Gestión del tiempo

Controlar tus pensamientos

Por

60.000. Es el número de pensamientos que tenemos cada día. Generalmente son del pasado, o de miedos futuros que nunca ocurrirán. ¿Podrías controlar tus pensamientos?

Salud mental. Todo aquello que le ocurre a tu mente ¿habría forma de tener mayor salud mental? Seguro que sí. Si tan sólo tuviéramos menos pensamientos y estos fueran más centrados en el ahora, y menos inventados.

Es difícil hablar de control mental, ya que la mente parece ingobernable. No es que lo sea, es que es un territorio tan complejo que no podemos abordarlo desde nuestra lógica habitual.

Si te obsesionas en controlar tu mente, quizás acabes algo descontrolado/a.

Sin embargo, podríamos hacer un acercamiento a ese control mental con una simple observación. Si te quedas un minuto en silencio con los ojos cerrados ¿qué cantidad de calma hay en tu mente?

Puedes medir tu calma mental por el número de pensamientos que te abordan, el espacio entre uno y otro, también por la cantidad de diálogos que mantienes contigo mismo, o con todos esos personajes que habitan dentro de ti.

Pruébalo, invierte 60 segundos en no hacer nada, cerrando los ojos. Observa tu mente.

¿Qué tal ha ido?…

Seguramente hayas tenido unos 15-20 pensamientos. Observando la mente, siendo testigos de lo que ocurre, podemos darnos cuenta de la cantidad de «basura mental» que existe dentro de nosotros, de cosas que no sirven para nada, y de cosas que incluso te pueden hacer daño sólo con pensarlas.

Lo que me sorprende a veces, es que con la cantidad de negatividad que hay en estos pensamientos, el ser humano siga siendo, por lo general, tan buena persona. Sin duda habla de lo mágica y maravillosa que es nuestra especie.

De todos tus pensamientos en este minuto ¿Cuántos eran positivos?, pensamientos del tipo «Qué gran día voy a pasar hoy», «Qué feliz me siento»… o similares. Seguramente muy pocos.

La mejor forma de entrar en el reino del ahora es mediante la respiración, ella nos ayuda a tomar conciencia de que estamos aquí, nos ayuda a relajarnos y a sentir mayor plenitud.

Olvídate de controlar tus pensamientos, no lo conseguirás. Respira pausadamente, sé consciente de tus movimientos, de lo que haces, permanece observando tus pensamientos como mejor forma de poder gestionarlos. Entonces entrarás en el reino del ahora.

Que tengas un feliz día.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER
y recibe nuevas herramientas y recursos