Cuando lo tienes todo en la vida ¿todo?

Publicado por

en Crecimiento personal

Cuando lo tienes todo en la vida ¿todo?

En los últimos años he tenido la ocasión de conocer personas que aparentemente lo tenían todo en la vida, que desde fuera parecían haber logrado eso que llamamos éxito.

Pero en realidad, por dentro, se sentían con algún tipo de insatisfacción o pérdida de sentido.

La felicidad es una ciencia compleja, no tiene que ver con aquello que uno piensa habitualmente. La felicidad vista desde el exterior siempre se refiere a éxito material, familiar y a la salud. Es algo así como “Si tienes un trabajo genial, ganas mucho dinero, tienes una familia estupenda, dos hijos maravillosos y además tienes salud ¿qué mas quieres?”

He conocido a personas que aún así no se sentían en plenitud. La felicidad, como los mejores secretos, está escondida en un lugar olvidado por muchos.

Tener éxito en la vida poco tiene que ver con lo que la mayoría creemos que es tener éxito. El verdadero éxito está escondido detrás de múltiples facetas de nuestras vidas y detrás de una actitud de felicidad, una actitud que cultivamos día tras día.

  • Conozco personas con éxito aparente pero que cuando llegan a casa se sienten vacías porque no sienten que están al lado de la mujer o el hombre de sus vidas.
  • Conozco personas con éxito aparente que pagan un precio tan alto por este éxito que les está costando la salud.
  • Conozco personas con aparente éxito, sin un momento para disfrutar de los placeres de la soledad.

cuando lo tienes todo en la vida

Creo que encontramos el sentido en la medida en la que nos sentimos en equilibrio, en nuestros cuatro planos:

Mental – Físico – Emocional – Espiritual

  • Algunas personas olvidaron el “para qué” están aquí y por este motivo dejaron de ser felices.
  • Algunas personas se olvidaron de compartir sus vidas con las personas adecuadas y perdieron la felicidad en el camino.
  • Algunas personas olvidaron que su cuerpo era su casa y perdieron la plenitud en el camino.
  • Otras personas se olvidaron de tener metas y objetivos, planes de vida, y olvidaron la felicidad en el camino.

Cada persona que no se siente en plenitud, ha perdido la felicidad por uno u otro motivo. Aunque desde la barrera los veamos como exitosos, hay personas que lo tienen “todo” y se sienten vacías de alguna forma.

La cuestión no es esa, no es si te sientes más o menos vacío. La cuestión es si quieres recuperar tu pérdida de plenitud, si quieres volver a llenarte de esa sensación explosiva a la que muchos llamamos vida. Si quieres volver a brillar, a disfrutar, a llorar y a reir a carcajadas. A retorcerte de dolor y a brincar de alegría, a descalzarte y pasear por la playa, a vivir con el éxtasis dentro de ti.

Cuando perdemos el Norte, tenemos que volver a encontrarnos, tenemos que volver a ser nosotros mismos, para volver a recuperar la esencia, nuestra canción,  nuestra verdadera identidad, esa que solo tú conoces.

Entonces es cuando empieza una revolución, una auténtica implosión interior que desemboca en cambios en tu exterior. Esos cambios que te dan miedo, pero que están queriendo ocurrir dentro de ti ¿los notas?

Cuando un cliente en confianza me pregunta, “César, ¿qué me recomiendas?”. Siempre digo lo mismo:

Dedícate un tiempo a ti, no una tarde o una mañana, dedícate al menos 10 días. A ti solo. En 10 días tienes tiempo suficiente para perderte y para encontrarte y también para vivir la noche oscura del alma a la que se refería San Juan de la Cruz. Siempre que voy a pasar unos días al Monasterio vivo una de esas noches. Sales de ellas fortalecido, te has encontrado con tus fantasmas y puedes tener más claridad mental.

Aprovecha para hacer alguna experiencia que te conecte con dos cosas: la naturaleza y el silencio. Cuando un lugar o aventura cumple con estas dos condiciones, entonces volvemos a encontrarnos a nosotros mismos. Puedes hacer un trozo del Camino de Santiago, parte del GR11, pasar 10 días en un apartamento a pie de playa en pleno invierno, pero tienes que aislarte, para poder encontrarte.

volver a encontrarte

Algunas personas ven estos comportamientos en sus parejas como una amenaza. En nuestro caso, Belén y yo aprendimos a vivirlos como una parte más de nuestra relación, siempre bajo la creencia de que “si estoy feliz conmigo mismo, estaré más feliz junto a ti”. Y eso ha hecho que nuestra relación crezca y se fortalezca cada día, aunque yo sea un buscador de mí mismo que necesite a menudo ese tiempo para mí, que necesite ir al Monasterio un par de veces al año o planificar mi próxima aventura en solitario.

Sea por la razón que sea, si has perdido el sentido de alguna forma, tienes que volver a encontrarlo. Y para ello, nada mejor que detenerte, reflexionar y contactar con tu más verdadera esencia.

Lo demás es la rueda del hámster, vueltas y vueltas sin llegar a ninguna parte. Quizás pases tu vida dentro de esa rueda.

Que tengas un gran día.


8 Comentarios

  1. Carmen Valverde

    Qué relativo es eso del éxito, sobre todo cuando lo ves desde fuera.
    Mi entorno creía que era una persona muy afortunada y con éxito por el empleo que tenían, pero eran incapaces de ver el vacío que tenía dentro.
    El éxito está relacionado con los sueños que uno tiene y cómo estos se van haciendo realidad. Al menos es mi opinión.
    De todas formas, las personas somo así, no nos conformamos con tener todo, queremos siempre más 😉
    Saludos, César!

    Responder
  2. Pablo Torres

    Artículo que transmite una verdad para todos los que tenemos bastante de todo, y aún así, a veces, nos permitimos el lujo de quejarnos.
    Quiero preguntarte si ves factible conocer el Monasterio al que vas, y que tanto hemos escuchado, de alguien, como yo, que aún estando en un buen equilibrio personal-emocional-físico y mental, sigue aspirando a mejorar y experimentar.
    Si prefieres que nos comuniquemos personalmente, me lo haces saber.
    Gracias César.

    Responder
  3. Santiago Velasco

    Es curioso ver cómo el éxito, según la gran mayoría de la sociedad, esta relacionado con el tema económico y realmente el éxito es, a manera personal, estar bien contigo mismo.
    Excelentes palabras Cesar!!

    Responder
  4. Me ha gustado mucho las de la naturaleza y el silencio…aunq si n cosas q sabemos se olvidan…gracias

    Responder
  5. Reckerly

    Como todos tus artículos, excelente. Este tiene la particularidad que conecta con nuestro interior y el éxito desde adentro como personas y seres humanos. Si no nos sentimos satiafechos con nuestros logros personales y la vida que llevamos no podemos decir que somos exitosos. El éxito es integral donde intervienen todos los aspectos que mencionas. También me hizo click combinar la naturaleza y el silencio.
    Saludos, Reckerly

    Responder
  6. Enhorabuena por tu artículo, César! Me han encantado tus reflexiones.. estoy totalmente de acuerdo contigo, qué importante es conectar con uno mismo, con nuestra esencia, encontrar nuestro equilibrio para poder conectar con los demás.. Creo que es muy importante aprender a estar a solas con uno mismo, escucharnos, atender a nuestras motivaciones y deseos y encontrar nuestra misión, para así poder tener nuestro foco en la vida y amar a los demás, una vez que hemos conseguido amarnos a nosotros mismos… Gracias por compartir y ayudar a reflexionar.. un besico!

    Responder

Deja tu comentario




*