nada excepcional ocurre y todo lo damos por hecho, no hay que hacerse muchas de estas incómodas cuestiones. Pero cuando tomas conciencia de que el tiempo pasa rápido, y ya has vivido la partida de unas cuántas personas a tu alrededor, entonces se te encoge un poco el estómago pensando en que nos quedan pocas horas juntos.

Quizás con algunos de tus seres queridos te quedan 100 o 200 horas. Lo que viene a ser una semana, 167 horas…

Entonces ¿Qué hacer? Cómo no podemos ir contra la vida, sino sólo a favor, lo único que podemos hacer es celebrar la vida mientras estemos juntos. Celebrar nuestro amor, nuestra amistad, nuestra existencia. Es tan maravilloso que todos esos seres estén todavía a mi lado, que no voy a desperdiciar ni un segundo. Más aún, quizás sea el momento de vernos más, de juntarnos más, de sentirnos más.

Cuando pienso en las pocas horas que nos quedan, tomo conciencia de lo fugaz que es este sendero que estamos recorriendo. 

El camino se acaba para algunas personas de nuestro entorno, y también para nosotros. Vivimos con tanta fugacidad que sólo nos damos cuenta de que se acaba cuando la tenue luz de la vela está a punto de apagarse.

No tomamos conciencia del regalo de estar vivos. No vivimos con la suficiente intensidad nuestra relación con el otro. No miramos lo suficiente a la luna llena, no vemos bastantes amaneceres, no jugamos todo lo que nuestro niño interior necesita…

Si pudieras hacer algo hoy por compartir un poco más de tiempo con tus seres queridos, hazlo. Sólo se una cosa: pasarán de largo, pasaremos de largo. Mientras estemos, disfrutemos.

Llama ahora y di “Pasaré este día contigo”, “Quiero que hagamos un viaje juntos”, “te invito a comer”, “vámonos de compras”, “quiero que nos veamos más”…

Hay dos cosas inexorables. La muerte es una de ellas. Quizás la más difícil de afrontar, y para la que no estamos preparados. Quién esté muy preparado para la muerte es porque ha alcanzado un nivel muy alto de conciencia o porque se está mentalizando desde hace tiempo.

La otra cosa inexorable es la vida, ocurre, aunque no lo quieras. Un árbol crece aunque tenga que romper el asfalto para salir hacia adelante. 

Quizás mientras estamos en la vida no apreciamos el fin de la misma. Es normal que en nuestro ADN este tema no esté resuelto, no hay nada escrito sobre el fin de la vida. Pero cuando tomamos conciencia de que ese final llegará, acompañado generalmente de una notable decadencia de facultades físicas y mentales, parece que la vida se vuelve, no sólo más real, sino también un poco más profunda. Y entonces, quieres disfrutar más de lo que ya tienes y de las personas a las que todavía puedes mirar a los ojos.

Que tengas unas Felices Fiestas en compañía de tus seres queridos.

¿Cuántas horas te quedan con tus seres queridos?
4.2 ([por]) 6 votos

3 Comentarios

  1. Juan Sacri

    Muy interesante, gracias por compartir estas reflexiones, es fácil olvidarse de lo importante.

    Responder
  2. Profundísimo y totalmente de acuerdo . Propuesta para este nuevo año : vivir cada día como si fuera el último. Un beso y Feliz Navidad

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

*