Sin categoría

Cómo elegir el tipo de vida que deseas

Por

elegir tu vida

Si algo me parece fascinante es encontrarme con personas que diseñan su camino, que dejaron atrás miedos y prejuicios y que esbozan cada día su futuro, esforzándose para conseguir sus metas. Quizás no lo sabías, pero hoy, ahora, tú puedes elegir el tipo de vida que deseas…

Si estás leyendo este post es porque, de alguna forma, dentro de ti existe la inquietud de mejorar o cambiar tu vida, de lo contrario no estarías leyendo esta página. Si lo estás haciendo, es porque dentro de ti ya no habita la insconsciencia (“no sé lo que deseo”), sino que sí aspiras a un cambio (“deseo mejorar mi vida”). Por lo tanto eres consciente de lo que deseas, o al menos de que deseas algo.

No todo el mundo sabe lo que desea, hay personas que viven dormidas, insconscientes y perdidas en el ajetreo diario. Llevadas para aquí y para allá por las modas, las necesidades del momento o los medios de comunicación. Muchas personas pierden la perspectiva.

Nuestro peor enemigo somos nosotros mismos y si no nos damos cuenta, lo que nos queda es dejarnos llevar por las circunstancias, por nuestro estado de ánimo, quejarnos, y ser esclavos de nuestras creencias.

LA VIDA QUE DESEAS

La vida se puede elegir. Hace un par de años paseando con un buen amigo, me dio feedback sobre mi persona, me dijo “César, el otro día hablábamos un familiar y yo, y concluimos que eras la persona que conocíamos que más hace lo que quiere con su vida”. Tampoco es que yo crea que esa afiramción es 100% así, pero este reconocimiento me gustó escucharlo ¿de qué otra forma podría ser? Si estuviera viviendo una vida que no quiero ¿cómo me sentiría?

Desde hace unos 12 años (2006) empecé a tomar el timón del barco, a diseñar mi vida tal y como la deseaba, desde entonces no he parado de hacerlo.

No es que yo sea especial, lo soy tanto como tú. Lo único que se es que no se me dará una segunda oportunidad para estar aquí.

Esto no quiere decir que mi vida sea ideal y un camino de rosas. No tiene nada que ver con eso. Se que la dificultad y los momentos amargos también forman parte de nuestra existencia. Las subidas en bici también son parte de la ruta, por eso decidí enamorarme de ellas.

elegir el tipo de vida que deseas

Tenemos la suerte de vivir en paises con una gran calidad de vida, con casi todas las cosas que necesitamos para vivir  de maravilla y con muchas opciones que podemos elegir.

Hay unas cuántas cosas a las que tienes que decir que no para llevar a cabo la vida que deseas, tienes que deshacerte de:

Creencias limitantes. Todo aquel pensamiento que te pueda limitar o suposición negativa no te ayudará a vivir la vida que deseas.

Relaciones tóxicas. Si una relación es tóxica y pese a haberlo intentado no lo has conseguido, tienes que dejarlo. Es tu responsabilidad, se espera de ti madurez para intentarlo y para dejarlo. Esta puede ser una relación de pareja, de amistad o familiar. También laboral, si no te gusta lo que haces empieza a diseñar una nueva vida. Quizás no consigas cambiar mañana, pero tarde o temprano lo conseguirás.

Tu antiguo yo. Hay una parte de ti anclada a la zona de confort, al “no podré”, al “no merezco”, al “no debería”. Tira a la basura a ese yo pesimista que te impide ser feliz.

El miedo. El miedo no te va a ayudar en absoluto a conseguir nada importante. Sin embargo sí tiene el poder de paralizarte y empujarte demasiado lejos de la vida que deseas.

Lo cierto es que si no te sientes satisfecho con tu vida y además sientes que no puedes elegir, entonces lo que te queda es la resignación. Con la resignación vienen nuestros principales problemas, el hastío, la pereza y cualquier tipo de comportamiento poco saludable.

Es el hecho de tener un horizonte inspirador lo que nos hace caminar ¿llegaremos a ese horizonte? quizás nunca, pero los que lo tenemos, caminamos hacia él y eso ya es muy motivador.

dibujar la vida

Veo muchas personas que se han resignado, se han rendido por dentro. No es que hayan “aceptado” la situación, es algo así como “me encantaría cambiar, que las cosas fueran de otra manera, pero no puedo”. Eso se llama resignación.

  • Si no te gusta lo que haces y puedes cambiarlo, cámbialo. Serás más feliz.
  • Si no te gusta lo que haces y no puedes cambiarlo, acéptalo. Serás más feliz.
  • Si te gusta lo que haces y puedes mejorarlo, mejóralo. Serás más feliz.
  • Generalmente siempre puedes hacer algo para que tu vida sea mejor, aunque sea vivirla con una actitud diferente.

En la mejora y en el crecimiento, ya sea personal, profesional, y también en el material, siempre hay un descubrimiento que hacer, una meta que conseguir, siempre hay magia y aprendizajes.

Hay muchas personas que, como se resignaron, se dedican a criticar a los que lo hicieron posible. Si eres un infeliz y ves personas felices piensas “esos viven en los mundos de Yuppie”. En el plano material es muy habitual que muchas personas se quejen de lo que han conseguido otras, pero en realidad sienten envidia.

Resignarse es perder la ilusión por esta vida, es vivir de espaldas a la vida, mirando por el rabillo del ojo a aquellos a los que les va bien.

Aceptar es vivir de frente a la vida, eligiendo la vida que deseas, bien sea una vida de éxito personal, profesional o material. Las personas que eligen su vida no tienen porqué haber conseguido lo que desean, pero están en el camino y eso ya les hace unos triunfadores/as.

Cómo elegir el tipo de vida que deseas
4.3 ([por]) 11 votos

Suscríbete a nuestra newsletter y únete a nuestro grupo privado donde descubrirás todas las novedades

3 Comentarios

  1. Hola Cesar, cada vez que leo una de tus publicaciones también he concluido lo que te dijo tu buen amigo, no todos podemos hacer lo mismo pero tratamos de ser felices con lo que tenemos, infortunadamente cuando cumples un horario de trabajo no te queda mucho tiempo para disfrutar de las cosas de la vida como quisieras y toca exprimir el poco tiempo de descanso que te dan.

    Responder

Deja tu comentario




He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad

*