Gestión del tiempo

Cómo saber si tienes orientación a resultados

Por

orientacion a resultados

La orientación a resultados es un tema clave para aquellas personas que no se conforman con hacer cualquier tipo de trabajo, sino que se quieren centrar en lo importante, sacar del día el máximo jugo y sobretodo no perderse en las aguas de la improductividad. Hay algunas características que veo en personas con las que trabajo y que podría decir que les hace ser personas orientadas a resultados. Te diré qué es lo que hacen ellos por si a ti te puede servir para mejorar…

Espero que lleves muy bien la semana, ya estamos a jueves y se acumula esa sensación de estar dándolo todo, y sin embargo, todavía estar en el kilómetro 30 de la Maratón. Son las 6:15 y como habitualmente me pongo a escribir… Es una rutina, es necesaria teniendo en cuenta la cantidad de cosas que hay por hacer antes de trabajar con mi primer cliente hoy, a las 9:30 en Elche, lo que me lleva una hora y media de viaje. Espero y deseo que te encuentres bien, que estés alineado/a con la vida, que sonrías y que lo que estás haciendo con tu existencia merezca la pena.

Algunos de mis clientes tienen costumbres que me encantan, y te quería comentar algunas de ellas. Todas ellas están orientadas a lo mismo, conseguir resultados.

Buenas prácticas para la orientación a resultados

¿Cuál es el objetivo de esta reunión?” Uno de mis clientes, a quien admiro, cada vez que nos sentamos a su mesa me dice: “César, ¿cuál es el objetivo de esta reunión?”. Esto es algo que ya sabíamos los dos de antemano, pero me lo recuerda para que no nos vayamos por las ramas, para que seamos rápidos y utilicemos ese tiempo al máximo.

“Factura ya”. Cuando tienes una empresa o te preocupas lo suficiente por ella, sabes que la facturación es un tema importante, muy importante. Si no facturas a tiempo, no ingresas a tiempo, y si no tienes ingresos cuando los necesitas, acabarás sin el oxígeno que cualquier empresa necesita para funcionar: tesorería. Uno de mis clientes es muy hábil con esto y cuando pregunta a sus colaboradores sobre el curso de los proyectos no deja que le pongan demasiadas excusas, hay que facturar, y hay que hacerlo cuanto antes. Acabar los proyectos para facturarlos es un tema clave en cualquier empresa, una función que muchas veces se descuida y pasan los días sin que se emitan esas facturas tan necesarias.

Un día sin facturar a tiempo es un día más cerca de la ruína. Considera la entrada de oxígeno a tu empresa un tema prioritario.

orientarse a objetivos

“Tendríamos que quedar el mes que viene”. Cuando alguien se orienta a resultados, lo que aparece como urgente no siempre lo es. Las personas tienen otras urgencias, más allá de las necesidades que tú les puedas plantear, yo soy consciente de esto. Uno de mis clientes no suele darme cita para la semana que viene o la siguiente. Suele decir “Me parece perfecto, tendríamos que quedar el mes que viene”, y entonces me pasa con su asistente personal para que me de una cita. Es posible que esta persona tenga huecos en su agenda la semana que viene, pero como sabe que lo que yo planteo no es urgente ni está en la lista de prioridades del mes, me pone para el mes que viene.

“¿Cuál es tu lista de tareas para hoy?”. Últimamente me estoy encontrando con demasiados profesionales a nivel directivo, capacitados y con talento que no están utilizando una simple lista de tareas para el día. Se dejan llevar por lo que pone en su agenda, van picando de aquí para allá sin caer en la cuenta de que el trabajo importante se planifica, se organiza y se prioriza. Una de las formas más rústicas de gestión del tiempo es empezar el día con una sencilla lista de tareas para el día, en la que no hay ni viajes, ni reuniones, estas estarán apuntadas en la agenda.

“¿Qué haremos el año que viene?” En las mejores empresas, se planifica con mucho tiempo. En este momento estamos cerrando con muchas de ellas programas y planes de desarrollo para todo el año que viene. No se puede ir por ahí siempre con urgencias, no genera bienestar en los tuyos ni en los demás. Lo que funciona es la planificación con tiempo por delante. Sentarse ahora mismo y empezar a hablar del presupuesto del año que viene, del plan de los próximos 3 años, etcétera. Si no quieres ser un mero gestor de prioridades, necesitas pensar con más tiempo, anticiparte más…

La principal queja de muchas personas reside en que no se pueden parar a pensar.

Dedica tiempo a planificar y podrás sentir la alegría que da estar en el camino correcto, con la seguridad de que no te estás dejando llevar por la deriva de las olas, sino que tu barco está orientado hacia el rumbo que deseas, disfrutarás como un niño.

aumentar nuestros resultados

“Ahora no puedo” y “no me interesa”. Si para ti la productividad es importante, dirás estas frases varias veces al día: “Ahora no puedo hablar de esto”, “Ahora no puedo atenderte”, “No me interesa, gracias”, “No me interesa esa reunión, no iré”….

¿Estás en equilibrio? Si estás orientado a resultados buscas el equilibrio, sabes que es necesario descansar tanto como trabajar, no te permites dormir menos de 7 horas. Tratarás de estar en forma física y sentirte saludable. Velarás porque tu mundo siga en pie, porque tu mujer/marido/pareja, siga enamorada de ti, y tantas otras cosas que son necesarias para tener nuestras cuatro dimensiones en perfecto equilibrio. De esta forma podrás dar lo mejor de ti a los demás y mejorará tu orientación a resultados.

Que tengas un gran día.

Cómo saber si tienes orientación a resultados
Vota este post

Suscríbete a mi newsletter y recibe nuevas herramientas y recursos.