Gestión del tiempo

¿Has vuelto de vacaciones? 10 consejos útiles

Por

se acabaron las vacaciones

Verano: esa época en las que a casi todos nos gusta tener unas semanas de vacaciones. Es posible que tú ya hayas vivido las tuyas, o que quizás estés a punto de vivirlas (en este caso, marca como “no leído” este artículo y leeló a tu vuelta). Me gustaría darte algunos consejos para la vuelta de vacaciones, con el fin de que se te haga más llevadera.

Por aquí todavía sigo de vacaciones. Quedan un par de semanas hasta que el 3 de Septiembre vuelva a ponerme en modo onfire durante las cerca de 14 semanas de trabajo que separan el verano de la Navidad. Pero todos los años experimento lo mismo cuando vuelvo al trabajo, así que con el tiempo he creado un pequeño decálogo de cosas que hacer cuando vuelves, para que no te agobies.

Decáloco para volver con éxito de las vacaciones

1. Volver es normal, así que no te pelees con la idea de volver a trabajar.

Muchas personas se lamentan de que se han agotado las vacaciones, y viven durante las dos primeras semanas con bastante agonía el hecho de haber vuelto al trabajo. Sin embargo, las vacaciones, son algo así como las bajadas en una ruta en bici de montaña: Una décima parte del tiempo estás bajando, el resto del tiempo estás en una subida.

Considera que tu estado normal es trabajando, dándolo todo, aprende a disfrutar de ese estado o estarás amargado/a 11 de cada 12 meses de tu vida.

2. No pienses en lo que te queda de vacaciones.

Algunas personas se empiezan a agobiar cuando les quedan 4 o 5 días para finalizar sus vacaciones, por no hablar de lo mal que lo pasan cuando quedan uno o dos días para empezar a trabajar… Siendo objetivos, estás tan de vacaciones el día 1 como el día 14 de tus vacaciones, así que ¿para qué agobiarse? si han pasado ya 13 días de tus vacaciones de 14, es porque has disfrutado de 13 días de vacaciones. De nada sirve lamentarse.

volver a trabajar

3. Nada más llegar: Organiza

El problema de muchas personas es que el día en que llegan a trabajar quieren ejecutar y ser efectivos con la resolución de muchas cosas. Hecho objetivo: imposible. Cuando vuelves de vacaciones sueles tener tantos frentes abiertos que lo mejor que puedes hacer es organizarlo todo, hacer varias listas de tareas en las que categorices todo lo que hay por hacer.

Separar el grano de la paja, deshacerse de lo innecesario, hacer limpieza, ordenar… son cosas que conviene hacer ese primer día.

4. Clasifica por orden de importancia

Para poder ser efectivos lo ideal es que, de todo lo que hay por hacer, sepamos qué es lo más importante y qué lo es menos. Hacer varias listas en las que, por orden de importancia, aparezcan aquellos temas a los que prestar más atención es fundamental para empezar con éxito.

5. Empieza poco a poco.

No recomiendo que tu primera semana sea “a todo trapo”, sino más bien empezar poco a poco. Trabajar demasiadas horas esa primera semana o salir demasiado tarde del trabajo no es recomendable.

Por ponerte un ejemplo, habitualmente me despierto a las 6:00 cada día, pero en vacaciones lo estoy haciendo sobre las 7:30. Si la primera semana de trabajo me despertara todos los días a las 6:00, me sentiría cansado. Así que me permitiré pequeñas licencias durante esos días. La cuestión es a la segunda y tercera semana estar al 100%, no la primera.

6. Es cuestión de la primera semana.

Conviene relativizar esto del síndrome postvacacional, ya que por lo que veo en otras personas y también en mi mismo, ¡sólo dura una semana! ¿Para qué agobiarse con volver de vacaciones si lo único que supone es estar una semana adaptándote al cambio.

Piensa en lo diferente que es tu estado cuando estás y cuando no estás de vacaciones. Yo soy casi dos personas distintas. En época de trabajo suelo estar 100% orientado a objetivos, tareas, ser rápido resolviendo cuestiones… en época de vacaciones ¡todo lo contrario! No le puedo pedir a mi cuerpo que pase de un estado a otro instantáneamente. Lo que sí puedo hacer es racionalizarlo, pensar “es sólo una semana lo que tardaré en adaptarme a este cambio”.

consejos para volver de vacacionea

7. No pienses “¡Con lo bien que estaba yo de vacaciones!”

Lo peor que hay en esta vida es lamentarse, vivir de recuerdos pasados, quejarse… Algunas veces nos pasa que miramos hacia atrás, hacia el día en que salíamos hacia nuestro destino vacacional y pensamos “!Ah¡, con lo bien que me sentía yo cuando me quedaban 3 semanas de vacaciones!”, “Si tan sólo tuviera una semana más”

El sentimiento siempre es el mismo, tengas 2, 3 o 4 semanas de vacaciones. Te lo dice uno que cada verano tiene 7 semanas o 51 días ininterrumpidos de vacaciones. Cada hora me apetece mirar hacia el 14 de Julio, cuando empezaba mi primer viaje dentro de las vacaciones, y recorrer mentalmente todos los lugares por los que he estado solo y en familia. Pero de nada sirve, hay que mirar hacia delante.

8. Empieza a planificar tu siguiente viaje.

La clave para salir de este estado negativo de queja es empezar a planificar tu siguiente viaje. Por ejemplo ¿Porqué no una escapada de fin de semana en Septiembre?, ¿Qué tal planificar ya el puente de Octubre? Lo que más motiva después de las vacaciones, además de tener un trabajo que te gusta, es ¡Tener a la vista otras vacaciones!

9. Convierte cualquier pensamiento negativo en un sueño a largo plazo

Si te lamentas mucho y los pensamientos negativos te asaltan a cada instante, a lo mejor es que no estás en el lugar correcto, o que tu trabajo no te apasiona lo más mínimo. Entonces es momento de soñar no de quejarse “Detrás de toda queja hay un sueño no cumplido”. Quizás el sueño sea tener más vacaciones, o trabajar en algo que te apasione, o viajar a mejores lugares… Cada persona tiene los suyos.

La cuestión es que si hay un lamento en tu vida, tienes que empezar a soñar ¿Cómo te gustaría que fueran las cosas?, ¿Qué tipo de vida te gustaría tener?

Hace 12 años no imaginaba que podría tener 12 semanas de vacaciones cada año, autonomía para trabajar en lo que quisiera, una pequeña empresa y altos ingresos. Fue cuestión de convertir la insatisfacción en un sueño y hacerlo realidad con pequeños pasos.

10. Vive el presente

La felicidad no está en las vacaciones, ni en el viaje que has hecho… la felicidad está en el presente, en los pequeños detalles. Si vives esperando las próximas vacaciones, es un síntoma de que vives más en el futuro que en el ahora, y no serás feliz: nunca.

Sentir y saborear presente, disfrutar de la canción que escuchas, de subirte en tu coche, de viajar en un tren a la vuelta del trabajo mientras lees un libro que te encanta, sentir el agua de la ducha mientras roza tu cuerpo, escuchar la risa de tus hija/o, poder irte a la cama diciendo “lo hice lo mejor que pude”. Así que no nos equivoquemos, lo de las vacaciones está muy bien, pero !Como trabajar no hay nada! Jajaja.

Que disfrutes de tu vuelta al trabajo

 

¿Has vuelto de vacaciones? 10 consejos útiles
4 ([por]) 6 votos

Suscríbete a nuestra newsletter y únete a nuestro grupo privado donde descubrirás todas las novedades

3 Comentarios

  1. Muchas gracias César,lo tendré en cuenta para mañana, es mi vuelta al trabajo.Agradecida y feliz de lo vivido y Agradecida y feliz de volver. Continúa disfrutando de las tuyas. Un abrazo.

    Responder
  2. Hoy he empezado..en vacaciones..no he leido ni e-mails….
    “Detrás de toda queja hay un sueño no cumplido”……esa frase es una buena palanca que me ayuradará a definir objetivos…algo que me cuestaaaaaaa…
    Gracias Cesar por compartir tanto con nosotros..

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

*