Crecimiento personal

Crecimiento personal, Liderazgo

Crecimiento: El día que me enamoré de las subidas

No empecé a disfrutar de los viajes en bicicleta de montaña hasta que me enamoré de las subidas. Eso es lo que muchos llaman crecimiento. En mis primeros recorridos, acostumbraba a esperar a que llegara una llanura en la que pedalear libremente, o mejor todavía, una bajada, en la que el pedaleo cesara y pudiera sentir como el viento acariciaba mi rostro a medida que la altura descendía. Sin embargo, pasados los veinte minutos que suele durar la bajada de un desnivel considerable, llegaba de nuevo a mí la sensación de desazón porque se había terminado lo mejor de la ruta y volvía una subida de una o dos horas de duración. Me enamoré de este deporte el día en que aprendí a disfrutar de las subidas.  De hecho el ochenta por ciento de una ruta o viaje estás subiendo, por lo que más le vale al que lo practica que aprenda a cogerle el gusto. Ahora cuanto mayor es la subida, mejor. Es lo que me digo a mí mismo, ¡¡Fascinante!!!

Seguir leyendo

Por

Crecimiento personal

Cosas que no se pueden comprender

A veces sorprende la necesidad de comprender que tenemos todos los humanos. Sin embargo, comprender es un proceso mental, fruto de la función cognitiva de tu cerebro, es decir fruto de una parte de ti. Me encuentro con multitud de personas en el mundo empresarial con necesidad de comprender y entiendo que sea así porque la cultura empresarial que ha reinado hasta hoy se basaba en la lógica, la comprensión y la racionalización de todo lo ocurrido.

Seguir leyendo

Por