Crecimiento personal

personas invisibles Crecimiento personal

No más personas invisibles

Uno no sabe cuál es el mayor miedo del ser humano, especialmente cuando a lo largo de su vida ha tenido motivos para sentirlos todos, en mayor o menor medida. Ayer reflexionaba junto a un cliente sobre la importancia de la motivación de las personas de su empresa y me daba cuenta de que, quizás, nuestro mayor miedo sea ser invisibles.

Por

dar las gracias Crecimiento personal

Tengo que ir dando las gracias

No sabéis cuánto, pero según pasan los días, uno no puede sino sentirse muy agradecido por las personas que conoce y con las que trabaja, personas que leen lo que escribo por aquí o que interactúan conmigo de otra forma. Empieza la semana y para mi es momento de ir dando las gracias, a todos vosotros/as, tengo muchas razones…

Por

cesar piqueras teruel Crecimiento personal

Compartir la felicidad

Este verano tuvo muchos momentos geniales, llenos de todo aquello que uno puede esperar de unas vacaciones por España: buena comida, personas, lugares, descanso… Pero si algo me gustó mucho fue un momento en el que tuve la sensación de compartir la felicidad de otras personas…

Por

eres luz Crecimiento personal

Eres luz

A veces vivimos la vida como si fuera un valle de lágrimas, como si sólo fuera esfuerzo, derrotas y algún que otro disgusto, un mes sí y otro también. Hoy me gustaría hacerte una pregunta ¿Y si ya fueras feliz?

Por

en que trabajar Crecimiento personal

¿A qué dedicar nuestra vida profesional?

Quizás seas una persona joven, que todavía tiene mucho por delante, o quizás tengas una edad mayor y todavía pienses que te queda mucho por hacer, o estés pensando en hacer cambios, la cuestión es que a lo mejor tu vida profesional te preocupa de algún modo y te gustaría saber a qué dedicar los próximos años de tu vida. Este artículo te interesa sí o sí…

Por

vivir sin miedo Crecimiento personal

Vivir sin miedo

A medida que pasan los años uno se da cuenta de lo que tiene sentido y lo que no, de lo que suma, y también de lo que resta. Hoy me gustaría hablarte de un compañero de viaje que a veces nos resta felicidad cuando entra en nuestras vidas: el miedo. ¿Es posible vivir sin miedo? Una pregunta cuya respuesta es obvia: no.

Por